Noticias JurídicasOrigen http://noticias.juridicas.com

Actualidad
27/04/2017 12:02:19 | PATRICIA ESTEBAN | II CONGRESO ABOGACÍA MADRILEÑA

"Periodismo y abogacía": Los abogados deberían informar más y mejor para evitar juicios mediáticos

La difusión de un bulo puede destrozar la vida de una persona y de su entorno más íntimo. Esto fue lo que le sucedió a un comisario de Vallecas al que apuntaron algunas de las teorías conspiranóicas del 11M. La presión soportada durante esos días tuvo una víctima: su mujer acabó suicidándose.

En torno al difícil equilibrio entre el derecho a la información y los derechos de la persona tuvo lugar un interesante debate en la mesa redonda "Periodismo y abogacía. Los juicios paralelos", durante la segunda jornada del II Congreso de la Abogacía Madrileña.

Moderados por Javier Fernando Íscar de Hoyos, abogado y diputado de la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Madrid, los ponentes, conocidos periodistas de los medios y abogados especializados, fueron tomando la palabra por turnos para ahondar en cuestiones como ¿Qué es realmente un juicio paralelo? ¿Una condena en un medio es para siempre? ¿Hay soluciones a la "pena del telediario"? ¿Qué parte de responsabilidad tienen los medios de comunicación? ¿Deben los abogados incorporar una estrategia de comunicación en la defensa de sus clientes? ¿Qué hay de las corrientes de opinión? ¿Y de la línea editorial?

¿Qué es un juicio paralelo?

Ángeles Vázquez Estrada, periodista de El Periódico, quiso aclarar que no todas las informaciones sobre procesos judiciales son juicios paralelos. En su opinión, la definición de "juicio paralelo" se corresponde con titulares inveraces que se dirigen a condenar a una persona sin base.

Sobre esta cuestión, qué deba entenderse por "juicio paralelo", la mayoría de los ponentes estuvieron de acuerdo al constreñirlo a determinadas informaciones no contrastadas, obtenidas sin ningún rigor e inveraces, entre las que incluían los debates de los programas "rosa". Miguel Ángel de la Cruz Leiva, periodista de Antena 3 TV, citó al magistrado Eduardo de Porres Ortiz de Urbina para identificar como juicio paralelo "aquel en el que el medio de comunicación ejerce de juez, fiscal, abogado.. utilizando sesgadamente la información". Pero también se preguntó a quién interesa esta información sesgada ¿al medio de comunicación? ¿a la empresa? ¿a los abogados que venden su punto de vista?

Para Miguel Ángel, la mayoría de los periodistas "de tribunales" o "de calle" ejercen su profesión con rigor, indagan en autos, sentencias, en definitiva, en documentos, para elaborar la información que posteriormente publican.

Por su parte José Antonio Hernández Hernández señaló que no hay que proscribir los juicios paralelos, sino saber discriminar entre la información veraz y la que no lo es.

¿Demanda la sociedad condenas "preventivas"?

Para Javier Álvarez, periodista la Cadena SER, la sociedad si demanda muchas veces una condena preventiva de los medios de comunicación, y una condena en un medio muchas veces es para siempre.

Es cierto que al perjudicado les asiste el derecho de rectificación, pero, en su opinión, no es muy utilizado, y, reconoció, que, cuando se solicita, muchas veces no tienen ningún efecto si el titular ya ha creado un estado de opinión. Es muy difícil dar la vuelta a estas situaciones, por lo que en el turno de preguntas, alguno de los asistentes demandaron una legislación que pusiera límites o evitan las consecuencias de, por ejemplo, la llamada "pena de telediario", sugiriéndose incluso la posible nulidad de la sentencia condenatoria en un proceso contaminado.

Respecto de la "pena de telediario" Miguel Ángel de la Cruz Leiva, fue claro al indicar que las televisiones viven de la imagen. Buscan la imagen, y para ello las cámaras estarán preparadas en cualquier lugar en el que se vaya a producir la noticia. En su opinión, los periodistas no son los responsables de preservar la imagen o la dignidad del detenido, sino que son las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad quienes deben evitar imágenes que dañen al investigado, citando una reciente Instrucción del Ministerio del Interior. Los ponentes recordaron que en nuestro país se debe cumplir con la normativa europea de detenciones y el refuerzo que la nueva directiva (Directiva 2016/343 de 9 de marzo que España deberá transponer antes del 1 de abril de 2018) otorga a los derechos del detenido.

Filtraciones y secreto de sumario ¿Hay soluciones?

En opinión del abogado Andrés Herzog Sánchez, los juicios paralelos no tienen tanto que ver con el rigor de la información publicada sino más bien con una situación conflictual que puede provocar daños irreparables en la persona. En estos casos, señaló, existe siempre un conflicto de intereses, de derechos que no son absolutos. Por un lado el derecho a la información, fundamental en un Estado de Derecho, y por otro el de la presunción de inocencia del investigado, además de otros derechos de la persona como el honor, la dignidad, la intimidad etc. Y este conflicto, indicó, es muy difícil de solucionar dadas las características antagónicas de la justicia y el periodismo. La justicia es lenta, garantista y utiliza un lenguaje técnico mientras que el periodista necesita ser ágil y utilizar un lenguaje más comprensible y coloquial.

"Marquemos todos los derechos en juego" se dijo, y en cada ocasión deberá realizarse una ponderación de los mismos para dar prioridad a unos intereses frente a otros.

Los ponentes periodistas abogaron por el "autocontrol", trabajar con rigor y aplicar el código deontológico, pero advirtieron que el secreto de sumario no afecta a los profesionales del periodismo, sino a los profesionales del derecho. "Se castiga a la fuente" indicó el abogado Gerardo Viada Fernández-Velilla, que se manifestó partidario de la información judicial exhaustiva. Aclaró que hoy en día es imposible mantener dicho secreto de sumario, pues los procesos más mediáticos suelen durar años y años. El deber del periodista, en su opinión, es informar al ciudadano y "dar" el auto de prisión, o la detención. Para el abogado la información arroja luz, el límite siempre es la ley, aseguró.

Otra cosa, como se preguntaba el periodista José Antonio Hernández Hernández, es que dicha información tenga que descender a temas muy personales o íntimos, como ha sucedido en algunos juicios como los correos del Duque de Palma o los gastos realizados con las "tarjetas black".

Los abogados deben comunicar más y mejor

Todos los ponentes estuvieron de acuerdo en exponer la necesidad que tienen los periodistas de las fuentes para elaborar las noticias judiciales y animaron a los abogados a ser mucho más proactivos en cuanto a la comunicación de información de los casos que defienden

Así, para Ángeles Vázquez Estrada, dado que cualquier información publicada tiende a perjudicar al investigado, los abogados deben utilizar a los medios para difundir la información de su caso de manera estratégica. Andrés Herzog incluso señaló que una buena comunicación del abogado puede evitar un juicio mediático.

Por esto, Javier Álvarez alentó a los despachos a que fortalecieran sus equipos de comunicación que orientaran a sus abogados sobre cómo tratar los "casos mediáticos". "Los abogados deben estar dispuestos a comunicar", deben ser más transparentes enfatizó.

Miguel Ángel de la Cruz Leiva incluso se preguntó por qué los abogados no hacen campañas de comunicación en favor de los intereses de sus clientes. Es necesario, en su opinión, que lleven a cabo un estudio de los medios y planifiquen adecuadamente una estrategia que les ayude a generar un estado de opinión o a contrarrestar una determinada noticia. Esto, según indicó, lo saben hacer muy bien los políticos inmersos en determinados procesos judiciales.

Corrientes de opinión y línea editorial

El periodista Javier Álvarez planteó la cuestión de las corrientes de opinión y como pueden afectar en el proceso judicial. Al margen del rigor con el que se obtenga y publique la información, las corrientes o estados de opinión influyen en los medios y al revés.

A esto se añade la cuestión de la "línea editorial" y cómo influye en la información que finalmente se publica o se queda en el cajón. ¿Condiciona lo que es noticia y lo que no lo es?. Para Javier Álvarez la línea editorial influye "en todo". Es claro que hay noticias que nunca verán la luz sin no se ajustan a estas directrices que posicionan las noticias en la escaleta del telediario.

Por último también se trató un asunto peliagudo, el del sesgo informativo basado en los intereses económicos de los grupos de comunicación. La crisis en la profesión ha agravado esta situación, por lo que existe gran dificultad en difundir información que afecte negativamente a las empresas que financian a los medios de comunicación-


Te recomendamos

Actividad en Facebook