Noticias JurídicasOrigen http://noticias.juridicas.com

Actualidad
22/01/2019 08:58:56 | Carlos B Fernández | ABOGACÍA

Iniciativa de la American Bar Association para promover el cuidado de la salud mental de los abogados norteamericanos

La preocupación por el bienestar personal de los profesionales de la abogacía es una tendencia al alza, que está superando el concepto de tendencia de moda para convertirse en un movimiento destinado a permanecer en el tiempo y enraizar en la profesión.

Prueba de ello son los buenos resultados de la campaña puesta en marcha en septiembre pasado por el grupo de trabajo para impulsar el bienestar personal en la profesión legal (Working Group to Advance Well-Being in the Legal Profession) de la American Bar Association (ABA), organización que agrupa a unos 400.000 abogados de ese país.

La campaña "A campaign of Innovation to Improve the Substance Use and Mental Health Landscape of the Legal Profession” tiene como objetivos aumentar la concienciación, reducir el malestar personal de los abogados y su consumo de sustancias problemáticas, mejorando el bienestar de los profesionales. En un compromiso basado en siete puntos, en los que las firmas deben centrarse para alcanzar esos objetivos.

Estos objetivos son:

1. Proporcionar una formación sólida a sus abogados y al resto del personal sobre el bienestar, la salud mental y los trastornos por abuso de sustancias adictivas.

2. Reducir la presencia de bebidas alcohólicas en los eventos de la firma, mediante la búsqueda de alternativas creativas y asegurando que siempre haya alternativas no alcohólicas disponibles.

3. Asociarse con proveedores externos comprometidos en la reducción de los trastornos por abuso de sustancias adictivas y de los desórdenes de salud mental en la profesión, en particular aseguradoras en el ámbito de la salud, programas de ayuda legal y otros expertos.

4. Proporcionar a todos los empleados acceso confidencial a expertos y a recursos en adicciones y en salud mental, incluyendo herramientas de autoevaluación internas gratuitas.

5. Desarrollar políticas y protocolos proactivos para apoyar la evaluación y el tratamiento del abuso de sustancias adictivas y de los problemas de salud mental, incluyendo una política definida de regreso al trabajo después del tratamiento.

6. Acreditar que los valores fundamentales de la firma incluyen la importancia del cuidado de sí mismo y la obtención de ayuda cuando sea necesario mediante programas de apoyo regular y activo para mejorar el bienestar físico, mental y emocional.

7. Utilizar este compromiso, y el compromiso de la firma con estos principios, para atraer y retener a los mejores abogados y personal.

Muchas de las firmas que hasta ahora han suscrito este compromiso son globales, pero otras son pequeños despachos. La mayoría tiene presencia en Nueva York y entre las firmantes destacan Akin Gump Strauss Hauer & Feld LLP; Corette Black Carlson & Mickelson P.C.; Duane Morris LLP; Honigman Miller Schwartz and Cohn LLP; Latham & Watkins LLP; Morgan, Lewis & Bockius LLP; Nixon Peabody LLP; Perkins Coie LLP; Reed Smith, LLP; Schiff Hardin LLP; Seyfarth Shaw LLP; Snell & Wilmer LLP; and Wiley Rein LLP

El Well-being en la abogacía

Este movimiento se inició en 2016, cuando la ABA impulsó dos amplios estudios para conocer el estado de salud mental y emocional de los abogados norteamericanos. Ambos estudios pusieron de manifiesto que demasiados abogados de ese país experimentan estrés crónico y altas tasas de depresión, además de otros padecimientos como adicción al trabajo, insomnio, insatisfacción y un significativo aumento de impulsos suicidas, que en la práctica conducen a un elevado consumo de alcohol y de sustancias psicotrópicas.

Como consecuencia, la propia ABA presentó un documento titulado precisamente Creating a movement to improve Well-Being in the Legal Profession, que incluye un análisis del problema y un amplio conjunto de recomendaciones para afrontarlo.

Una de las actuaciones emprendidas al respecto por la propia ABA fue la creación, en septiembre de 2017, de un grupo de trabajo para impulsar el bienestar personal en la profesión legal, cuyo objetivo es estudiar el estado de salud mental de la abogacía norteamericana y el consumo de sustancias adictivas en el mismo, así como formular recomendaciones para que los despachos de abogados procuren la creación de entornos de trabajo saludables para los abogados.

El septiembre de 2018 la ABA, por medio de este working group lanzó una innovadora campaña, basada en los siete puntos que hemos mencionado, para promover la salud mental de los abogados y la prevención del consumo de sustancias entre el colectivo, aumentando la concienciación sobre este problema, reduciendo el malestar personal de los abogados y su consumo de sustancias problemáticas, y mejorando el bienestar de los profesionales.

El concepto de bienestar profesional de la abogacía

Según la ABA, el bienestar de los abogados se define como un proceso contínuo mediante el cual los abogados buscan prosperar en cada una de las siguientes áreas: salud emocional; consecución de objetivos; realización de esfuerzos creativos o intelectuales; sentido de espiritualidad o de objetivos en la vida; disfrute de salud física y establecimiento de conexiones sociales con otros.

Esta definición no se limita a la ausencia de enfermedad, ni implica que el abogado deba sentirse feliz todo el tiempo: el disfrute de una salud completa no se define únicamente por la ausencia de enfermedad, se refiere a un estado positivo de bienestar, en función de un contexto. El concepto de bienestar es multidimensional e incluye, por ejemplo, la participación en actividades interesantes, tener relaciones cercanas y un sentido de pertenencia, desarrollar la confianza a través del dominio, alcanzar metas que nos importan, identificaar un significado y propósito en el trabajo, disfrutar de un sentido de autonomía y control, autoaceptación y crecimiento personal. Este enfoque multidimensional subraya que un estado positivo de bienestar no es sinónimo de sentirse feliz o experimentar emociones positivas. Es mucho más amplio.

Según la ABA este bienestar del abogado es parte de su deber ético de competencia profesional, pues afecta a su capacidad para tomar decisiones saludables y positivas en los aspectos personales y profesionales, en particular para ayudarles a tomar decisiones responsables para sus clientes. Por tanto incluye mantener su propio bienestar a largo plazo.


Te recomendamos

Actividad en Facebook