Noticias JurídicasOrigen http://noticias.juridicas.com

Actualidad
14/10/2019 09:49:27 | ENCUENTRO

VI Legal Management Forum: reinventando la profesión legal

Bajo el lema Rethinking the legal profession, tuvo lugar la VI edición del Legal Management Forum. Dos apasionantes jornadas donde se abordaron temas como el futuro de la profesión, las nuevas perspectivas de negocio, o el recambio generacional en los despachos, además de acercarnos a asuntos tan candentes como la ciberseguridad y la tecnología aplicada a los bufetes.
Wolters Kluwer.— Un año más, los profesionales del sector legal se han dado cita para asistir al evento jurídico más importante del año. Organizado por Wolters Kluwer e Inkietos y bajo la Presidencia De Honor de S.M. el Rey Felipe VI, el Legal Management Forum viene avalado por los premios recibidos como Mejor Evento jurídico durante tres años consecutivos —2016, 2017 y 2018— y el Premio ACIJUR 2018. La reflexión y el análisis sobre retos y oportunidades del negocio legal son el leitmotiv que impulsa el encuentro, seguido por miles de profesionales y más de 25 universidades de España, Portugal y Latinoamérica.

9 de Octubre: tres itinearios paralelos

El IE Law School albergó en la tarde del 9 de octubre, el desarrollo de tres itinerarios simultáneos con el objeto de analizar y debatir sobre la gestión de proyectos legales, ciberseguridad e inteligencia emocional en el ámbito de los despachos.

Gestión de proyectos legales y fijación de precios

La finalidad de los despachos de abogados es prestar un servicio de calidad y obtener un beneficio por ello. Ambas finalidades se encuentran íntimamente relacionadas, pero requieren diferentes estrategias para alcanzarlas.

A analizar estos aspectos de la actividad de los despachos, se dedicó una sesión paralela de la primera jornada, en la que participaron Anna Marra (directora de programas de LPM en IE Law School), Joan Oliveras (director de LPM en Cuatrecasas) e Ignacio Gómez Garzón (socio de Simon & Kücher), moderados por Lidia Zommer (socia directora de la consultora Mirada 360).

Organizando el trabajo jurídico

El Legal Project Management, explicó Anna Marra, se orienta a definir un camino para alcanzar un resultado. Siendo único el objetivo, puede haber varios caminos posibles para alcanzarlo, y la metodología de gestión de proyectos legales pretende encontrar el más adecuado en función de las circunstancias concurrentes.

Su principal ventaja es que aumenta el control sobre el proceso de trabajo y sus diferentes fases, reduciendo la incertidumbre y las preocupaciones que lleva asociadas.

Tal como expuso Joan Oliveras, el LPM intenta aproximar el diseño de un proyecto de trabajo a la práctica cotidiana de los abogados. Para ello hay que entender sus flujos de trabajo e identificar sus puntos problemáticos.

¿Cómo fijar el precio de nuestros servicios?

Las estrategias de fijación de precio, tiene un papel fundamental para asegurar la rentabilidad de las firmas, explicó Ignacio Gómez Garzón.

Su objetivo consiste en traducir la ventaja competitiva que aporta el despacho, en un valor percibido por el cliente que a su vez se traduzca en un precio.

Este precio hay que saber plantearlo ante el cliente, huyendo de las políticas indiscriminadas de descuentos. Para ello es recomendable paquetizar la oferta, en función de diferentes conjuntos de servicios.

Ciberseguridad y tecnología realista para despachos

La reflexión sobre la tecnología y su aplicación de forma realista a los despachos, además de la ciberseguridad ocuparon otra de las sesiones del martes 9 de octubre. Se trata de dos cuestiones fuertemente entrelazadas y estratégicas para las firmas. El itinerario, moderado por Cristina Sancho, directora de Comunicación Corporativa, Branding y RSC de Wolters Kluwer España y Portugal, consiguió ofrecer a los asistentes un panorama global, así como proporcionar consejos útiles para aplicar en sus organizaciones.


El uso en los despachos de nuevas aplicaciones y soluciones tecnológicas centró la primera mitad de la sesión, que contó con la intervención de Cristina Retana, directora de Innovación y Contenidos de Wolters Kluwer España y Portugal, y José Medina, VP y CTO de Wolters Kluwer España. En la actualidad, la implementación de estas herramientas está aún en una fase incipiente. Según un estudio reciente, apuntó Retana, solo un 34% de los abogados ve a sus firmas preparadas para la tecnología. La tendencia más interesante es la de extraer la inteligencia de los datos de los que dispone el despacho. Para ello, indicó Medina, es importante contar con un volumen grande y lo suficientemente representativo. Un buen ejemplo es Jurímetria, la solución de analítica predictiva desarrollada por Wolters Kluwer que extrae el conocimiento de 10 millones de resoluciones judiciales para ayudar a la toma de decisiones estratégicas.

Para afrontar los retos de la transformación tecnológica con garantías, las firmas deben invertir en ciberseguridad. Si las firmas no cuentan con expertos en riesgo digital, desaparecerán. Así de tajante se mostró Gianluca D’Antonio, director Máster de Ciberseguridad de IE y presidente ISMS Forum, que alertó: el 46% de víctimas de ciberataques son pymes y los empleados de empresas pequeñas son más propensos a ser atacados vía email. Como afirmó David Barroso, consejero delegado de CounterCraft, los despachos manejan información muy jugosa para los hackers, que a veces trabajan para organizaciones competidoras o incluso para Estados. El experto aconsejó utilizar siempre el sentido común e implementar una serie de buenas prácticas para luchar contra el robo de credenciales, como utilizar un gestor de cuentas y evitar usar la misma contraseña.

Inteligencia emocional, Recursos Humanos y carrera profesional

La última mesa de la tarde estuvo dedicada a la inteligencia emocional, los recursos humanos y la carrera profesional. Actuó como moderador Carlos de la Pedraja, Vicedecano y director general de IE Law School, e intervinieron Marisa Méndez, Psicóloga, coach y profesora de IE Law School, Javier Moreno, socio de IurisTalent, y José Luis Risco, Director de Recursos Humanos de EY España.


El taller hizo un repaso de la evolución del mercado de los prestadores de servicios jurídicos y sus estructuras organizativas en el entorno VUCA y analizó, de la mano de Marisa Méndez, las seis competencias vitales del abogado del futuro. Un círculo virtuoso en el que se aglutinan la Autoconciencia; la Expresión emocional; la Autorregulación; la Empatía; las Relaciones Interpersonales y las Automotivación.

Javier Moreno y José Luis Risco, fueron los encargados de trasladar esa gestión de las emociones a las nuevas generaciones caracterizadas por la búsqueda de retos, los entornos dinámicos y la alergia a las jerarquías, uno de los principales problemas con los que se están encontrando lo despachos anclados en sistemas altamente tradicionales.

La conclusión es que el miedo al cambio en la gestión del talento, la sobre-escucha a las nuevas generaciones, la falta de comunicación entre la base y los socios y la falta de evolución del modelo hacia formas más innovadoras de gestión de carrera son los principales retos para los departamentos de RRHH.

10 de Octubre: la sesión plenaria

La sesión plenaria del 10 de octubre tuvo como sede, al igual que en encuentros anteriores en el Auditorio Mutua Madrileña, con un lleno absoluto y la siempre profesional participación de Gloria Serra.


Tras las palabras de bienvenida al evento por parte de Rosalina Díaz, presidenta de Wolters Kluwer Españaa, Emilio Martínez, presidente de Inkietos y COO de Cuatrecasas y Gregorio García, director de Santander Justicia, comenzaron las sesiones.

La colaboración inteligente en el sector legal

La primera ponencia de la mañana, desarrollada por Heidi K. Gardner, profesora del Center of the Legal Profession de Harvard Law School, estuvo enfocada en la colaboración inteligente. La doctora Gardner fue presentada por Vicente Sánchez, CEO de Wolters Kluwer España y Portugal, quien destacó su capacidad investigadora y divulgadora, plasmada en su conocida obra del mismo título que la ponencia. Hoy en día, los problemas a los que se enfrentan los bufetes son complejos y ambiguos y requieren, por tanto, de soluciones más especializadas y holísticas. En este sentido, Heidi K. Gardner insistió en la importancia de la integración real de expertos en diferentes campos dentro del equipo, para así poder prestar un servicio mucho más adaptado a las necesidades específicas del cliente y, en definitiva, de mayor calidad.


La colaboración inteligente es una prioridad para los clientes: "los departamentos jurídicos de las empresas se han sofisticado y están mejor equipados, resuelven cada vez más problemas in house", señaló la experta. Al ofrecer sus servicios jurídicos, por tanto, las firmas deben ofrecer el valor añadido que aporta esta modalidad de trabajo, ya que "cuando el trabajo es multidisciplinar, se aportan nuevas perspectivas", resumió Gardner. Además, mencionó que, según un estudio elaborado en Reino Unido, el 38% de los directores de los departamentos jurídicos tenían intención de convertirse en CEOs. Así, los clientes también "buscan un servicio que les haga verse bien a ojos de la dirección de la empresa", factor que el trabajo colaborativo proporciona.

Más allá de la satisfacción del cliente, la colaboración inteligente también genera un impacto directo en la retención de talento y en la productividad. De hecho, de acuerdo con un experimento realizado por la experta, los profesionales que trabajan con este modelo "generan cuatro veces más ingresos que aquellos que no lo hacen" ya que atraen un mayor número de clientes y ofrecen un servicio más completo. "Las soluciones son más especializadas e innovadoras, y eso es algo que el cliente reconoce y valora", concluyó.

Nuevas perspectivas en el liderazgo y gestión de despachos

La segunda mesa de la sesión plenaria del día 10, ofreció a los más de 500 asistentes la oportunidad de escuchar a los más altos cargos de cuatro grandes despachos españoles. Bajo el título Nuevas perspectivas en el liderazgo y gestión de despachos, Jorge Badía, consejero delegado de Cuatrecasas, Fernando Vives, presidente ejecutivo de Garrigues, Carlos Rueda, socio director de Gómez-Acebo y Pombo y Salvador Sánchez-Terán, socio director de Uría Menéndez analizaron los grandes retos a los que se enfrentan hoy los despachos. Carlos García León, fundador y socio director de Legal Reputation, moderó el coloquio.

Los cuatro intervinientes coincidieron en afirmar que una buena parte de ellos no vienen de fuera, sino que son autoimpuestos. Así, junto al indudable reto que supone la adaptación de los despachos al desarrollo tecnológico, los representantes de las cuatro firmas pusieron el foco de sus reflexiones en la necesidad de atraer y retener el talento. En palabras de Carlos Rueda: "Crear un ecosistema estimulante y convertir los despachos de abogados en un entorno atractivo es la clave del éxito".


Respecto a la entrada de socios capitalistas en los despachos, Fernando Vives señaló que "es ya una realidad que debemos asumir de forma natural, si bien no va a ser general". "Lo importante será identificar los cambios en las reglas del juego que esto puede suponer. Seguramente empecemos a hablar de regulación y a acotar normas deontológicas".

Otro de los temas analizados fue el reto de la internacionalización de la actividad. En este sentido, señaló Salvador Sánchez-Terán , "La clave, como en todo, es encontrar a las personas adecuadas e imbuir de tu cultura a los despachos que están fuera de España". También se deebatió sobre los atributos de compra: "conocimiento, eficiencia, cercanía… son los de siempre, pero con un tamiz diferente, el cliente tiene más conocimiento", señaló Jorge Badía.

Una reflexión global fue compartida por los cuatro intervinientes: "estamos siendo capaces de adaptarnos a un entorno de evolución constante".

Reinventando la abogacía: nuevos modelos de negocio

En un contexto caracterizado por la competitividad, el rápido acceso a la información y a los servicios por parte de los consumidores, y de tensión sobre los precios de los abogados ¿cómo puede seguir la abogacía siendo un negocio rentable, qué cambios puede y debe introducir en su forma de prestar servicio a sus clientes?

A presentar una alternativa a esa pregunta se dedicó la ponencia de Alex Hamilton, CEO de Radiant Law, en una mesa en la que participó también Isabela Pérez Nivela, Directora legal de Coca Cola European Partners.

Estructuras que matan la innovación

Según Hamilton, la estructura y forma de trabajar de las firmas tradicionales mata la innovación. No son organizaciones diseñadas para favorecer la introducción de cambios disruptivos en la forma de hacer las cosas.


La realidad muestra que gran parte del trabajo de los abogados es aburrido, porque es repetitivo. La ventaja es que si es repetitivo es automatizable, por medio de un proceso diseñado al efecto. Esto puede permitir a los abogados liberarse de ese trabajo de escaso valor para centrarse en nuevas tareas que aporten realmente valor al cliente.

El triángulo del desarrollo

Ese enfoque requiere basar la actividad del despacho en tres pilares esenciales como son la cooperación, la autonomía y el control.

Y a partir de ese diseño, Hamilton presentó su receta de trabajo para abordar esas tareas repetitivas dejando margen para la innovación.

La base es una fuerte base tecnológica que permita el desarrollo de los sistemas y procesos necesarios para el tratamiento de la información disponible.

Con base en estos procesos es posible establecer un sistema de precios fijos, que evite el tradicional sistema de facturación por horas.

Además, es necesario implementar un sistema de revisión y mejora continua de los procesos.

Envejecimiento y recambio generacional

La sesión plenaria dedicada al envejecimiento y recambio generacional en los despachos estuvo moderada por el Subdirector de la Mutualidad de la Abogacía, Fernando Ariza, y participaron Coloma Armero, abogada, y Alberto Terol, vicepresidente de Indra y empresario. Ariza hizo una introducción sobre el envejecimiento que se está produciendo en la sociedad y de sus consecuencias. Y es aquí donde la abogacía tiene un papel fundamental dentro de nuestra sociedad.


Como indicaba Armero, los grandes despachos ya han regulado esta materia y han hecho la transición. Pero dentro de los despachos medianos o pequeños, el problema lo tienen aquellos cuyo socio fundador es mayor y sigue en activo. Si quieren que el despacho continúe, deben dejar de pensar que el despacho es suyo y ellos son los fundadores. Terol dijo que las personas mayores se resisten a ceder el poder y la clave está en institucionalizar los despachos, es decir, hacerlos más fuertes, más potentes y más duraderos que las personas que fundaron la institución. Cada uno tendrá una función; los mayores pueden enseñar mucho a los jóvenes, pero no pueden competir con ellos en tecnología, por lo que ambos deben complementarse.

Es esencial, añadió Armero, organizar las reglas de la sucesión generacional, debiendo haber diversidad. En los procesos de regeneración hay que pensar en cómo se trata al fundador, añadió Terol. "Hay que encontrar gente que nos saque de las zonas de confort, hay que diversificar, pues ello nos enriquece".

Concluyó Armero que no tiene sentido la ruptura total. Los propios despachos deben valorar a sus mayores y darles cabida en el despacho. Hay muchas facetas en esa segunda etapa que les puede hacer la vida muy gratificante. Muchos despachos tienen un Consejo Asesor que les da cabida. Y Terol concluía que estamos ante una nueva era que está exigiendo algo que los abogados senior sí pueden ofrecer: "criterio, sentido común, seniority". Por último, Ariza afirmó que la abogacía es un claro ejemplo del envejecimiento activo y que puede exportarlo al resto de la sociedad.

Viaje al centro del cliente

Establecer un despacho de abogados lleva tiempo y requiere una adaptación permanente a las necesidades del momento.

Y los tiempos actuales se caracterizan, como explicó el analista canadiense del sector legal, Jordan Furlong, por ser de profundo cambio, un cambio climático, como lo definió. Según Furlong, el trabajo actual de los abogados suele consistir en un amplio grupo de tareas ordinarias o rutinarias, que pueden automatizarse, y otro más reducido de tareas complejas, personalizadas a la necesidad concreta del cliente.


Pero muchos despachos, advirtió, no son conscientes de las consecuencias que supone ese cambio. Por ello, los despachos deben salir de su "cómoda"rutina de trabajo y mejorar sus procesos de trabajo para enfocarse en su finalidad real, que no es el servicio a sus propios abogados, sino al cliente.

Para ello cuentan con un gran aliado en la tecnología, pues los despachos son auténticos almacenes de experiencia, conocimiento e inteligencia que las firmas orientadas al cliente deben saber recopilar, tratar y explotar, sacando partido a sus propias bases de datos para identificar a su tipo de cliente ideal. Esta es todavía la gran asignatura pendiente de muchas firmas, añadió.

Las 5 características clave de los despachos centrados en el cliente

Según Furlong, las firmas que pretendan una auténtica orientación al cliente, precisan:

1. Definir claramente el objetivo de situar al cliente en el centro de su actividad
2. Construir y utilizar adecuadamente una base de datos de inteligencia de cliente, basada en sus datos
3. Medir y mejorar continuamente la experiencial del cliente
4. Transparencia en el seguimiento de los resultados de los clientes
5. Construir relaciones en torno al valor del cliente
El cambio ya está aquí, concluyó Furlong, y es un cambio que ofrece muchas oportunidades para los despachos que sepan aprovecharlas.

Derecho a sonreir

Tras la sobremesa, un momento de relax. Bajo el título Derecho a sonreír se presentó la compañía de teatro Jamming que hizo tres improvisaciones partiendo de las frases que habían escrito algunas personas del público. La primera escena que representaron con estilo de telenovela surgió a raíz de la frase Mi vida en la abogacía: el día de la marmota. Arrancaron las risas de todos los presentes con su frescura, sentido del humor y simpatía. Su segunda representación fue improvisada a partir de la frase Su ego y yo en estilo shakesperiano. Para terminar su actuación cogieron todas las propuestas del público y las fueron incorporando a una improvisación que resultó brillante. Sin duda, el momento más distendido y divertido de la jornada.

El futuro de la abogacía a debate

Tras el almuerzo y una pausa para la sonrisa, en la primera mesa de la tarde tuvo lugar un interesante debate sobre el futuro de la abogacía en el que participaron una nutrida representación de directores de pequeños y medianos despachos. Glòria Serra, que moderó el coloquio, fue introduciendo los diferentes retos a los que se enfrentan y testó cómo se están adaptando a los mismos los despachos. La transformación tecnológica, el cambio generacional y la lucha por la igualdad en el sector, centraron las reflexiones de los socios.

Eduardo Cosmen, socio director de Fiscal de Grant Thornton, afirmó "hoy una firma u organización medianamente grande e internacional debe haber integrado la diversidad, la conciliación y una cultura flexible porque es en un equipo humano diverso donde está el talento del futuro".


Por su parte, Natalia Martos, consejera delegada de Legal Army, proveedor de servicios jurídicos alternativos, reivindicó el derecho a conciliar trabajo y vida personal, y afirmó que "los abogados tienen derecho a vivir, no sólo los que tienen familia".

Según reconoció Pedro Rueda, socio director de Araoz & Rueda, la conciliación no es fácil en el mundo de los abogados, pero, por suerte, las herramientas informáticas posibilitan trabajar mejor y ser eficientes. A los pequeños y medianos despachos le "dan músculo", afirmó, y les permite competir con los grandes.

Alberto Mata, director legal de Deutsche Pfandbriefbank AG en España, señaló que hoy en día, el paradigma ha cambiado para los bufetes. Los clientes son globales y hay que ofrecer productos globales. Los despachos españoles deberían poder exportar las soluciones que ya funcionan en el mercado anglosajón. "Ya hay países que viven en ese futuro, no es necesario inventarlo", afirmó.

Por su parte, Marc Molins, socio director de Molins&Parés, reivindicó lo "anti" tecnológico, Aunque existan innovaciones tecnológicas es importante "estar con el cliente", subrayó. El que exista el email no impide hablar personalmente con el cliente.

Elena Otero-Novas, directora legal y secretaria del consejo de Vodafone España, se mostró optimista respecto a la consecución de la igualdad real entre hombres y mujeres en la sociatura. El cambio tecnológico va a ser un aliado, explicó, porque "la creatividad y empatía son nuestras".

Para Santiago Thomás de Carranza, socio cofundador de Thomás de Carranza Abogados, el peligro es no innovar. La tecnología es nuestra aliada, afirmó, y, además, la tendencia es que muchas de las aplicaciones se van a estandarizar.

El Ingrediente secreto para la diferenciación del servicio

Finalmente, la guinda al evento la puso Michele DeStefano, profesora de la Universidad de Miami y fundadora de LawWithoutWalls. Tras numerosas entrevistas a CEOS y directores de innovación de despachos de abogados, se ha dedicado a estudiar las brechas existentes entre lo que realmente buscan recibir los clientes y lo que ofrecen los profesionales del sector legal. Su campo de estudio ha abarcado tanto Estados Unidos como Europa con el objetivo de obtener resultados sobre cómo mejorar la relación cliente-despacho, innovar y crear servicios realmente diferenciados. "No creo que estemos cerca del final de los abogados sino cerca del comienzo de enfocar de otra forma la abogacía", avanzó.


En este sentido, DeStefano afirmó que ahora el enfoque de los servicios jurídicos no está tanto "en qué hacemos sino en cómo lo hacemos". Los clientes piden más implicación del abogado y no solo en la calidad del servicio. también que hablen un lenguaje sencillo, cercano al cliente y que ostenten cualidades como la "empatía, humildad y creatividad", que entran en juego en el ejercicio de la abogacía, pero que a menudo "no se les asocian".

El hecho de no integrar estas exigencias, muchas veces ocultas de los clientes, provoca que el letrado no se enfoque como un "solucionadores de problemas, sino de síntomas, por lo que no se podría ir a la raíz del asunto", explicó. Así, insistió en la "co-colaboración proactiva", su receta para que la profesión transforme por defecto el servicio de cada cliente. "A mis estudiantes les traslado que todavía hay todo un horizonte por explorar. Los despachos y la empresa jurídica solo están ocupando una porción del mercado que se les podría abrir", concluyó.

Patrocinadores y colaboradores. Un plantel de lujo que hace posible el Legal Management Forum

Como en las ediciones precedentes, el evento contó con el patrocinio principal de Banco de Santander y Mutua Madrileña.

Igualmente este año ha contado con el apoyo de otras instituciones y empresas líderes como Mutualidad de la Abogacía, McLehm, Toshiba, Ontime, Compass Group, Tecnitasa, Iberia, Iuris Talent y Roku Gin.

Dieciocho grandes firmas jurídicas y despachos de abogados han colaborado en la VI edición: Andersen, Auren, Broseta, Cuatrecasas, Deloitte, DLA Piper, Ejaso ETL Global, EY, Garrigues, Gómez- Acebo & Pombo, Grant Thornton, KPMG, Ontier, Pérez-Llorca, PWC, Roca Junyent, Squire Patton Boggs y Uría Menéndez.

IE Law School ha sido el colaborador académico y El País y Cinco Días han prestado su ayuda como media partners.


Te recomendamos

Actividad en Facebook