Noticias JurídicasOrigen http://noticias.juridicas.com

Actualidad
11/05/2015 07:00:00 | Redacción NJ | Derecho de Familia

La compensación económica del art. 1438 CC no procede cuando la esposa compatibilizó el cuidado de la casa con un trabajo fuera del hogar

La Sala Primera del TS ha dictado una sentencia de fecha 26 de marzo de 2015 (S 135/2015, Rec. 3107/2012, Ponente: señor Seijas Quintana), en la que estima el recurso y reitera como doctrina jurisprudencial la siguiente: "El derecho a obtener la compensación por haber contribuido uno de los cónyuges a las cargas del matrimonio con trabajo doméstico en el régimen de separación de bienes requiere que habiéndose pactado este régimen, se haya contribuido a las cargas del matrimonio solo con el trabajo realizado para la casa. Se excluye, por tanto, que sea necesario para obtener la compensación que se haya producido un incremento patrimonial del otro cónyuge".

Los hechos

Formulada demanda de divorcio por la esposa, el Juzgado de Primera Instancia la estimó parcialmente y, entre otras medidas, impuso al esposo la obligación de abonar a la actora, en concepto de compensación por contribución a las cargas del matrimonio durante la vigencia del régimen económico matrimonial de separación de bienes, el importe de 530.000 euros.

La Audiencia Provincial rebajó la cuantía de la compensación a 371.000 euros.

La sentencia, ahora recurrida, estableció a favor de la esposa la compensación del art. 1438 CC a partir de una interpretación de la sentencia del TS de 14 de julio de 2011, que fijó como doctrina jurisprudencial la siguiente: "El derecho a obtener la compensación por haber contribuido uno de los cónyuges a las cargas del matrimonio con trabajo doméstico en el régimen de separación de bienes requiere que habiéndose pactado este régimen, se haya contribuido a las cargas del matrimonio solo con el trabajo realizado para la casa. Se excluye, por tanto, que sea necesario para obtener la compensación que se haya producido un incremento patrimonial del otro cónyuge".

La Audiencia interpretó la expresión "SOLO con el trabajo realizado para la casa" en el sentido de que para tener derecho a la compensación, el Tribunal Supremo consideraba suficiente que el cónyuge acreedor hubiese desarrollado su trabajo para la casa, sin que fuese necesario además el incremento patrimonial del cónyuge deudor. Por consiguiente, el Tribunal Supremo nunca habría entrado a analizar si para obtener esta compensación el cónyuge acreedor debía haberse dedicado con exclusividad a la casa o si, por el contrario, podía tener derecho a esta indemnización si además había desarrollado otras actividades económicas.

El TS estima en parte el recurso de casación formulado por el esposo y casa la sentencia recurrida únicamente en lo que se refiere al pronunciamiento referente a la compensación económica, que deja sin efecto.

El criterio del TS

En el Fundamento de Derecho Segundo, el TS rechaza tal interpretación y afirma que en su sentencia de 14 de julio de 2011 lo que hizo fue poner fin a la respuesta contradictoria en la doctrina y en la jurisprudencia de las Audiencias Provinciales sobre esta materia:

«Es cierto que el derecho a la compensación que prevé el artículo 1438 ha dado lugar a una respuesta contradictoria en la doctrina y en la jurisprudencia de las Audiencias Provinciales, pero lo que ha hecho esta Sala en su sentencia de 14 de julio de 2011, reiterada en la de 31 de enero de 2014, es poner fin a esta controversia diciendo lo que quería decir y no lo que dice la sentencia recurrida. Por un lado, ha excluido la exigencia del enriquecimiento del deudor que debe pagar la compensación por trabajo doméstico. De otro, exige que la dedicación del cónyuge al trabajo y al hogar sea exclusiva, no excluyente, ("solo con el trabajo realizado para la casa"), lo que impide reconocer, de un lado, el derecho a la compensación en aquellos supuestos en que el cónyuge que lo reclama hubiere compatibilizado el cuidado de la casa y la familia con la realización de un trabajo fuera del hogar, a tiempo parcial o en jornada completa, y no excluirla, de otro, cuando esta dedicación, siendo exclusiva, se realiza con la colaboración ocasional del otro cónyuge, comprometido también con la contribución a las cargas del matrimonio, o con ayuda externa, pues la dedicación se mantiene al margen de que pueda tomarse en consideración para cuantificar la compensación, una vez que se ha constatado la concurrencia de los presupuestos necesarios para su reconocimiento. El trabajo para la casa no solo es una forma de contribución, sino que constituye también un título para obtener una compensación en el momento de la finalización del régimen- STS 14 de julio 2011»

Por tanto la dedicación del cónyuge al trabajo y al hogar debe ser exclusiva, no excluyente, ("solo con el trabajo realizado para la casa"), lo que impide reconocer, de un lado, el derecho a la compensación en aquellos supuestos en que el cónyuge que lo reclama hubiere compatibilizado el cuidado de la casa y la familia con la realización de un trabajo fuera del hogar, a tiempo parcial o en jornada completa, y no excluirla, de otro, cuando esta dedicación, siendo exclusiva, se realiza con la colaboración ocasional del otro cónyuge, comprometido también con la contribución a las cargas del matrimonio, o con ayuda externa, pues la dedicación se mantiene al margen de que pueda tomarse en consideración para cuantificar la compensación, una vez que se ha constatado la concurrencia de los presupuestos necesarios para su reconocimiento. El trabajo para la casa no solo es una forma de contribución, sino que constituye también un título para obtener una compensación en el momento de la finalización del régimen.

En el caso de autos, la esposa fue quien esencialmente se ocupó de la casa familiar y de la atención de los hijos cuando eran pequeños, ayudada por una empleada, pero ello no fue óbice para que desarrollase una actividad laboral (apertura de una tienda de ropa de niños) y que trabajara antes para la empresa del esposo hasta que cerró.


Te recomendamos


Actividad en Facebook