Noticias JurídicasOrigen http://noticias.juridicas.com

Jurisprudencia | Actualidad
02/10/2013 07:28:00 | Redacción NJ | Consumidores y usuarios

No se puede exigir el pago de unos supuestos consumos de electricidad atrasados cuando la factura no se emitió en tiempo y forma.

El juzgado de Primera Instancia número 7 de Santander ha eximido a un consumidor de pagar una factura de 1.418 euros que le reclamaba la suministradora E.ON por presuntos consumos atrasados de suministro eléctrico.

El fallo judicial declara nula la factura impugnada, apelando a que el usuario no está obligado a pagar ninguna cantidad que no le haya sido facturada en tiempo y forma.

La sentencia, que aprecia la demanda de la Unión de Consumidores de Cantabria es firme y contra ella no cabe recurso alguno.

En septiembre de 2012, el consumidor recibió una factura por importe de 1.418,56 euros por un presunto consumo de 7.297 kw/h correspondientes a un periodo de dos meses, cuando había pagado puntualmente todas las facturas recibidas hasta entonces de saldo positivo y en las que figuraba 'consumo cero'. La defensa argumentó que la factura sobrevalorada respondía a consumos antiguos, del año anterior.

La sentencia recoge que, además, debe tenerse en cuenta que, ante el evidente exceso en la factura, el cliente formuló una reclamación ante el servicio de Consumo "a la que la compañía demandada respondió mediante la remisión de un aviso de impago, con el apercibimiento de rescindir el suministro para el caso de no abonarla, pero sin que, en ningún momento, diera ninguna explicación sobre la naturaleza de la factura, y sobre si ésta se refería a un período anterior no cobrado".

Esta sentencia suma una segunda victoria de la Unión de Consumidores frente a los "abusos en la arbitraria facturación de las compañías eléctricas que sufren numerosos usuarios, hasta ahora impotentes", valora la organización en un comunicado.

Hace unos meses la Audiencia Provincial desestimó el recurso de E.ON, condenada en primera instancia en julio de 2012, a devolver a otro asociado de UCC 918 euros que no se facturaron en tiempo y forma.

La Unión de Consumidores de Cantabria explica que desde los años 2008 y 2009, coincidiendo con la liberalización del mercado eléctrico, y con la entrada en Cantabria del operador eléctrico E.ON, miles de cántabros han sido afectados por el defectuoso sistema de facturación.

"Se giraban y giran facturas incomprensibles con importes desmesurados, por kilowatios supuestamente consumidos en años anteriores y que no fueron leídos o facturados cuando debieron serlo", explica el letrado de UCC, Francisco Bautista. "Cuando estas personas pretendían ejercer su derecho a reclamar, recibían amenazas de corte de suministro que les llevaron a pagar con mucho sacrificio lo que, tal vez, ni siquiera debían", precisa.

Asimismo añade que, durante estos años, miles de consumidores han encontrado en la inactividad administrativa "un muro de piedra a la razón de tal atropello".

UCC cree que muchos ciudadanos se sentirán identificados con este sentencia "y pensarán ahora que pagaron lo que no debían" y anima a "quienes se han sentido derrotados, abandonados por las instituciones públicas e indefensos ante las multinacionales eléctricas, porque mientras haya justicia merece la pena la lucha".  (EUROPA PRESS)


Te recomendamos

Actividad en Facebook