Noticias JurídicasOrigen http://noticias.juridicas.com

Jurisprudencia | Actualidad
09/06/2014 09:46:00 | Redacción NJ | Despido nulo

Nulidad del despido de una cajera de supermercado basada en la grabación de video realizada sin informar a los trabajadores ni a sus representantes

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha informado de una sentencia por la que se declara de la nulidad del despido de la cajera de un supermercado, al imputársele el  haber evitado el escaneo de diversos productos en beneficio de la persona que había realizado la compra correspondiente al ticket expedido en su momento sin

incluir dichas compras.
 
En el local del supermercado los clientes estaban sujetos a control mediante varias cámaras instaladas con carácter permanente y esencialmente para controlar las puertas de acceso y los expositores lineales de ventas, aunque una de ellas estaba ubicada en la zona de cajas. Y fue esta cámara la que se utilizó expresamente por la empleadora para controlar el puesto de trabajo de la cajera despedida.
 
Por la empresa no se dio información previa a la trabajadora de la posibilidad de tal tipo de grabación ni se informó a la representación de los trabajadores de las características y el alcance del tratamiento de datos que iba a realizarse, esto es, en qué casos las grabaciones podían ser examinadas, durante cuánto tiempo y con qué
propósitos, ni explicitando muy particularmente que podían utilizarse para la imposición de sanciones  disciplinarias por incumplimientos del contrato de trabajo; por el contrario se les indicó que su finalidad era evitar robos por terceros y no se trataba de un sistema para el control de la actividad laboral.
 
El Tribunal Supremo estima, con el voto particular de uno de los Magistrados de la Sala, que la ilegalidad de la conducta empresarial no desaparece por el hecho de que la existencia de las cámaras fuera apreciable a simple vista, con remisión a la doctrina constitucional (STC 29/2013), según la cual no basta que existan distintivos anunciando la instalación de cámaras ni que se hubiera notificado a la Agencia de Protección de Datos sino que “era necesaria además la información previa y expresa, precisa, clara e inequívoca a los trabajadores
de la finalidad de control de la actividad laboral a la que esa captación podía ser dirigida”.
 
Por ello confirma la nulidad del despido que declararon tanto el Juzgado de lo Social de Bilbao como el Tribunal
Superior de Justicia del País Vasco.

Te recomendamos

Actividad en Facebook