Noticias JurídicasOrigen http://noticias.juridicas.com

Actualidad
15/01/2009 07:29:00 | Parlamento Europeo | UNIÓN EUROPEA

La Eurocámara da luz verde a la introducción de pasaportes con datos biométricos

El PE aprobó ayer la revisión del reglamento que busca incluir datos biométricos, como patrones faciales o huellas dactilares, en los pasaportes expedidos en la UE. La nueva legislación fija la edad mínima de 12 años para tomar huellas digitales, pero se concede un plazo de 4 años a los países en los que la edad sea menor. Además, en todos los Estados miembros los niños serán titulares de pasaportes y ya no figurarán en los de sus padres. Con ello, se busca combatir el tráfico ilegal de menores.

El Parlamento Europeo ha dado su visto bueno a la revisión de un reglamento que afecta a las medidas de seguridad aplicadas a los pasaportes expedidos en la UE. Esta modificación tiene como objetivo permitir el uso de los datos biométricos del titular, incluidas las huellas dactilares. La Eurocámara y la Presidencia de turno del Consejo alcanzaron recientemente un acuerdo en primera lectura, que los diputados han respaldado hoy con 594 votos a favor, 51 en contra y 37 abstenciones.

Tras los atentados terroristas del 11 de septiembre, los Estados miembros pidieron a la Comisión Europea que llevase a cabo una acción inmediata para mejorar la seguridad de los documentos. Con este fin, la UE decidió integrar los elementos de identificación biométrica en los pasaportes europeos. Los patrones faciales o de venas de la mano, la geometría de la palma de la mano, las huellas dactilares y el reconocimiento de retinas e iris, son los métodos de autentificación biométrica más utilizados. Su uso está destinado a combatir el fraude y la falsificación de documentos de manera más eficiente.

El reglamento en cuestión fue adoptado en 2004 y entrará en vigor el 29 de junio de este año.

La Eurocámara y el Consejo han acordado fijar una edad mínima de 12 años para la toma de huellas dactilares. Esto se debe a que, durante la fase de desarrollo de proyectos piloto en algunos Estados miembros, se comprobó que las impresiones digitales de los niños carecen en muchos casos de calidad suficiente para acreditar su identidad. Además, el compromiso prevé una excepción similar para todos aquellos que no estén capacitados físicamente para dejar sus huellas.

Los países en los que la legislación nacional permite la toma de huellas a niños de menos de 12 años podrán seguir haciéndolo durante un periodo transitorio de 4 años, pero la edad mínima nunca será inferior a los 6 años (artículo 1, apartado 2bis).

En los casos en los que resulte imposible tomar huellas dactilares, los Estados miembros expedirán un pasaporte temporal que tenga una validez máxima de un año (artículo 2ter).

Una persona, un pasaporte

Hasta ahora, en varios Estados miembros los pasaportes de los padres también incluyen el nombre de sus hijos menores, por lo que estos no necesitan un pasaporte propio, a pesar de que el documento contiene solamente la fotografía y los datos biométricos del progenitor. Esta situación facilita el tráfico ilegal de niños, ya que es difícil verificar que el nombre que figura en el pasaporte corresponde realmente al niño. Para evitar este problema, la nueva legislación introduce el principio de 'una persona, un pasaporte', que los Estados tendrán que aplicar en un plazo de tres años.

En España, la ley ya obliga a que los menores dispongan de un pasaporte individual.

Bases de datos

Este reglamento no proporciona la base legal para el establecimiento o el mantenimiento de bancos de datos con información biométrica (artículo 4 apartado 2).

Situación en España

Desde el 28 de agosto de 2006, todos los pasaportes expedidos en España incorporan un chip que contiene el dato biométrico relativo a la imagen facial del titular del documento, además de los datos personales contenidos en las líneas de lectura mecánica.


Te recomendamos

Actividad en Facebook