Noticias JurídicasOrigen http://noticias.juridicas.com

Noticias de actualidad | Actualidad
31/08/2016 18:05:05 | Redacción - NJ | Consumidores

La OCU recomienda presentar reclamación escrita y reunir pruebas ante las incidencias sufridas durante las vacaciones

Las vacaciones de verano son un tiempo muy agradable del año, que en ocasiones puede verse afectado por desagradables incidencias en la prestación de los servicios que hemos contratado para esos días. Cancelaciones o retrasos de vuelos; pérdida de equipajes; circuitos que no incluyen las escalas anunciadas; habitaciones de hotel que no dan al mar como esperábamos; restaurantes que nos cobran precios abusivos por productos defectuosos, son algunos de los casos más frecuentes.

Por ello, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha recordado la importancia de que durante las vacaciones se haga un "acopio de pruebas" si la intención es hacer reclamaciones por transporte o alojamiento.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz de esta organización, Enrique García, ha afirmado que "es importante tener pruebas de cuál ha sido el problema" pues "las pruebas gráficas van a ayudar a que la reclamación sea más efectiva".

En concreto, García ha enumerado primero las principales reclamaciones relacionadas con el transporte en general y aéreo en particular. "Las causas más habituales son los retrasos, seguidos de las cancelaciones", ha especificado. Así pues, "en función de la duración del vuelo, las indemnizaciones van desde los 250 euros hasta los 600".

La importancia de presentar reclamación por escrito

Sin embargo, para esto "es necesario poner una reclamación por escrito ante la compañía aérea o, si no, ante AENA". Posteriormente, será la Agencia Española de Seguridad Aérea la responsable de que se haga frente a estas indemnizaciones.

En el plano del alojamiento, desde la OCU han recordado que se debe distinguir entre alojamiento entre particulares o a través de una empresa (Hoteles o apartamentos). García ha reconocido que "entre particulares la reclamación es más difícil, la ley que se aplica es el Código Civil y consumidor y arrendador están en igualdad de condiciones". El consejo desde esta organización es llegar a "soluciones amistosas".

"Es más sencillo cuando quien alquila es una empresa o un hotel. La administración competente es la comunidad autónoma de residencia o de destino", ha expresado García. Es aquí donde es más importante, según la OCU, tener pruebas de "publicidad engañosa o malas condiciones higiénicas".

Finalmente, en el alojamiento, García ha desvelado que se debe "acudir al sistema arbitral, ya que es una garantía de calidad y de que, en caso de tener algún problema, habrá una fórmula sencilla, rápida y fácil de resolver el conflicto", ha sentenciado (EUROPA PRESS).


Te recomendamos

Actividad en Facebook