Noticias JurídicasOrigen http://noticias.juridicas.com

Noticias de actualidad | Actualidad
07/09/2017 11:30:25 | CAPITAL HUMANO | LABORAL

Despedida la internauta que sugirió una "violación en grupo" a la diputada del Parlament Inés Arrimadas

Mercedes de la Rosa Valverde.- "Escuchando a Arrimadas en el debate de T5 solo puedo desearle que cuando salga esta noche la violen en grupo porque no merece otra cosa semejante perra asquerosa". Con estas palabras, Rosa María Miras, creía dar una "simple" opinión en twitter sin más repercusión que la que su puñado de seguidores en la red pudieran conseguir.

Sin embargo, el ejercer de hater en las redes sociales le ha supuesto, además del desprecio masivo de la comunidad internauta y una posible denuncia de la portavoz de Ciudadanos, el despido fulminantes de su puesto en Tinsa.

Mediante un comunicado, la compañía de tasación inmobiliaria ha dado a conocer el cese inmediato de esta trabajadora temporal por sus "inaceptables comentarios" y ha mostrado su "total repulsa".

Evidenciando así que las redes sociales hace tiempo que han dejado de ser entornos meramente personales donde "desahogarse", para convertirse en un vértice más de nuestra personalidad pública, evaluable y, cómo no, punible.

Jurisprudencia: ¿qué conductas se consideran merecedoras de despido?

Diversas sentencias a propósito de actitudes ofensivas en redes por parte de trabajadores, han dado lugar a la jurisprudencia emanada del Tribunal Superior, en la que se consideran merecedoras de despido aquellas ofensas verbales que comporten un ataque frontal al honor del ofendido de entidad suficiente para entender razonablemente que afectará a la convivencia de ambas partes. Para ello es indispensable que la actitud ofensiva del trabajador sea grave y culpable, calificación a la que se llegará tras examinar las especiales circunstancias que aparezcan en cada supuesto, los datos subjetivos y objetivos concurrentes, el recíproco comportamiento de quienes intervienen, las expresiones utilizadas y la finalidad perseguida.... Todo ello buscando siempre la proporcionalidad entre conducta y sanción.

Fallos de reputación online

Y es que el de Rosa María Miras no es el único caso de despido por descuidar la reputación online. En 2015, una joven estadounidense que iba a empezar a trabajar en una guardería decidió comunicárselo a su círculo de Facebook comentando en su muro que "odiaba trabajar en guarderías y estar rodeada de niños", lo cual supuso su destitución en su primer día de trabajo y un aluvión de críticas por todo el mundo.

Mismo resultado tuvo el comentario racista de la que era la directora de comunicación de Interactive Corp, a propósito de una visita a África, antes de la cual tuiteó: "Me voy a África, espero no pillar el SIDA. Es broma ¡soy blanca!". La frase consiguió ser merecedora del hastag#hasjustinelandedyet que se convirtió en trending topic mundial y la enterró profesionalmente.

O el caso del delantero del Barcelona Sergi Guardiola que frustró su fichaje con el club azulgrana por sus comentarios contra Cataluña vertidos en Twitter.

Y es que, la coexistencia de redes sociales privadas de los empleados junto a las corporativas de las empresas está empezando a plantear todo tipo de inconvenientes en lo que a libertad de expresión de los trabajadores se refiere. Por ello es fundamental la implantación de protocolos de actuación sobre el uso de las redes por los trabajadores y su difusión entre los mismos, pues la regulación del uso de esos medios es competencia de la empresa y el trabajador debe conocer cuál es la política de la compañía al respecto y cuáles son los límites de los que se puede hacer o no con la tecnología.

Si quieres leer el artículo completo con las "10 recomendaciones para regular las redes sociales" en Capital Humano PINCHA AQUÍ

 


Te recomendamos

Actividad en Facebook