Noticias JurídicasOrigen http://noticias.juridicas.com

Actualidad
28/10/2010 05:21:00 | Parlamento Europeo | PROTECCIÓN DE DATOS

Protección de datos en las relaciones trasatlánticas: en busca de una base común

El futuro de la protección de datos en la cooperación policial y judicial entre la UE y Estados Unidos pasa por un acuerdo que está siendo negociado en estos momentos. El lunes 25 de octubre, eurodiputados, expertos y representantes de la Comisión, el Consejo y el gobierno estadounidense debatieron cómo debe ser este acuerdo marco. Para Jan Philipp Albrecht, ponente sobre el tema en el PE, "es muy importante contar con estándares comunes", porque "cada vez se intercambian más datos".

La audiencia especial, organizada por la comisión parlamentaria de Libertades Civiles, estuvo dividida en tres sesiones de debate en la que se trataron temas como el fortalecimiento del diálogo sobre protección de datos, los valores comunes a ambas orillas del Atlántico, posibles obstáculos constitucionales y cómo afrontar conjuntamente el impacto que podría suponer el nuevo acuerdo marco.

Se habla de acuerdo marco porque el objetivo es establecer estándares comunes básicos a los que debería ajustarse cualquier debate o negociación sobre intercambio de datos. Por el momento, el punto que ha suscitado mayores diferencias es si el acuerdo debe ser de carácter retroactivo (como pide la Unión Europea) o no (como defiende Estados Unidos).

Hasta el momento, la Comisión Europea ha presentado al Consejo un proyecto de mandato. El acuerdo final precisará del visto bueno del Parlamento Europeo, que tendrá capacidad para vetarlo si no lo considera satisfactorio.

Seguridad y privacidad

Durante la reunión celebrada el lunes en la Eurocámara, el ponente parlamentario sobre el tema, el eurodiputado alemán del grupo de Los Verdes Jan Philippe Albrecht, subrayó que "es muy importante contar con estándares comunes", porque "cada vez se intercambian más datos". Por ello pidió que se llegue a un acuerdo "lo antes posible".

La representante de la Comisión Europea, Françoise Le Bail, directora general de Justicia, recordó que "nuestra seguridad depende en gran parte de nuestra capacidad para luchar contra el terrorismo y el crimen", y para ello, opinó, "tenemos que intercambiar datos". Reclamó un acuerdo basado en valores compartidos, pero reconoció que resulta "complejo"  establecer estándares comunes.

En nombre del Consejo, el ministro belga de Justicia Stefaan Le Clreck también expresó su deseo de que haya acuerdo "en el más breve plazo posible". De hecho, la Presidencia belga pretende lograrlo antes de que termine el año.

Le Clerck explicó que "es este momento tenemos diferentes sistemas que conforman un auténtico puzzle, complicando la vida a los funcionarios y cuerpos policiales, además del ejercicio de los derechos ciudadanos".

El embajador estadounidense ante la Unión Europea, William E. Kennard, también destacó la existencia de valores comunes entre Estados Unidos y Europa, y aseguró que "no es verdad que Estados Unidos preste más atención a la seguridad que a la privacidad", argumentando que "podemos tener las dos cosas, son las dos caras de la misma moneda".

El eurodiputado alemán del grupo liberal Alexander Alvaro se mostró de acuerdo con que "la privacidad y la seguridad no son conceptos opuestos", y añadió que "ninguno de los dos debe primar sobre el otro", pero se preguntó dónde está la frontera entre "lo que es legal y lo que es legítimo".

¿Retroactividad?

Otro asunto que centró buena parte del debate durante la primera de las tres sesiones en que se dividió la audiencia fue si el acuerdo debería tener carácter retroactivo o no.

Así, el embajador Kennard afirmó tener "dudas" de que deba serlo, argumentando que "habría que reabrir acuerdos anteriores", lo que causaría "incertidumbre jurídica".  Sin embargo, el ponente del tema en el Parlamento Europeo, Jan Philippe Albrecht, declaró que "no sólo queremos estándares para el futuro, sino también reabrir determinados temas".

El eurodiputado socialista griego Stavros Lambrinidis dijo al embajador que, al contrario de lo defendido por él, si el acuerdo no fuera retroactivo "habría mucha confusión y faltaría seguridad jurídica".

Rui Tavares, eurodiputado portugués del grupo de la Izquierda Unitaria Europea, mostró su preocupación "si el acuerdo general no invalida los anteriores". Desde su punto de vista, la solución pasa por "dar primacía al nuevo acuerdo sobre los anteriores".

Por su parte, el popular de Malta Simon Busuttil agradeció el "cambio de actitud del gobierno estadounidense hacia el Parlamento Europeo", y pidió al país que sea "lo más flexible posible" en las negociaciones.


Te recomendamos

Actividad en Facebook