Noticias JurídicasOrigen http://noticias.juridicas.com

Actualidad
11/08/2014 12:03:00 | Redacción NJ | Empresas y organizaciones

Situar al Compliance Officer en una segunda línea es un error

Redacción - Wolters Kluwer Formación | TLB

El mundo del Compliance Officer está cambiando. Los expertos apuntan a que las actuales estructuras y acciones de control ya no funcionan realmente bien para las organizaciones, pero los profesionales siguen intentando aplicarlas. No obstante, los programas de monitorización, las asesorías de riesgo, el desarrollo de mejores procesos de control, los nuevos procedimientos e incluso la contratación de profesionales para ampliar el número de “controladores” no están consiguiendo mejores resultados.

Aun así, la figura del Compliance Officer es indispensable, además de obligatoria, según el Proyecto de Ley Orgánica de Reforma del Código Penal que se está tramitando actualmente en el Parlamento, el cual podría exigir el diseño e implantación de sistemas y políticas corporativas de prevención de comportamientos delictivos de la empresa y, por tanto, de sus administradores, representantes y empleados).

Curiosamente, los organigramas todavía sitúan al Compliance Officer en una “segunda línea de defensa”, como afirma Lyn Farrell, director de Treliant Risk Advisors, cuando realmente deberían estar en la punta de la organización, participando en todos los procesos de tomas de decisiones que afecten a las empresas y a su funcionamiento interno o externo, con la finalidad de poder no solo construir una cultura de Compliance, sino para que ella se vea reflejada en cada acción que se ponga en marcha.

Y esa es, según Farrell, la forma en la que debe funcionar dentro de la organización: se deben considerar a las políticas de Compliance como un componente necesario y de calidad, al que se adhieran otros procesos y decisiones de la empresa en el sentido de establecer esa cultura de control preventiva.

Por su parte, Hunter Fox, socio de Arent Fox y uno de los participantes del seminario de Fraude Corporativo y Corrupción realizado en Chile a mediados de julio, dijo que el papel del Compliance “es importantísimo, porque la ley es más preventiva que punitiva”. Además, destacó la importancia de que las empresas mantengan sus archivos, documentos y estados financieros al día, y explicó que el riesgo penal para las compañías ha generado toda una industria vinculada al Compliance, que consiste en conferencias, certificaciones y auditorías de una serie de profesionales, no solo abogados, para acceder a información sobre las mejores prácticas de las empresas.

Asimismo, Fox afirmó que el diseño y la aplicación de un buen plan de Compliance, “demuestra que los directivos de la empresa están prestando la atención suficiente al problema y están tomando responsabilidades personales frente a ellos”.

Wolters Kluwer Formación pone a su disposición el Programa Ejecutivo Compliance Officer, un curso especialmente diseñado para directivos, responsables de Asesorías Jurídicas de empresas, abogados y profesionales que necesiten conocer las implicaciones de este cambio en el Código Penal y su implicación directa en la responsabilidad de las empresas. Conozca más detalles del curso aquí.


Te recomendamos

Actividad en Facebook