Noticias JurídicasOrigen http://noticias.juridicas.com

Actualidad
06/10/2014 05:25:00 | Redacción NJ | Abogacía

Pese a las críticas, el Ministerio de Justicia no ha anunciado cambios en el examen de acceso a la Abogacía

La realización de la prueba, la única plaza de convocatoria, así como su contenido y resultados, no estuvieron exentos de polémica. De momento, el sistema sigue sin cambios de cara a 2015 y los aspirantes al ejercicio profesional de la abogacía deben prepararse obligatoriamente para superarlo.

La reforma en el proceso de acceso a la profesión de abogado, que data de 2006 y que entró en vigor en octubre de 2011, no ha estado exenta de polémica. Por una parte, se criticó su imposición y el hecho de “alargar” los estudios de los futuros profesionales del Derecho. Por otra, su organización y convocatoria. Incluso el propio Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) le dedicó hace unos días un artículo en el cual criticaba, entre otros temas, la ejecución de la norma por parte del exministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón.

“Ante el retraso en la convocatoria del examen de acceso para la obtención del título profesional de abogado, el Consejo General de la Abogacía Española reclamó en febrero de 2014 la convocatoria urgente de la evaluación final para que éstos pudieran obtener la aptitud profesional que acredita las competencias necesarias para el ejercicio de la Abogacía”, afirmaba la publicación del CGAE. Y añadía: “El retraso en publicar la convocatoria supuso una frustración para cientos de graduados en Derecho que superaron el máster de acceso, pendientes de realizar la evaluación final para poder ejercer la Abogacía”.

Por su parte, colectivos como Abogados sin Toga reclamaban también el retraso de la prueba hasta 2016 o directamente suprimirlo, ya que aseguraban contar con la formación suficiente para el ejercicio de la abogacía con los estudios de grado, el Máster y las prácticas, además de que sostenían que una evaluación de estas características no permitía valorar las habilidades profesionales de los candidatos.

Y si primero fue la demora en la convocatoria y la inexactitud respecto a la fecha de celebración del examen, después lo fueron las plazas en las que se realizaría. Entidades como el Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB) criticaron la decisión del Ministerio de Justicia de realizar una única convocatoria en Madrid, para que en el futuro los alumnos pudiesen hacer el examen en sus respectivas comunidades y en una fecha concretada con suficiente antelación para que tuvieran tiempo a prepararse.

No obstante, la norma ya se adelantaba a esta situación, estableciendo en su exposición de motivos que “En cuanto a la evaluación final se refiere, si bien la misma, para garantizar la objetividad, será única en todo el territorio nacional, razones de operatividad aconsejan su descentralización, con la creación de una comisión evaluadora para el territorio de cada comunidad autónoma donde tengan su sede los centros que impartan esta formación práctica”. Habrá que ver si habrá cambios en 2015 respecto a la realización de una única convocatoria.

Preguntas y respuestas

Pero las críticas no cesaron ahí. Una vez realizado el examen, se pusieron en duda sus planteamientos y respuestas. “El examen modelo que publicó el Ministerio lo había mirado con detenimiento. Me parecía relativamente sencillo después de haber cursado un máster y dar un último repaso. Cuando vi el examen oficial me pregunte en qué se parecía al modelo. Las preguntas me parecían muy rebuscadas y muchas de las respuestas, cuanto menos, cuestionables”. Así de tajante se mostraba Esther López Martín, una de las participantes en la convocatoria oficial.

Coinciden con ella otros de los aspirantes, quienes también reconocieron que al enfrentarse al examen oficial, se dieron cuenta de que las preguntas provisionales que el propio Ministerio de Justicia había publicado en la página dedicada a esta convocatoria no se correspondían con las que tuvieron que responder el 28 de junio en el examen.

Internet también se hizo eco de estas críticas, tanto en medios especializados en el ámbito jurídico como en foros y perfiles en redes sociales, donde los aspirantes manifestaron su desacuerdo con la extensión de la prueba, así como con su forma de calificación, con la estructura de preguntas, su falta de claridad e, incluso, con ciertas partes del contenido que han calificado de inadecuado, al punto que, según comentaban, “ninguna de las respuestas ofrecidas era correcta”.

Pese a todo, la norma sigue vigente y en 2015 debería convocarse nuevamente el Examen de acceso a la Abogacía. De momento, recién finalizado el proceso de calificación, información y acreditación de los títulos profesionales emitidos tras la primera prueba, el Ministerio de Justicia no ha dado ninguna señal respecto de si habrá cambios en la estructura del examen o en su extensión, y menos si habrá modificaciones en cuanto a las plazas donde se realizará. Lo único seguro es que los aspirantes a ejercer la profesión deberán realizar el proceso completo: el máster, las prácticas, el trabajo de fin de máster y prepararse para el próximo examen.

Por ello, Wolters Kluwer Formación convoca la 3.ª edición de su “Máster Universitario en Abogacía. Acceso y Ejercicio de la Profesión de Abogado” que, con una metodología muy práctica y orientada a la superación del examen oficial, cuenta con profesionales en ejercicio y con la garantía de LA LEY. Conozca más detalles del programa aquí.


Te recomendamos

Actividad en Facebook