Noticias JurídicasOrigen http://noticias.juridicas.com

Actualidad
03/03/2008 05:47:00 | Consejo de Ministros | CONSUMIDORES Y USUARIOS

Aprobado el Real Decreto por el que se refuerza el control aduanero de determinados productos

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se adoptan medidas que refuercen lo establecido en el Reglamento comunitario de 1993 respecto a los controles de conformidad en materia de seguridad de determinados productos importados de terceros países. Esta norma introduce también medidas para impedir la competencia desleal de productos extranjeros con el textil, el calzado y los juguetes españoles.

La lista de productos, que figura en un anexo del Real Decreto, incluye textiles para el hogar; ropa interior, de trabajo y para niños; calzado; material eléctrico, y una larga relación de tipos de juguetes.

Esta norma reforzará el control que se realizan sobre estos productos procedentes de terceros países. Está motivada por el aumento pronunciado y continuado del número de notificaciones de riesgo, la mayor parte de ellas referidas a productos importados de países extracomunitarios, efectuadas a través del sistema europeo de alerta rápida (RAPEX). El punto de contacto en España de esta red de alerta es el Instituto Nacional del Consumo, del Ministerio de Sanidad y Consumo, tanto para la gestión de las alertas nacionales, como de las procedentes de la Unión Europea.

Tal situación ha impulsado a las autoridades comunitarias a exhortar a los Estados miembros a que intensifiquen a nivel nacional sus esfuerzos de vigilancia aduanera y de mercado y que notifiquen los productos rechazados.

Por su parte, el Senado aprobó, en su sesión de 21 de marzo de 2006, una moción por la que se instaba al Gobierno a definir una relación de productos sensibles y a reforzar los mecanismos de control existentes en las aduanas españolas respecto de dichos productos, a través de la extensión de las competencias de la Secretaría General de Comercio Exterior del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Control previo reforzado

Esta demanda queda plasmada ahora en la nueva norma que instaura un procedimiento de control reforzado para los productos que se incluyen en el anexo y refuerza las funciones y medios del servicio de inspección del Comercio Exterior (SOIVRE) de dicha Secretaría General y del Instituto Nacional del Consumo.

La norma exige a todo importador de las mercancías consideradas sensibles que facilite los medios necesarios y aporte los documentos, servicios y certificados que le sean solicitados para el mejor cumplimiento de las actuaciones de control, y, especialmente, que notifique los envíos que se pretenden importar.

Esta notificación, que podrá ser realizada por vía telemática, habrá de hacerse con la suficiente antelación a la dirección territorial o provincial de Comercio correspondiente para que los servicios de inspección, si lo consideran necesario, puedan efectuar un control físico de la mercancía en los puntos de inspección habilitados y tomar muestras, si procede, para su análisis en el laboratorio. Este control se extenderá al del marcado y etiquetado que sean exigibles.

De no detectarse falta de conformidad con la normativa aplicable, el servicio de inspección SOIVRE de las Direcciones Territoriales y Provinciales emitirá un documento, telemático en el caso de que así se haya hecho la notificación, que será exigido por la aduana para el despacho aduanero. Este documento se redactará sin perjuicio de los controles y decisiones que las autoridades en materia de control de mercado puedan realizar sobre los productos importados cuando se coloquen en el mercado interior.

 

Si el producto se declara “no conforme”, la Aduana de despacho determinará el destino aduanero que proceda entre los contemplados en el Código Aduanero Comunitario, a expensas y a cargo del importador, y se comunicará al Instituto Nacional del Consumo la información necesaria para adoptar las medidas adecuadas que impidan su puesta en el mercado.

La realización de los controles por el servicio de inspección SOIVRE de las direcciones territoriales y provinciales de Comercio no limitará ni condicionará en modo alguno la eventual aplicación de la legislación sobre responsabilidad de los fabricantes e importadores por los daños ocasionados por productos defectuosos; ni de las obligaciones de las empresas que, conforme a la normativa aplicable, civil y mercantil, en materia de protección de los consumidores, pueden surgir en los supuestos de retirada y recuperación de los productos.

Colaboración entre departamentos

El control a la importación se llevará a cabo mediante un análisis de riesgos, evitando en todo caso que se produzcan interferencias en el normal desarrollo de las operaciones comerciales. Se evalúa en torno al medio millón de partidas importadas las que podrían ser objeto de notificación y tramitación por el Servicio de Inspección SOIVRE, de las que se inspeccionarán unas 60.000 a través de controles documentales y/o físicos cada año.

La medida facilitará también que los productos importados de terceros países no compitan deslealmente en el mercado interior con menores requisitos de seguridad que los exigidos a los fabricantes de España y de la Unión Europea.

El Real Decreto contempla también el establecimiento de cauces de colaboración para su cumplimiento entre los Ministerios de Industria, Turismo y Comercio; de Sanidad y Consumo; y de Economía y Hacienda, en el ámbito de sus competencias.

Esta colaboración incluirá, en todo caso, un intercambio rápido de información respecto a los productos señalados que puedan comportar un riesgo grave para la seguridad de los consumidores o usuarios, así como las coordinaciones y actuaciones que se estimen oportunas.


Te recomendamos

Actividad en Facebook