Noticias JurídicasOrigen http://noticias.juridicas.com

Actualidad
27/05/2008 04:21:00 | Comisión Europea | CONTRATACIÓN PÚBLICA

La Comisión Europea promoverá la contratación pública electrónica en la UE

La Comisión Europea da un paso más para facilitar la participación de las empresas, en particular de las pequeñas y medianas (PYME), en los contratos ofrecidos por el sector público en cualquier país de la UE; se trata de un paso esencial para hacer realidad el mercado único europeo. La Comisión cofinanciará un proyecto piloto, liderado por ocho países europeos, que creará las condiciones necesarias para conectar los sistemas nacionales de contratación pública electrónica ya existentes. La simplificación de la contratación transfronteriza reducirá los gastos administrativos y de transacción y beneficiará al contribuyente, que en última instancia es quien paga las compras públicas. El proyecto invertirá más de 19 millones de euros a lo largo de tres años, de los cuales 9,8 millones procederán del Programa para la Innovación y la Competitividad de la Comisión Europea.

Los contratos públicos suponen más del 16 % del producto interior bruto (PIB) de la UE, pero muchas empresas europeas, en particular las PYME, quedan al margen de este importante negocio a causa del exceso de trámites que exige la presentación de ofertas en relación con dichos contratos, en particular cuando se desarrollan en otro país.

Varios Estados miembros se han dado cuenta ya de la fuerte repercusión positiva de la contratación electrónica, que reduce los gastos administrativos y de transacción al eliminar las facturas y los pedidos por fax o por correo electrónico y reducir tanto el número de datos que hay que introducir manualmente como el tiempo que pasan las empresas haciendo cola, rellenando formularios y resolviendo los trámites. Pero mientras que la contratación electrónica está allanando el camino hacía una contratación pública cada vez más sencilla, abierta y transparente a nivel nacional, el reto persiste a nivel transfronterizo.

La Comisión Europea está trabajando con Alemania, Austria, Dinamarca, Finlandia, Francia, Hungría e Italia, además de Noruega (en calidad de miembro del Espacio Económico Europeo), para hacer posible que las empresas de un país puedan presentarse a los contratos públicos de otro. El proyecto no sustituirá a los sistemas nacionales de contratación electrónica existentes, sino que más bien se apoyará en ellos, aplicando las tecnologías de la información y la comunicación para lograr que se comuniquen entre sí. De esta manera, por ejemplo, una empresa checa o sueca podría presentar una oferta para obtener un contrato público en España o en Hungría con la misma facilidad que en su propio país.

Las ventajas no se limitarían al ahorro de dinero del contribuyente y a la simplificación de los procedimientos: al conseguir la igualdad de condiciones para las PYME, que son la espina dorsal de la economía europea, la contratación pública transfronteriza puede impulsar la competitividad al poner en manos de las empresas unos instrumentos que les permitan acceder a la totalidad del mercado de servicios públicos europeo. En este momento, las PYME representan el 67 % de los puestos de trabajo en el sector empresarial y el 58 % del volumen de negocios de la UE, pero sólo se les adjudica el 42 % de los contratos públicos.

Antecedentes

El Programa Marco para la Innovación y la Competitividad (PIC) de la UE tiene por objetivo el fomento de la competitividad de las empresas europeas. Uno de sus componentes, el Programa de Apoyo a la Política en materia de Tecnologías de la información y la comunicación (PAP TIC), se centra en el estímulo de la innovación y la competitividad a través de la utilización más amplia y el uso óptimo de las TIC por los ciudadanos, las empresas y las administraciones públicas.

El proyecto de contratación pública electrónica es un proyecto piloto a gran escala liderado por los países participantes que se centra en la prestación transfronteriza de servicios de TIC que están ya operativos a nivel nacional, regional o local. Estos proyectos piloto tienen por objetivo la elaboración de unas especificaciones comunes que puedan ser ampliamente aceptadas y permitir que los distintos sistemas nacionales se comuniquen entre sí e interactúen a fin de que los ciudadanos y las empresas puedan beneficiarse plenamente de las ventajas del mercado único.

Este proyecto piloto, denominado PEPPOL (Pan European Public Procurement on-line o contratación pública paneuropea en línea), se centra en las actividades transfronterizas dentro del proceso de contratación. Se dará a todos los Estados miembros y demás partes interesadas, incluidos los organismos de normalización, la industria del software y las PYME, participen o no en el proyecto, la posibilidad de seguir los trabajos e influir en la definición de las especificaciones a medida que se elaboren.

Más avanzado el mes, la Comisión pondrá en marcha otro proyecto piloto a gran escala sobre la identidad electrónica, que permitirá a los ciudadanos de la UE utilizar su identificación electrónica y acceder a los servicios públicos con independencia del lugar de Europa en que se encuentren.


Te recomendamos

Actividad en Facebook