Noticias JurídicasOrigen http://noticias.juridicas.com

Actualidad
12/01/2015 09:43:00 | Redacción NJ | Reforma del Código Penal

La reforma del CP no incluirá la medida de internamiento en centros psiquiátricos para expresos peligrosos

El PP ha renunciado finalmente a las denominadas medidas de seguridad incluidas en el proyecto de reforma del Código Penal que se discute en el Congreso de los Diputados, para ser aplicadas a presos de especial peligrosidad y que consistían en internamiento en centros psiquiátricos, de deshabituación o de educación especial para ser cumplidos después de la sanción penal.

Así se ha acordado tras la última de las cinco sesiones que ha celebrado la Ponencia encargada de estudiar las enmiendas al proyecto de reforma del Código que ha concluido su trabajo este jueves, dejando pendiente para discutir en la Comisión de Justicia asuntos de gran calado como son los que afectarán a los delitos de terrorismo -incluido el islamista-, el decomiso, la pena de prisión para delitos de coacciones cometidos durante una huelga o el maltrato animal.

Medidas de seguridad

Así lo han explicado a Europa Press fuentes del grupo popular en el Congreso, que han explicado que la eliminación de las medidas de seguridad ha sido consecuencia del análisis que han realizado  los diputados de las aportaciones de los diferentes expertos que han comparecido durante los últimos meses en la Cámara Baja en relación con la reforma del Código Penal.

El fundamento de las medidas de seguridad reside en la peligrosidad del autor, un concepto que según coinciden todos los grupos parlamentarios es de muy difícil evaluación por un juez.

Se ha tenido en cuenta además que estas medidas de seguridad, tal y como venían planteadas, corrían el riesgo de ir más allá del tiempo de la condena penal e incluso devenir en indefinidas.

El proyecto contemplaba que los citados internamientos se aplicaran de forma restrictiva cuando existiera una probabilidad muy alta de comisión de delitos de gravedad por parte del preso en cuestión.

Se trata de la segunda medida a la que el Gobierno renuncia después de que el Ministerio de Justicia, bajo mandato de Alberto Ruiz-Gallardón, eliminara del Anteproyecto inicial la denominada custodia de seguridad, que consistía en una medida privativa de libertad para casos excepcionales que se hubiera aplicado una vez cumplida la pena de prisión y después de que el tribunal hubiera valorado la peligrosidad del penado, con una duración máxima de 10 años.

Líneas rojas y asuntos pendientes

Salvo algunas enmiendas referidas al capítulo sobre maltrato animal, la ponencia no ha aceptado el grueso de enmiendas de los diferentes grupos --que sumaban más de 900-- salvo algunas de las presentadas por el PP, en especial el bloque dirigido al incremento de penas para los delitos relacionados con la corrupción.

De este modo, y según ha explicado a Europa Press el diputado popular José Miguel Castillo Calvín, se ha optado por señalar unas líneas rojas por parte del PP que no deben ser traspasadas y que incluyen la supresión de las faltas --una medida reclamada de forma reiterada por la Fiscalía-- y la implantación de la prisión permanente revisable.

Desde el PP se niegan las acusaciones de "urgencia" a la hora de aprobar el nuevo Código Penal vertidas  por otros partidos, como el PSOE o IU, y se insiste en que la norma ya ha sumado más de un año de tramitación en el Congreso durante el cual se han invertido meses en escuchar a expertos. Los últimos movimientos se han cerrado tras cinco sesiones de la ponencia cuyo trabajo ha sido muy intenso.

Se intentará el consenso en materia de terrorismo

Por lo que se refiere a las medidas contra el terrorismo, incluida la enmienda del PP que prevé endurecer la respuesta a la propagación de ideas islamistas por Internet, se ha optado por apartarlas de la discusión en el Congreso para optar previamente por un diálogo con el PSOE que se desarrollará en los próximos días. (EUROPA PRESS)


Te recomendamos


Actividad en Facebook