Real Decreto 256/2016, de 10 de junio, por el que se aprueba la Instrucción para la recepción de cementos (RC-16)

Ficha:
  • Órgano MINISTERIO DE LA PRESIDENCIA
  • Publicado en BOE núm. 153 de
  • Vigencia desde 26 de Junio de 2016
Versiones/revisiones:
(1)

Analizado en el clínker.

Ver Texto
(2)

Los valores de la tabla se refieren a la suma de los componentes principales y minoritarios adicionales.

Ver Texto
(3)

En el caso de los cementos de horno alto resistentes a los sulfatos, CEM III/B-SR y CEM III/C-SR, no existe requisito relativo al contenido de C3A en el clínker.

Ver Texto
(4)

En los cementos puzolánicos resistentes a los sulfatos, los tipos CEM IV/A-SR y CEM IV/B-SR, los componentes principales además del clínker deben ser declarados en la denominación del cemento (véase apartado AI.1.2.).

Ver Texto
(5)

1 N/mm2 = 1 MPa.

Ver Texto
(6)

Solo para cementos de bajo calor de hidratación (LH).

Ver Texto
(7)

Clase de resistencia definida sólo para los CEM III.

Ver Texto
(8)

En el caso en que las prescripciones se expresen en porcentajes, estos se refieren a la masa del cemento final.

Ver Texto
(9)

La determinación del residuo insoluble se realizará por el método basado en la disolución de la muestra en ácido clorhídrico y posterior ataque con disolución de carbonato de sodio.

Ver Texto
(10)

El cemento tipo CEM II/B-T y CEM II/B-M con un contenido de T superior al 20% puede contener hasta el 4,5% de sulfatos para todas las clases de resistencia.

Ver Texto
(11)

El cemento tipo CEM III/C puede contener hasta el 4,5% de sulfatos.

Ver Texto
(12)

El tipo de cemento CEM III puede contener más del 0,10% de cloruros, pero en tal caso el contenido máximo debe ser consignado en los envases y en los albaranes de entrega.

Ver Texto
(13)

Para aplicaciones de pretensado, el cemento puede haber sido fabricado expresamente con valores de cloruros inferiores al máximo admisible. En este caso, se debe expresar dicho valor en los envases y albaranes de entrega.

Ver Texto
(14)

Los requisitos vienen dados en porcentaje en masa del cemento final o clínker tal y como se define en la tabla.

Ver Texto
(15)

Se puede producir un CEM I-SR 5 con un contenido de sulfatos superior para algunas aplicaciones específicas. En tal caso, se debe declarar en el albarán el valor numérico mayor del contenido de sulfatos.

Ver Texto
(16)

El método de ensayo para la determinación del contenido de C3A en el clínker mediante un análisis del cemento final está en estudio.

Ver Texto
(17)

En el caso particular del CEM I, es permisible el cálculo del contenido de C3A en el clínker a partir del análisis químico del cemento. El contenido de C3A se debe calcular con la fórmula: C3A = 2,65 A -1,69 F, siendo A y F los porcentajes en masa del óxido de aluminio (Al2O3) y del óxido de hierro (III) (Fe2O3) del clínker, respectivamente, determinados de acuerdo con la Norma UNE-EN 196-2.

Ver Texto
(18)

Hasta la finalización del método de ensayo, el contenido de C3A se debe determinar en base al análisis del clínker como parte del control de producción en fábrica del fabricante.

Ver Texto
(19)

Las prescripciones se dan en porcentajes en masa de cemento final.

Ver Texto
(20)

Determinación del residuo insoluble en ácido clorhídrico y carbonato de sodio.

Ver Texto
(21)

El cemento tipo VLH III puede contener más de 0,10% de cloruros, pero en tal caso, el contenido máximo se debe consignar en los sacos o albaranes de entrega.

Ver Texto
(22)

Las exigencias se dan en porcentajes en masa de cemento final.

Ver Texto
(23)

Expresado como Na2O equivalente (Na2O + 0,658 K2O).

Ver Texto
(24)

Excluidos los pigmentos.

Ver Texto
(25)

La cantidad de aditivos orgánicos sobre una base seca no debe exceder el 0,5% de la masa del cemento de albañilería.

Ver Texto
(26)

El término X designa un cemento de albañilería al cual no se ha incorporado un aditivo inclusor de aire.

Ver Texto
(27)

El ensayo deberá ser realizado según la norma-UNE-EN 196-1. Si a la edad de 24 horas las probetas no muestran resistencia suficiente, podrán ser retiradas de los moldes transcurridas 48 horas. La velocidad de carga para la rotura de las probetas de los cementos de clase resistente 5 será de 400 ± 40 N/s. Podrá emplearse como equipo de compactación alternativo el de la norma UNE-EN 459-2.

Ver Texto
(28)

Si el tiempo de principio de fraguado del cemento de albañilería es menor de 6 horas, no se prescribe ningún requisito para el final de fraguado.

Ver Texto
(29)

El control del proceso de producción del cemento de albañilería asegura que no se excede este límite superior.

Ver Texto
(30)

Norma aplicable a los cementos de muy bajo calor de hidratación

Ver Texto
(31)

Excluidos los pigmentos.

Ver Texto
(32)

El contenido de material orgánico no deberá superar el 0,5% expresado en masa de producto desecado.

Ver Texto
(33)

Los valores de la tabla se refieren a % en masa respecto al núcleo de cemento, entendiéndose por tal, el clínker y las adiciones, con exclusión del sulfato de calcio (regulador de fraguado) y de los aditivos.

Ver Texto
(34)

Los requisitos para la composición se refieren a la suma de todos los componentes principales y minoritarios adicionales. Se sobreentiende que el cemento final es la suma de los componentes principales y minoritarios adicionales más el sulfato de calcio necesario y cualquier aditivo.

Ver Texto
(35)

El contenido de puzolana natural no deberá ser superior al 40%.

Ver Texto
(36)

Los componentes minoritarios adicionales pueden ser caliza o uno o más de los componentes principales, a menos que estén incluidos ya como tales en el cemento.

Ver Texto
(37)

Se incluirán todas las filas que sean necesarias.

Ver Texto
(38)

El valor de la desviación estándar lo podrá aportar el fabricante como resultado de los ensayos del control de producción, certificado por un laboratorio de los contemplados en AV.4.1, referido a ensayos efectuados con una antigüedad máxima de tres meses.

Ver Texto
(39)

Los tipos de cemento CEM II/B-T y CEM II/B-M con un contenido de T > 20% pueden contener hasta un 5,0% de sulfatos (como SO3) para todas las clases de resistencia.

Ver Texto
(40)

El CEM I–SR 5 utilizado en aplicaciones específicas puede producirse con un valor mayor de contenido de sulfatos (véase la tabla 5). En este caso, el valor límite superior es de un 0,5% por encima del valor declarado.

Ver Texto
(41)

El cemento tipo CEM III puede contener más del 0,10% de cloruros, pero en este caso el contenido máximo de cloruros debe ser declarado.

Ver Texto
(42)

Para las aplicaciones de pretensado, los cementos se pueden fabricar de acuerdo con un requisito menor. Si es así, se debe reemplazar el valor de 0,10% por dicho menor valor, el cual se debe indicar en el albarán.

Ver Texto
(43)

El cemento tipo VLH III puede contener más del 0,10% de cloruros, pero en este caso, el contenido máximo debe declararse.

Ver Texto
(44)

Expresado en masa del cemento final.

Ver Texto
(45)

Expresado como Na2O equivalente (Na2O + 0,658 K2O).

Ver Texto
(47)

El valor de la desviación estándar lo podrá aportar el fabricante como resultado de los ensayos del control de producción, certificado por un laboratorio de los contemplados en AV.4.1, referido a ensayos efectuados con una antigüedad máxima de tres meses.

Ver Texto
(48)

La determinación de los componentes para el caso de los cementos CEM III y CEM V, será exclusivamente cualitativa, restringiéndose a comprobar que no se trata de un tipo de cemento diferente del que se ha solicitado.

Ver Texto
(49)

Se debe exigir documentación que acredite que el clínker utilizado cumple con las condiciones fijadas en apartado AIII.2.1.2.

Ver Texto
(50)

Aplicable sólo cuando adicionalmente presente bajo o muy bajo calor de hidratación (LH, VLH)

Ver Texto
(51)

A excepción del MC 5 que únicamente se ensayará a 28 días

Ver Texto
(52)

Sólo para cementos tipos I y III.

Ver Texto
(53)

Sólo para cementos tipos I y III.

Ver Texto
(54)

Remite al apartado «Criterios de conformidad» de la correspondiente norma de producto.

Ver Texto
(55)

En el caso de grandes volúmenes de hormigón en masa.

Ver Texto
(56)

Dentro de los indicados son preferibles los de alta resistencia inicial.

Ver Texto
(57)

La inclusión de los cementos CEM II/A-V, CEM II/A-P y CEM II/A-M (V-P) como utilizables para la aplicación de hormigón pretensado es coherente con la posibilidad, contemplada en la Instrucción de Hormigón Estructural vigente, de la utilización de adición al hormigón pretensado de cenizas volantes en una cantidad no mayor del 20 % del peso de cemento.

Ver Texto
(58)

Para esta aplicación son recomendables los cementos con bajo contenido en alcalinos o aquéllos citados en la tabla.

Ver Texto
(59)

De acuerdo con la norma UNE-EN 197-1 o UNE 80303-1, según corresponda.

Ver Texto
(60)

Dentro de los indicados son preferibles los de alta resistencia inicial.

Ver Texto
(61)

En revestimentos de grandes canales con máquinas de encofrados deslizantes.

Ver Texto
(62)

En estas circunstancias, no conviene emplear la característica adicional de bajo calor de hidratación (LH).

Ver Texto
(63)

En estas circunstancias, resulta determinante tomar, durante el proceso de ejecución o puesta en obra, las medidas adecuadas especificadas en la reglamentación correspondiente y, en su caso, en la Instrucción de Hormigón Estructural vigente.

Ver Texto
(64)

En esta clase de exposición es necesario cumplir las prescripciones relativas al empleo de la característica adicional de resistencia al agua de mar (MR), tal y como establece la Instrucción de Hormigón Estructural vigente.

Ver Texto
(65)

En esta clase de exposición es necesario cumplir las prescripciones relativas al empleo de la característica adicional de resistencia a los sulfatos (SR/SRC, de acuerdo con la norma UNE-EN 197-1 o UNE 80303-1, según corresponda), en el caso de que la clase específica Qb o Qc, tal y como establece la Instrucción de Hormigón Estructural vigente. En los casos en que el elemento esté en contacto con agua de mar será necesario cumplir las prescripciones relativas al empleo de la característica adicional de resistencia al agua de mar (MR).

Ver Texto
(66)

También son recomendables los cementos citados en la tabla AVIII.2.1 para hormigones con áridos potencialmente reactivos (que necesitarían cementos con bajo contenido en alcalinos).

Ver Texto
(67)

Estos cementos son también recomendables para el reciclado in situ de firmes con cemento.

Ver Texto
(68)

Cuando la agresividad del suelo, debido a la presencia de sulfatos, lo requiera, es necesario utilizar cementos con la característica adicional de resistencia a sulfatos (SR/SRC de acuerdo con la norma UNE-EN 197-1 o UNE 80303-1, según corresponda).

Ver Texto