POLÍTICA DE PRIVACIDAD. PROTECCIÓN DE DATOS

EL GRUPO WOLTERS KLUWER ESPAÑA, S.A., (entendiendo como empresas del grupo a las siguientes entidades: Wolters Kluwer España, S.A, Editorial Bosch S.A., Wolters Kluwer Formación, S.A. Fundación Wolters Kluwer y Praxis Sociedad Comercializadora, S.A.) como titular del sitio web, expone en esta sección la Política de Privacidad corporativa, sobre la información de carácter personal que el usuario puede facilitar, cuando visite cualquier página web de Wolters Kluwer España.

El objetivo de la Política de Privacidad del Grupo Wolters Kluwer España es proteger la información en Internet y los datos que el usuario pueda introducir en la web.

Esta Política de Privacidad esta presidida por el cumplimiento de la legislación vigente en materia de protección de datos de carácter personal: Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD) y por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999 (RLOPD).

1. Uso y Tratamiento de Datos de Carácter Personal

En cumplimiento de lo establecido en la LOPD, le informamos que los datos suministrados, así como aquellos datos derivados de su navegación, podrán ser almacenados en los ficheros de las empresas del Grupo Wolters Kluwer España y tratados para la finalidad de atender su solicitud y el mantenimiento de la relación que se establezca en los formularios que suscriba.

Adicionalmente, Usted consiente el tratamiento de sus datos con la finalidad de informarles, por cualquier medio, incluido el correo electrónico, de productos y servicios del Grupo Wolters Kluwer España o de terceras empresas colaboradoras, pertenecientes a los siguientes sectores: finanzas y banca, seguros, formación, editorial y publicaciones, ferias y eventos, software y servicios informáticos, telecomunicaciones, ocio y turismo, ONG´s energía y agua, automoción, sector óptico, electrónico, audiovisual y servicios de mensajería. En este sentido la actividad promocional o de marketing podrá ser realizada directamente por el Grupo Wolters Kluwer España o por cualquiera de nuestros distribuidores homologados en su territorio (del sector de software o hardware),para más información, pueden consultarse los distribuidores autorizados de Wolters Kluwer España en la siguiente página web: (http://www.a3software.com/distribuidoresautorizados.aspx).

No consiento el tratamiento de mis datos para trasladarme información comercial de las empresas del Grupo Wolters Kluwer, enumeradas anteriormente.

No consiento el tratamiento de mis datos para trasladarme información comercial de terceras empresas colaboradoras del Grupo Wolters Kluwer de los sectores referenciados.

No consiento que mis datos sean cedidos por el Grupo Wolters Kluwer a los distribuidores homologados a los que se hace referencia con la finalidad de remitirme información comercial.

Vd. podrá ejercitar sus derechos reconocidos en la LOPD (Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición), en los términos y condiciones previstos más abajo en el apartado 3º Ejercicio de Derechos.

2. Medidas de Seguridad

El Grupo Wolters Kluwer España le informa que tienen implantadas las medidas de seguridad de índole técnica y organizativas necesarias para garantizar la seguridad de sus datos de carácter personal y evitar su alteración, pérdida y tratamiento y/o acceso no autorizado, habida cuenta del estado de la tecnología, la naturaleza de los datos almacenados y los riesgos a que están expuestos, ya provengan de la acción humana o del medio físico o natural. Todo ello de conformidad con lo previsto en el Art. 9 de la LOPD y el Título VIII del RLOPD.

Asimismo, las empresas del Grupo Wolters Kluwer España han establecido medidas adicionales en orden a reforzar la confidencialidad e integridad de la información en su organización. Dichas entidades continuamente mantiene la supervisión, control y evaluación de los procesos para asegurar el respeto a la privacidad de los datos.

3. Ejercicio de Derechos: Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición

Aquellas personas físicas que hayan facilitado sus datos a alguna del las empresas del Grupo Wolters Kluwer España (entendiendo como empresas del grupo a las siguientes entidades: Wolters Kluwer España, S.A, Editorial Bosch S.A., Wolters Kluwer Formación, S.A. Fundación Wolters Kluwer y Praxis Sociedad Comercializadora, S.A.) podrán dirigirse a cualquiera de ellas, con el fin de poder ejercitar gratuitamente sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición respecto de los datos incorporados en sus ficheros.

El interesado podrá ejercitar sus derechos mediante comunicación por escrito dirigida a Wolters Kluwer España en la siguiente dirección: C/ Collado Mediano, 9. 28230 Las Rozas (Madrid), con la referencia "Protección de datos / Determinar nombre de la empresa del Grupo Wolters Kluwer", especificando sus datos, acreditando su identidad y los motivos de su solicitud. También podrá ejercitar sus derechos a través del correo electrónico: lopd@wke.es

4. Links

Como un servicio a nuestros visitantes, nuestros sitios web pueden incluir hipervínculos a otros sitios que no son operados o controlados por el Grupo Wolters Kluwer España. Por ello el Grupo Wolters Kluwer España no garantiza, ni se hace responsable de la licitud, fiabilidad, utilidad, veracidad y actualidad de los contenidos de tales sitios web o de sus prácticas de privacidad. Por favor antes de proporcionar su información personal a estos sitios web ajenos a las entidades Wolters Kluwer España, tenga en cuenta que sus prácticas de privacidad pueden diferir de las nuestras.

5. Uso de "Cookies"

La mayoría de la información que recopilamos desde nuestros sitios web es información anónima. Las "cookies" constituyen una herramienta empleada por los servidores web para almacenar y recuperar información acerca de los usuarios. No es más que un fichero de texto que algunos servidores piden al navegador que escriba en su disco duro, con información acerca de lo realizado por la página.

En el Grupo Wolters Kluwer España respetamos la privacidad de nuestros visitantes. Al mismo tiempo trabajamos continuamente para mejorar la navegación de nuestra página web de acuerdo con nuestros usuarios, sus necesidades o intereses, para determinar con qué frecuencia los usuarios utilizan nuestros servicios y conocer patrones estadísticos de comportamiento.

Obtenemos la información para rastrear el comportamiento de los usuarios. La información se utiliza únicamente internamente, con el objetivo de incrementar nuestra comprensión del comportamiento de los usuarios en la web. Esta información es una herramienta importante para nosotros y mejorar la calidad del contenido y los servicios.

Para rastrear el comportamiento de los usuarios utilizamos "cookies", que pueden ser descritos como pequeños ficheros de datos que se almacenan en el navegador de su ordenador. Las "cookies" realmente sólo registran la dirección de Protocolo de Internet de los visitantes y no proporcionan al Grupo Wolters Kluwer España ninguna información personal. Las "cookies" utilizadas cumplen con los estándares P3P, y no rastrea ninguna de sus actividades fuera de la/s web/s del Grupo Wolters Kluwer España.

El usuario puede configurar su navegador para aceptar o rechazar por defecto todas las "cookies" o para recibir un aviso en pantalla de la recepción de cada "cookie" y decidir en ese momento su implantación o no en su disco duro. Para ello le sugerimos consultar la sección de ayuda de su navegador y conocer como variar la configuración que actualmente emplea.

Aún cuando el usuario configurase su navegador para rechazar todas las "cookies" o rechazase expresamente las "cookies" del Grupo Wolters Kluwer España/Editorial Bosch podrá navegar por el portal con el único inconveniente de no poder disfrutar de la funcionalidades del portal que requieran la instalación de alguna de ellas.

En cualquier caso, el usuario podrá eliminar las "cookies" implantadas en su disco duro en cualquier momento, siguiendo el procedimiento establecido en la sección de ayuda de su navegador.

No obstante la aceptación de la presente política de privacidad implica que el usuario ha sido informado de una forma clara y completa sobre el uso de dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos (cookies) así como que el Grupo Wolters Kluwer España dispone del consentimiento del usuario para el uso de las mismas tal y como establece el artículo 22 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSI-CE).

6. Menores de edad

La/s web/s del Grupo Wolters Kluwer España no se dirige/n a menores de edad. No obstante dichas entidades se eximen de cualquier responsabilidad por el incumplimiento de este requisito.

7. Otros

Para entrar en las áreas de acceso restringido, los usuarios deberán disponer de las claves de acceso correspondientes. Las empresas del Grupo Wolters Kluwer España se reservan el derecho de aceptar o rechazar libremente la solicitud de registro de cualquier usuario. Los datos introducidos por los usuarios deberán ser exactos, actuales, veraces y serán procesados y tratados en cumplimiento de la legislación vigente en materia de protección de datos personales.

Los usuarios serán responsables en todo caso de la custodia de sus claves de acceso, por lo que serán de su exclusiva responsabilidad cualesquiera daños y perjuicios que pudieran derivarse de un uso indebido de la misma, así como de su extravío o cualquier otra circunstancia que pudiera suponer un riesgo de acceso de utilización de la misma por terceros no autorizados. Los usuarios deberán comunicarlo inmediatamente a la entidad del Grupo Wolters Kluwer España para que este proceda al bloqueo y a la sustitución de la misma.

8. Modificación de la Política de Privacidad

El Grupo Wolters Kluwer España se reserva el derecho a modificar su Política de Privacidad, de acuerdo a su propio criterio, o motivado por un cambio legislativo, jurisprudencial o doctrinal de la Agencia Española de Protección de Datos.

Cualquier modificación de la Política de Privacidad será publicada al menos diez días antes de su efectiva aplicación. El uso de la Web después de dichos cambios, implicará la aceptación de estos.

Volver

Noticias Jurídicas


Busca en Noticias Juridicas

Real Decreto-Ley 4/2007, de 13 de abril, por el que se modifica el texto refundido de la Ley de Aguas, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio.

Ficha:
  • Órgano JEFATURA DEL ESTADO
  • Publicado en BOE núm. 90 de
  • Vigencia desde 14 de Abril de 2007.
Versiones/revisiones:

Sumario

Véase Res. 26 abril 2007, del Congreso de los Diputados, por la que se ordena la publicación del Acuerdo de convalidación del R.D.-ley 4/2007, de 13 de abril, por el que se modifica el texto refundido de la Ley de Aguas, aprobado por el R.D. Legislativo 1/2001, de 20 de julio («B.O.E.» 4 mayo).

El último inciso del artículo 245.2 del Reglamento del Dominio Público Hidráulico, aprobado por el Real Decreto 849/1986, de 11 de abril, en la redacción dada por el Real Decreto 606/2003, de 23 de mayo, disponía que la competencia para emitir las autorizaciones relativas a vertidos indirectos a aguas superficiales corresponde al órgano autonómico o local competente.

Este inciso ha sido declarado nulo por la sentencia de la Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, de 18 de octubre de 2006. El Alto Tribunal consideró que la atribución a los entes locales de una competencia específica mediante una norma reglamentaria conculcaba lo dispuesto en los artículos 2.2, 7.1 y 25.3 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases de Régimen Local, según los cuales sólo por una norma legal cabe determinar las competencias municipales.

La declaración de nulidad ha supuesto, en concordancia con lo establecido en el artículo 245.2 del Reglamento del Dominio Público Hidráulico, que la competencia para autorizar los vertidos indirectos a aguas superficiales pase a ser de los organismos de cuenca, y por ende el control del cumplimiento de las condiciones de la correspondiente autorización, lo cual supone disociar esta competencia de los entes que gestionan las redes de conducción de aguas residuales en las que se producen tales vertidos. Esta disociación es una situación claramente anómala, porque resulta evidente que sólo debe otorgar la autorización de vertido la entidad que dispone de los elementos técnicos y fácticos indispensables para hacer viable su seguimiento y control y garantizar su adecuación a la normativa aplicable, es decir, la entidad a la que corresponde la función de saneamiento de las aguas en las que el vertido se produce. Por ello, para garantizar la correcta actuación administrativa en un tema tan sensible como es la calidad de las aguas, las dos actuaciones, autorización de vertido y gestión de las conducciones en que dicho vertido se produce, deben ser competencia de un único ente.

No cabe mantener esta competencia en el ámbito de los organismos de cuenca, ya que éstos carecen de la información requerida para emitir dichas autorizaciones, puesto que no gestionan las redes de conducción de las aguas en las que estos vertidos se producen. Por lo tanto, el otorgamiento de autorizaciones en tales condiciones revestiría un alto grado de irresponsabilidad y podría repercutir negativamente en las redes gestionadas por otras Administraciones y, en última instancia, en el adecuado control de la calidad de las aguas. Además, se produciría la paralización o el colapso en la emisión de las autorizaciones correspondientes a los vertidos indirectos a las aguas superficiales, toda vez que, conforme a lo establecido en la Ley de Aguas, cualquier vertido, por pequeño que sea, requiere autorización administrativa, sin distinguir si su destino es el alcantarillado o el dominio público hidráulico, por lo que, de no otorgar nuevamente esta competencia a las entidades locales, los organismos de cuenca habrían de tramitar las autorizaciones correspondientes a todos los vertidos procedentes de industrias, comercios, etc., de los más de ocho mil municipios existentes en España, sin disponer de los medios necesarios para ello, al tratarse de una situación completamente imprevista. Se generaría con ello el riesgo, bien de que las instalaciones productoras de sustancias contaminantes destinadas a ser vertidas legalmente deban interrumpir su actividad de producción o se vean condicionadas por la imposibilidad de verter al dominio público hidráulico, bien de que se produzcan vertidos no autorizados ante la incapacidad de la Administración para tramitar las solicitudes de vertido formuladas.

En la línea de la exposición material de la necesidad de la norma efectuada hasta el momento, procede a continuación resaltar convenientemente el carácter extraordinario y urgente del proyecto, con el fin de acreditar el cumplimiento de los requisitos exigidos por el artículo 86 de la Constitución.

En primer lugar, hay que subrayar el carácter imprevisible de la situación, puesto que en modo alguno cabía anticipar el sentido de la resolución judicial que ha dado lugar a la misma. En segundo lugar, la necesidad de restablecer la situación competencial alterada por la referida sentencia no puede calificarse de ordinaria. No se trata en este caso de la aprobación de una norma innovadora desde el punto de vista jurídico y material, sino, antes al contrario, restablecer un régimen de funcionamiento que, de manera súbita e inopinada, ha sido suprimido por una resolución jurisdiccional. Por tanto, la necesidad a la que se pretende hacer frente reviste carácter extraordinario, pues la misma se ha puesto de manifiesto de manera imprevisible y requiere una solución atípica y específica, cual es el inmediato restablecimiento del reparto competencial que se resulta adecuado a las funciones que tienen atribuidas las distintas Administraciones Públicas afectadas.

Por último, la urgencia de la necesidad surgida se desprende sin esfuerzo de la exposición material que antecede. El período de tramitación de una disposición legal ordinaria provocaría que la situación descrita se agravara considerablemente, dando lugar a dos posibilidades de actuación igualmente indeseables: bien al otorgamiento irresponsable de las autorizaciones de vertido por órganos que no disponen de la información ni de la capacidad de control de la actividad autorizada, bien la paralización de la actividad administrativa de otorgamiento de autorizaciones hasta la aprobación de la correspondiente norma legal ordinaria, con las extraordinariamente negativas repercusiones que dicha opción comporta para la actividad de multitud de empresas que vierten a las redes de colectores municipales.

En su virtud, en uso de la autorización contenida en el artículo 86 de la Constitución, a propuesta de la Ministra de Medio Ambiente y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 13 de abril de 2007,

DISPONGO:

Artículo único Modificación del texto refundido de la Ley de Aguas, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio

Se introduce un nuevo apartado 2 en el artículo 101 del texto refundido de la Ley de Aguas, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio, con la siguiente redacción:

«2. Las autorizaciones de vertido corresponderán a la Administración hidráulica competente, salvo en los casos de vertidos efectuados en cualquier punto de la red de alcantarillado o de colectores gestionados por las Administraciones autonómicas o locales o por entidades dependientes de las mismas, en los que la autorización corresponderá al órgano autonómico o local competente.»

Los actuales apartados 2, 3 y 4 del citado artículo 101 se convierten respectivamente en los apartados 3, 4 y 5.

Ir a Norma afectada

Disposición transitoria única Autorizaciones en tramitación por los Organismos de cuenca

Las solicitudes de autorizaciones de vertido que, de acuerdo con el artículo único de este Real Decreto-ley, corresponda emitir a las Administraciones autonómicas y locales o a entidades dependientes de las mismas y se encuentren en tramitación en los Organismos de cuenca, serán resueltas por aquéllas.

DISPOSICIONES FINALES

Disposición final primera Título competencial

Este Real Decreto-ley se dicta al amparo de los títulos competenciales establecidos en el artículo 149.1.22.ª y 23.ª de la Constitución, que atribuyen respectivamente al Estado competencias exclusivas en legislación, ordenación y concesión de recursos y aprovechamientos hidráulicos cuando las aguas discurran por más de una Comunidad Autónoma y en legislación básica sobre protección del medio ambiente.

Disposición final segunda Entrada en vigor

El presente Real Decreto-ley entrará en vigor el mismo día de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado».