Decreto Foral 148/2003, de 23 de junio, por el que se establecen las condiciones técnicas ambientales de las instalaciones ganaderas en el ámbito de la Comunidad Foral de Navarra (Vigente hasta el 25 de Noviembre de 2006).

Ficha:
  • Órgano PRESIDENCIA DEL GOBIERNO DE NAVARRA
  • Publicado en BON núm. 97 de
  • Vigencia desde 31 de Julio de 2003. Esta revisión vigente desde 31 de Julio de 2003 hasta 25 de Noviembre de 2006.
Versiones/revisiones:
(1)

La distancia será de 1.000 metros para las nuevas instalaciones de porcino.

Ver Texto
(1)

La distancia será de 1.000 metros para las nuevas instalaciones de porcino.

Ver Texto
(1)

La distancia será de 1.000 metros para las nuevas instalaciones de porcino.

Ver Texto
(2)

Incluidas las instalaciones para tratamiento de estiércoles de porcino.

Ver Texto
(3)

Sin perjuicio de las competencias de las Confederaciones Hidrográficas. No se consideran cauces de agua, a estos efectos, aquéllos que conduzcan únicamente aguas de escorrentía pluvial.

Ver Texto
(4)

En el caso de acequias entubadas cuya impermeabilidad esté garantizada se puede reducir la distancia a 5 metros.

Ver Texto
(5)

En el caso de acequias de obra, elevadas del nivel del suelo, que no exista riesgo de vertido, no se exigirá distancia.

Ver Texto
(6)

Excepto que las condiciones hidrogeológicas de la zona o informes técnicos cualificados, no aconsejen otra distancia.

Ver Texto
(6)

Excepto que las condiciones hidrogeológicas de la zona o informes técnicos cualificados, no aconsejen otra distancia.

Ver Texto
(6)

Excepto que las condiciones hidrogeológicas de la zona o informes técnicos cualificados, no aconsejen otra distancia.

Ver Texto
(7)

Sin perjuicio de las normativas existentes para cada tipo de espacio protegidos.

Ver Texto
(8)

Sin perjuicio de las competencias de las Confederaciones Hidrográficas.

Ver Texto
(9)

Excepto que las condiciones hidrogeológicas de la zona justifiquen la aplicación de otra distancia.

Ver Texto
(10)

La mitad si se aplica con un sistema de enterramiento.

Ver Texto
(10)

La mitad si se aplica con un sistema de enterramiento.

Ver Texto
(11)

Sin perjuicio de las competencias de las Confederaciones Hidrográficas. Se consideran cauces de agua, a estos efectos, aquellos que incluso conduzcan únicamente aguas de escorrentía pluvial.

Ver Texto