Noticias Jurídicas


Busca en Noticias Juridicas

Real Decreto 197/1988, de 22 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley de objetos fabricados con Metales Preciosos (Vigente hasta el 30 de Septiembre de 1988).

Ficha:
  • Órgano MINISTERIO DE RELACIONES CON LAS CORTES Y DE LA SECR. DEL GOB.
  • Publicado en BOE núm. 60 de
  • Vigencia desde 10 de Septiembre de 1988. Esta revisión vigente desde 10 de Septiembre de 1988 hasta 30 de Septiembre de 1988.
Versiones/revisiones:

REGLAMENTO DE OBJETOS FABRICADOS CON METALES PRECIOSOS

TITULO PRIMERO

De los metales preciosos, de los objetos fabricados con los mismos y de sus «leyes» oficiales

CAPITULO PRIMERO

METALES PRECIOSOS

Artículo 1

A los efectos del presente Reglamento, son metales preciosos el platino, el oro y la plata y las aleaciones de estos metales entre sí o con otros metales siempre que el contenido del metal que confiere específicamente la condición de precioso alcance, en la aleación, la proporción legalmente establecida.

Artículo 2

1. A efectos del presente Reglamento, no se consideran metales preciosos los pertenecientes al grupo del platino, tales como el iridio osmio, paladio, rodio y rutenio, aunque sean empleados en aleaciones o recubrimientos de objetos de metales preciosos.

2. No obstante lo anterior, el iridio será conceptuado como equivalente al platino hasta una proporción máxima de cinco milésimas en la aleación de platino que con ello alcance la proporción legalmente establecida.

CAPITULO II

OBJETOS DE METALES PRECIOSOS

Artículo 3

A los efectos del presente Reglamento son objetos de metales preciosos:

  • a) Los fabricados con los materiales relacionados en el artículo 1.º y destinados al consumo en joyería, orfebrería, platería, relojería y otros usos de similares características.
  • b) Los lingotes placas, cadenas y demás artículos que sean comercializados directamente y no utilizados como materias primas o productos intermedios.
  • c) Las obras de arte o artesanía elaborados con metales preciosos, así como las copias de monedas o medallas.
  • d) Los artículos de metales preciosos que formen parte de objetos fabricados con otros materiales tales como bases, adornos, enseñas, cantos y similares.

Artículo 4

1. Los materiales empleados exclusivamente como materia prima en la fabricación de objetos de metales preciosos, tales como lingotes, chapas, hojas, láminas, varillas, hilos, bandas, tubos y granalla, sólo podrán ser elaborados por industriales de metales preciosos y por quienes tengan la condición de fabricantes de objetos de metales preciosos.

2. Estos materiales, al no estar destinados al consumo directo, se suministrarán, con las garantías habituales en el comercio, exclusivamente a quienes tengan la condición de fabricantes de objetos de metales preciosos.

Artículo 5

1. Se consideran productos semimanufacturados de metales preciosos, los destinados a su posterior acabado o a su acoplamiento como componente de otro objeto de metal precioso.

2. Estos productos, al no estar destinados al consumo directo, sólo podrán ser suministrados a quienes tengan la condición de fabricantes de objetos de metales preciosos y no estarán sometidos a las normas de este Reglamento.

Artículo 6

Quedan exceptuados del ámbito del presente Reglamento los objetos de metales preciosos que seguidamente se citan:

  • a) Los empleados en prótesis dentarias y sus acoplamientos.
  • b) Los destinados a radiología o cualquier otro uso médico.
  • c) Los utensilios de aplicación científica o técnica.
  • d) Los que formen parte de artículos para la Defensa.
  • e) Las antigüedades, considerando como tales las que tengan más de cien años.
  • f) Las monedas que tienen o han tenido curso legal.

CAPITULO III

«LEYES» OFICIALES

Artículo 7

Se entiende por «ley» la proporción en peso en que el metal precioso puro entra en una aleación. Se expresará en milésimas y se representará convencionalmente por un número de tres dígitos.

Artículo 8

1. Como «leyes» oficiales para cada uno de los metales preciosos se establecen las siguientes:

  • Platino: 950 milésimas.
  • Oro primera ley: 750 milésimas.
  • Oro segunda ley: 585 milésimas.
  • Plata primera ley: 925 milésimas.
  • Plata segunda ley: 800 milésimas.

2. Respecto de estas «leyes» no se admitirá tolerancia en menos.

3. Con sujeción a las «leyes» oficiales podrán fabricarse y comercializarse objetos de cualquier peso.

Artículo 9

Si un objeto fabricado con oro o plata no alcanzara la primera de las «leyes» oficiales establecidas para cada uno de dichos metales, pero alcanzase o superase la segunda, será considerado y contrastado como de segunda «ley», sin perjuicio de que por los laboratorios de contrastación pueda certificarse la proporción exacta de metal precioso en la aleación.

Artículo 10

1. Se podrán fabricar y comercializar objetos de metales preciosos de «leyes» superiores a las oficiales y especialmente piezas o lingotes de alta pureza.

2. Estos objetos se considerarán como de la «ley» oficial inmediatamente inferior, pero los laboratorios de contrastación podrán certificar la proporción exacta de metal precioso en la aleación, haciendo constar en dicha certificación la descripción del objeto, su identificación y su peso.