Noticias Jurídicas


Busca en Noticias Juridicas

Decreto Foral Normativo 1/2006, de 6 de junio, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Norma Foral de Carreteras y Caminos de Gipuzkoa.

Ficha:
  • Órgano DIPUTACION FORAL DE GIPUZKOA
  • Publicado en BOG núm. 117 de
  • Vigencia desde 22 de Junio de 2006. Esta revisión vigente desde 01 de Enero de 2012
Versiones/revisiones:

TITULO VI

NORMAS DE DEFENSA Y SANCIÓN

CAPITULO I

INFRACCIONES

Artículo 96 Definición, clasificación y tipificación

1. Constituyen infracción administrativa todos los actos y omisiones ilícitos que, por vulnerar preceptos de esta Norma Foral, se tipifican como tales en el presente artículo.

2. Las infracciones pueden ser:

  • 1) Leves.
  • 2) Graves.
  • 3) Muy graves.

3. Son infracciones leves:

  • a) Realizar obras, instalaciones o actuaciones no permitidas en las zonas de dominio público o de protección de la carretera, llevadas a cabo sin las autorizaciones o licencias requeridas, o incumplir alguna de las prescripciones impuestas en las autorizaciones otorgadas, cuando puedan ser objeto de legalización posterior.
  • b) Colocar, verter, arrojar, abandonar o, por incumplimiento de la obligación de garantizar una adecuada colocación de cargas, permitir la caída de materiales u objetos de cualquier naturaleza en la zona de dominio público, siempre que no se afecte a la seguridad vial, en cuyo caso serán graves.
  • c) Realizar en la explanación o en la zona de dominio público, plantaciones o cambios de uso no permitidos, sin la pertinente autorización, o sin atenerse a las condiciones de la autorización otorgada, siempre que no se afecte a la seguridad vial, en cuyo caso serán graves.
  • d) No abonar el canon por la utilización de las infraestructuras viarias de titularidad foral en el momento en que se utilice la citada infraestructura viaria, cuando el tránsito esté sujeto al pago de canon.

4. Son infracciones graves:

  • a) Realizar obras, instalaciones o actuaciones no permitidas en las zonas de dominio público o de protección de la carretera, llevada a cabo sin las autorizaciones o licencias requeridas, o incumplir algunas de las prescripciones impuestas en las autorizaciones otorgadas, cuando no fuera posible su legalización posterior.
  • b) Deteriorar cualquier elemento de la carretera directamente relacionado con la ordenación, orientación y seguridad de la circulación, o modificar intencionadamente sus características o situación.
  • c) Destruir, deteriorar, alterar o modificar cualquier obra o instalación de la carretera o de los elementos funcionales de la misma.
  • d) Colocar, verter, arrojar, abandonar o, por incumplimiento de la obligación de garantizar una adecuada colocación de cargas, permitir la caída de materiales u objetos de cualquier naturaleza en la calzada o arcén.
  • e) Realizar pintadas en la calzada, muros, señales y otros elementos de la carretera o camino, cualquiera que sea su finalidad.
  • f) Realizar en la explanación o en la zona de dominio público cruces aéreos o subterráneos no permitidos, sin la pertinente autorización, o sin atenerse a las condiciones de la autorización otorgada.
  • g) Colocar carteles informativos en las zonas de dominio público o de protección sin autorización.
  • h) Obstruir con actos u omisiones a la Administración competente el ejercicio de sus funciones de explotación y policía de las carreteras y caminos.
  • i) Son también infracciones graves las calificadas como leves cuando exista reincidencia. A estos efectos se considerará que existe reincidencia cuando en el plazo de un año se haya cometido por igual responsable alguna otra infracción y la misma se encuentre ya declarada y sancionada por resolución definitiva.

5. Son infracciones muy graves:

  • a) Construir de nueva planta o ampliar sin autorización expresa edificios de viviendas, comerciales o industriales en zona de protección a distancias inferiores a las establecidas como mínimas.
  • b) Sustraer, deteriorar o destruir cualquier elemento de la carretera directamente relacionado con la ordenación, orientación y seguridad de la circulación; o modificar intencionadamente sus características o situación, cuando se impida que el elemento de que se trate siga prestando su función.
  • c) Destruir, deteriorar, alterar o modificar cualquier obra o instalación de la carretera o de los elementos funcionales de la misma cuando las actuaciones afecten a la calzada o a los arcenes.
  • d) Establecer en la zona de protección instalaciones de cualquier naturaleza o realizar alguna actividad que resulten peligrosas, incómodas o insalubres para quienes usan la carretera sin adoptar las medidas pertinentes para evitarlo.
  • e) Depositar, colocar u ocupar la carretera o camino con maquinaria, materiales u objetos de cualquier naturaleza sin la debida autorización o con incumplimiento de las adecuadas condiciones de señalización.
  • f) Dañar o deteriorar la carretera circulando con pesos o cargas que excedan de los límites autorizados.
  • g) Establecer cualquier clase de publicidad visible desde la zona de dominio público de la carretera.
  • h) Realizar movimientos de tierras, excavaciones u otros actos en la zona de dominio público viario o de protección que perjudiquen o pongan en riesgo la estabilidad de las estructuras o explanación de la carretera o camino.
  • i) Incumplir las órdenes de ejecución dictadas por la Administración para el mantenimiento de la seguridad de la carretera y camino o de quienes los usan.
  • j) Impedir o prestar resistencia al ejercicio legítimo de las facultades y derechos derivados de las servidumbres legales establecidas en esta Norma Foral.
  • k) Realizar en general actos u omisiones que voluntariamente causen destrozos, daños o perjuicios a las carreteras y caminos y a cualesquiera de los elementos o bienes de todo tipo que forman parte del dominio público viario.
  • l) Son también infracciones muy graves las calificadas como graves cuando exista reincidencia. A estos efectos se considerará que existe reincidencia cuando en el plazo de un año se haya cometido por igual responsable alguna otra infracción grave y la misma se encuentre ya declarada y sancionada por resolución definitiva.

Artículo 97 Responsables

1. Serán responsables de las infracciones las personas físicas o jurídicas, privadas o públicas, que cometan cualquiera de los actos u omisiones tipificadas como infracción administrativa en el artículo anterior.

2. La responsabilidad se extenderá a quien promueva, ejecute o gestione la actividad, a la empresa o persona que la ejecute y al personal técnico bajo cuya dirección o control se realice.

La responsabilidad podrá también hacerse extensiva a quien sea titular del derecho de propiedad del suelo o inmueble donde se cometa la infracción y, en su caso, a quien figure como responsable de la autoría del proyecto técnico que se ejecute.

3. En caso de incumplimiento de condiciones de una autorización o concesión serán, además, responsables de la infracción las personas u organismos peticionarios de aquéllas.

Artículo 98 Medidas restitutorias y sancionadoras

La existencia de una infracción administrativa dará lugar a la adopción por parte de la Administración de las medidas precisas para:

  • 1. Imponer a las personas o entidades responsables de la infracción las sanciones de multa que procedan.
  • 2. Restablecer el orden jurídico infringido, exigiendo a sus responsables la restitución de las cosas conforme a la realidad alterada y el cumplimiento, en su caso, de las obligaciones pendientes.
  • 3. Exigir a sus responsables el resarcimiento de los daños y perjuicios causados a la Administración o a terceros.

CAPITULO II

PROCEDIMIENTO Y SANCIÓN

Artículo 99 Incoación de expedientes

1. El procedimiento ante una posible infracción se iniciará de oficio.

El personal funcionario y autoridades de la Administración correspondiente estarán obligados a tramitar las denuncias que se formulen por infracciones a lo dispuesto en la presente Norma Foral.

2. Recibida la denuncia, el órgano competente, previas, en su caso, las diligencias que se consideren oportunas, incoará el oportuno expediente en el que se harán constar, como mínimo, los hechos constitutivos de la infracción y sus presuntos responsables.

3. En el supuesto de que se causen daños a la carretera o camino y sus elementos funcionales o, en general a bienes de dominio público viario, la Administración estará facultada para actuar por sí y de inmediato para reparar los daños causados sin necesidad de esperar a la tramitación y resolución del expediente.

Artículo 100 Paralización o suspensión de actividades y usos no autorizados

1. Con la incoación del expediente, cuando se trate de actividades, trabajos u obras en curso de ejecución que se realicen sin autorización o sin ajustarse a las condiciones de la misma, el órgano competente ordenará, además, su paralización inmediata.

La paralización se dictará sin necesidad de audiencia previa, notificándose directamente a las personas u organismos interesados.

2. Tanto en caso de actividades como de trabajos y obras la Administración podrá proceder al precintado o cierre de las instalaciones en la forma que considere más efectiva.

Para la efectividad de la paralización, la Administración podrá también requerir a las empresas o entidades prestadoras de los servicios de energía eléctrica, agua, gas y teléfono para que suspendan el suministro o servicio.

3. La paralización no se levantará hasta que la persona u organismo interesado solicite y obtenga la debida autorización o ajuste su actuación a las condiciones de la misma.

4. En los supuestos de publicidad la Administración podrá actuar conforme a lo previsto en la Disposición Adicional Tercera.

Artículo 101 Procedimiento sancionador. Competencia

1. El procedimiento sancionador será el establecido con carácter general para el ejercicio de la potestad sancionadora de la Administración.

2. Será competente para la incoación, tramitación y resolución del expediente la administración titular de la vía.

3. A los efectos indicados así como para la adopción de las medidas previstas en el artículo anterior, el personal funcionario y autoridades de la administración titular de la vía estarán facultados para acceder a los terrenos de propiedad privada en que hubieren de realizarse comprobaciones o actuaciones.

Artículo 102 Resolución del expediente

1. La resolución que se dicte por la Administración competente deberá contener las siguientes determinaciones:

  • - Hechos probados y tipificación de los mismos.
  • - Responsables.
  • - Sanción.
  • - Medidas de restitución que deberán adoptarse e indemnizaciones que, en su caso, procedan.

2. Cuando la cuantía de las indemnizaciones no haya podido determinarse durante el procedimiento, se determinará mediante un procedimiento complementario.

Artículo 103 Multas

1. Las infracciones administrativas tipificadas en la presente Norma Foral serán sancionadas con multa.

2. Según la gravedad de las infracciones, las cuantías de las multas serán las siguientes:

  • A. En las Redes de Interés Preferente, Básica y Comarcal (Redes Roja, Naranja y Verde):
    • - Infracciones leves: De 150 a 1. 999 euros.
    • - Infracciones graves: De 2. 000,00 a 7. 999 euros.
    • - Infracciones muy graves: De 8. 000 a 150. 000 euros.
  • B. En la Red Local (Redes Amarilla y Gris):
    • - Infracciones leves: De 100 a 999 euros.
    • - Infracciones graves: De 1. 000 a 3. 999 euros.
    • - Infracciones muy graves: De 4. 000 a 75. 000 euros.
  • C. En caminos:
    • - Infracciones leves: De 60 a 599 euros.
    • - Infracciones graves: De 600 a 2. 399 euros.
    • - Infracciones muy graves: De 2. 400 a 45. 000 euros.

3. En la cuantificación de las multas se tendrán en cuenta el riesgo objetivo que de la infracción se haya derivado o se derive para el dominio público o terceros, así como la existencia de intencionalidad y la reiteración en la actuación infractora.

Se tendrán en cuenta, asimismo, el valor de las obras o instalaciones y el de los perjuicios o daños causados.

En todo caso, en la cuantificación de las multas deberá tenerse en cuenta el beneficio obtenido con la actividad infractora. Cuando dicho beneficio sea superior a la cuantía de la multa que corresponda, se incrementará ésta hasta alcanzar la cuantía de aquél.

4. Se considerará como circunstancia atenuante de la responsabilidad, pudiendo reducirse la cuantía de las multas, el haber procedido a corregir la situación creada por la comisión de la infracción de propia iniciativa o ante el primer requerimiento de las autoridades de la Administración competente.

5. Las multas que se impongan a los distintos sujetos responsables como consecuencia de una misma infracción tendrán entre sí carácter independiente.

Artículo 104 Restitución e indemnización de daños

1. Conforme a lo previsto en el artículo 98, sin perjuicio de las sanciones que, en su caso, se impongan, quien fuera responsable de las infracciones tipificadas en la presente Norma Foral será obligado a adoptar las medidas precisas para reponer la realidad alterada al estado anterior a la producción de la infracción o adecuar la misma a las condiciones en que la actuación pudiera legalizarse. Cuando se hayan realizado construcciones o instalaciones no legalizables, las mismas deberán demolerse, retirarse o, en su caso, modificarse para su adecuación a la legalidad.

2. En todo caso, si existen daños o perjuicios para la Administración o terceros, los mismos deberán valorarse e indemnizarse.

Artículo 105 Prescripción

1. Las infracciones muy graves prescribirán a los tres años, las graves a los dos y las leves a los seis meses.

2. Las sanciones impuestas por faltas muy graves prescribirán a los tres años, las impuestas por faltas graves a los dos años y las impuestas por faltas leves al año.

3. El plazo de prescripción de las infracciones comenzará a contar a partir del día en que la infracción se hubiera cometido. En las infracciones derivadas de una actividad continuada, el cómputo del plazo de prescripción no se iniciará mientras dure la actividad.

4. La prescripción de la facultad sancionadora no impedirá a la Administración exigir a quien fuera responsable la restitución de las cosas y su reposición a su estado anterior cualquiera que sea el tiempo transcurrido cuando se trate de actuaciones en bienes de dominio público cuyos efectos subsistan.

Artículo 106 Ejecución forzosa

1. Tanto el importe de las multas como el de las indemnizaciones y demás responsabilidades económicas derivadas de infracciones podrán ser exigidos por la vía administrativa de apremio, una vez adquieran firmeza en dicha vía las resoluciones correspondientes.

2. La Administración podrá proceder además a la ejecución subsidiaria de las medidas de restitución establecidas por cuenta de quien cometió la infracción y a su costa.

3. Podrán también imponerse reiteradas multas coercitivas cuando, transcurridos los plazos señalados en el requerimiento correspondiente, no se adopten las medidas exigidas en el mismo. Las multas coercitivas no podrán exceder individualmente de un décimo y en su conjunto del duplo del valor del costo de ejecución.

La imposición de multas coercitivas será independiente de las que puedan proceder en concepto de sanción y compatibles con ellas.

La imposición de las multas coercitivas no impedirá que, si no se lograse con ellas que quien cometió la infracción actúe conforme al requerimiento efectuado, pueda procederse a la ejecución subsidiaria.

4. Cuando la infracción suponga una ocupación no autorizada del dominio público, se estará a lo dispuesto en el Capítulo siguiente.

Artículo 107 Responsabilidad Penal. Intervención de la Autoridad Judicial

1. En los supuestos en que los actos cometidos contra las carreteras y caminos y sus elementos funcionales pudieran ser constitutivos de delito o falta, la Administración competente deberá ponerlos en conocimiento de la autoridad judicial.

2. Si se hubiera abierto expediente de infracción por dichos actos, trasladadas las actuaciones a la autoridad judicial, la Administración dejará en suspenso el procedimiento sancionador hasta que dicha autoridad se pronuncie. La suspensión del procedimiento sancionador no impedirá que la Administración adopte las medidas precisas para el restablecimiento de la situación alterada cuando la alteración afecte a la seguridad viaria o a terceros.

3. Producida la resolución judicial y, aunque la misma sea absolutoria, la Administración podrá continuar la tramitación del expediente sancionador. En ningún caso procederá, sin embargo, la imposición de sanción administrativa por motivos ya sancionados por la autoridad judicial.

4. También se pondrán en conocimiento de la autoridad judicial los actos de desobediencia o desacato respecto a las resoluciones administrativas u órdenes dictadas en ejecución de esta Norma Foral.

CAPITULO III

DEFENSA DEL DOMINIO PUBLICO VIARIO

Artículo 108 Detentaciones privadas

Las detentaciones privadas de bienes del dominio público viario, por prolongadas que hayan sido en el tiempo, carecerán de todo valor frente a la titularidad pública de dicho dominio.

Artículo 109 Investigación, deslinde y amojonamiento

1. La Diputación Foral y los Ayuntamientos tienen el deber y el correlativo derecho de investigar la situación de los bienes que se presuman pertenecientes al dominio público viario, a cuyo efecto podrán recabar de particulares, organismos y entidades de toda naturaleza cuantos datos e informes consideren precisos.

2. Las citadas Administraciones podrán además proceder de oficio a la práctica de los correspondientes deslindes administrativos.

Los deslindes se practicarán previa publicación y con audiencia de las personas que acrediten la condición de interesadas.

3. Tras el deslinde se procederá siempre al amojonamiento de los bienes deslindados.

Artículo 110 Recuperación posesoria

1. Las Administraciones titulares de carreteras y caminos disponen de la facultad administrativa de recuperación posesoria sobre los bienes del dominio público viario.

2. La recuperación posesoria, y el desahucio o desalojo de quienes ocupen sin título administrativo bastante bienes de dominio público viario, se decretará por la Administración de oficio o a instancia de parte, sin necesidad de previa audiencia y, en caso de resistencia activa o pasiva, se ejecutará de forma coactiva.

3. Cuando para la recuperación posesoria sea preciso la retirada, derribo o destrucción de cierres, instalaciones u otros elementos indebidamente colocados o construidos, la Administración procederá a realizarlo sin necesidad de expediente contradictorio y sin que el particular pueda reclamar ninguna clase de daños o perjuicios por ello.

Tampoco se requerirá expediente contradictorio ni dará lugar a indemnización alguna la adopción de las medidas que resulten precisas para impedir la utilización de nuevos accesos directos a una carretera abiertos sin la debida autorización.

3. (sic) La potestad administrativa de recuperación posesoria y las consiguientes facultades referidas en los apartados anteriores no prescriben, por lo que las actuaciones referidas podrán llevarse a cabo en cualquier tiempo.

5. Los gastos que se originen por dichas actuaciones serán de cuenta de quien fuera responsable de la indebida ocupación o apertura del acceso.