Decreto 49/2009, de 24 de febrero, por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero y la ejecución de los rellenos.

Ficha:
  • Órgano DEPARTAMENTO DE MEDIO AMBIENTE Y ORDENACION DEL TERRITORIO
  • Publicado en BOPV núm. 54 de
  • Vigencia desde 19 de Marzo de 2009. Esta revisión vigente desde 04 de Septiembre de 2012.
Versiones/revisiones:
(10)

Mediante otros métodos adecuados

Ver Texto
(11)

Estas mediciones se refieren principalmente al contenido de materia orgánica en el residuo.

Ver Texto
(12)

Si la evaluación de los datos indica que mayores intervalos son igualmente efectivos, los mismos podrán adaptarse. Para los lixiviados, siempre se deberá medir la conductividad como mínimo una vez al año.

Ver Texto
(13)

Los parámetros que deban medirse y las sustancias que deban analizarse varían conforme a la composición de los residuos depositados; deberán indicarse en el documento de autorización y reflejar las características de lixiviado de los residuos.

Ver Texto
(12)

Si la evaluación de los datos indica que mayores intervalos son igualmente efectivos, los mismos podrán adaptarse. Para los lixiviados, siempre se deberá medir la conductividad como mínimo una vez al año.

Ver Texto
(14)

Sobre la base de las características del emplazamiento del vertedero, las autoridades competentes podrán determinar que dichas mediciones no son necesarias.

Ver Texto
(12)

Si la evaluación de los datos indica que mayores intervalos son igualmente efectivos, los mismos podrán adaptarse. Para los lixiviados, siempre se deberá medir la conductividad como mínimo una vez al año.

Ver Texto
(11)

Estas mediciones se refieren principalmente al contenido de materia orgánica en el residuo.

Ver Texto
(11)

Estas mediciones se refieren principalmente al contenido de materia orgánica en el residuo.

Ver Texto
(12)

Si la evaluación de los datos indica que mayores intervalos son igualmente efectivos, los mismos podrán adaptarse. Para los lixiviados, siempre se deberá medir la conductividad como mínimo una vez al año.

Ver Texto
(15)

CH4, CO2, O2, periódicamente; otros gases, según proceda, conforme a la composición de los residuos depositados para reflejar sus propiedades de lixiviabilidad.

Ver Texto
(16)

Deberá comprobarse periódicamente la eficacia del sistema de extracción de gases.

Ver Texto
(17)

Si existen fluctuaciones en los niveles de aguas subterráneas, deberá aumentarse la frecuencia.

Ver Texto
(17)

Si existen fluctuaciones en los niveles de aguas subterráneas, deberá aumentarse la frecuencia.

Ver Texto
(18)

La frecuencia deberá basarse en la posibilidad de medidas correctoras entre dos tomas de muestras si se alcanza un nivel de intervención, es decir, la frecuencia deberá determinarse sobre la base del conocimiento y la evaluación de la velocidad del flujo de las aguas subterráneas.

Ver Texto
(19)

Cuando se alcanza un nivel de intervención (véase la letra C), es necesario hacer una verificación mediante la repetición de la toma de muestras. Cuando se confirmado el nivel, debe seguirse un plan de emergencia (establecido en la autorización).

Ver Texto
(18)

La frecuencia deberá basarse en la posibilidad de medidas correctoras entre dos tomas de muestras si se alcanza un nivel de intervención, es decir, la frecuencia deberá determinarse sobre la base del conocimiento y la evaluación de la velocidad del flujo de las aguas subterráneas.

Ver Texto
(19)

Cuando se alcanza un nivel de intervención (véase la letra C), es necesario hacer una verificación mediante la repetición de la toma de muestras. Cuando se confirmado el nivel, debe seguirse un plan de emergencia (establecido en la autorización).

Ver Texto
(20)

Datos para la descripción del vertedero: superficie ocupada por los residuos, volumen y composición de los mismos, métodos de depósito, tiempo y duración del depósito, cálculo de la capacidad restante de depósito que queda disponible en el vertedero.

Ver Texto