Ley 8/2008, de 10 de julio, de salud de Galicia

Ficha:
  • ÓrganoPRESIDENCIA DE LA JUNTA DE GALICIA
  • Publicado en DOG núm. 143 de y BOE núm. 202 de
  • Vigencia desde 24 de Septiembre de 2008. Revisión vigente desde 03 de Marzo de 2014 hasta 19 de Mayo de 2015
Versiones/revisiones:

Título II
Del Sistema Público de Salud de Galicia

Capítulo I
Disposiciones generales

Artículo 30 Sistema Público de Salud de Galicia

1. El Sistema Público de Salud de Galicia es parte integrante del Sistema Nacional de Salud, sin perjuicio de las competencias y funciones que sobre el primero corresponden a la Comunidad Autónoma de Galicia de conformidad con las leyes.

2. No se incluyen dentro del Sistema Público de Salud de Galicia las actividades o servicios que sean prestados con recursos no públicos.

Artículo 31 Dirección del Sistema Público de Salud de Galicia

Corresponde a la Consellería competente en materia de sanidad, sin perjuicio de las competencias atribuidas al Consejo de la Xunta de Galicia, la dirección del Sistema Público de Salud de Galicia, teniendo como principales funciones de carácter estratégico las siguientes:

  • 1. Las intervenciones que supongan ejercicio de autoridad necesarias para garantizar la tutela general de la salud.
  • 2. La ordenación de las relaciones con las personas en el sistema de salud y las prestaciones sanitarias de cobertura pública.
  • 3. La fijación de objetivos de mejora de la salud, de garantía de derechos sanitarios y de sostenibilidad financiera del sistema.
  • 4. La delimitación de los dispositivos de medios de titularidad pública o adscritos al sistema, según las necesidades de salud de la población.
  • 5. La ampliación, cuando proceda, del catálogo de prestaciones básicas ofrecidas por el Sistema Nacional de Salud.

Capítulo II
Los principios rectores de su funcionamiento

Artículo 32 Principios rectores del Sistema Público de Salud de Galicia

Conforman el Sistema Público de Salud de Galicia los principios siguientes:

  • 1. La universalidad del derecho a los servicios y prestaciones de cobertura pública.
  • 2. La orientación hacia la ciudadanía y la participación social y comunitaria en la formulación de políticas sanitarias, así como del control de sus actuaciones.
  • 3. La concepción integral de la salud, que incluye la promoción de la salud, la protección frente a situaciones y circunstancias que suponen riesgo para la salud, en particular la protección frente a los riesgos medioambientales, la prevención de la enfermedad y la asistencia sanitaria, así como la rehabilitación e integración social, desde la perspectiva de la asistencia sanitaria.
  • 4. La promoción de la equidad y del equilibrio territorial en el acceso y la prestación de los servicios sanitarios. La promoción de la superación de las desigualdades sociales en salud.
  • 5. La adecuación de las prestaciones sanitarias a las necesidades de salud de la población.
  • 6. La promoción del interés individual, familiar y social por la salud y el Sistema Público de Salud de Galicia, potenciando la solidaridad y educación sanitaria.
  • 7. La información sobre las formas de vida saludables, los recursos y los servicios existentes.
  • 8. La promoción del uso racional del Sistema Público de Salud de Galicia.
  • 9. La cooperación intersectorial como elemento de cohesión de las políticas de todos los sectores con responsabilidades sobre la salud.
  • 10. La integración funcional de todos los recursos sanitarios públicos, apostando por fórmulas colaborativas en lugar de fórmulas competitivas.
  • 11. La calidad de los servicios y mejora continua, con un énfasis especial en la calidad de la atención clínica y de la organización de los servicios, en una atención personalizada y humanizada, y de la docencia como estrategia de garantía de calidad.
  • 12. La seguridad, efectividad y eficiencia en el desarrollo de las actuaciones, las cuales habrán de basarse en la evidencia científica disponible y los valores éticos, sociales y culturales.
  • 13. La acreditación y evaluación continua de los servicios sanitarios prestados en la comunidad autónoma.
  • 14. La participación e implicación de profesionales en el sistema sanitario.
  • 15. La descentralización, desconcentración y autonomía en la gestión de los servicios sanitarios.
  • 16. La eficacia, efectividad y eficiencia en la gestión del Sistema Público de Salud de Galicia.
  • 17. La promoción de la investigación básica y clínica en el ámbito de las ciencias de la salud con un carácter traslacional a la práctica clínica.
  • 18. La coordinación de los recursos sanitarios, sociosanitarios y de salud laboral.
  • 19. La búsqueda de su suficiencia financiera y de medios.

Capítulo III
Las intervenciones públicas que garantizan los derechos y deberes de la ciudadanía

Artículo 33 Autoridad sanitaria

1. Dentro de sus respectivas competencias, tienen la condición de autoridad sanitaria el Consejo de la Xunta de Galicia, la persona titular de la Consellería de Sanidad, las personas titulares de los órganos y las personas responsables de las unidades que reglamentariamente se determinen, así como los alcaldes y alcaldesas. Se reconoce el carácter de autoridad sanitaria, en el desempeño de sus funciones, al personal que lleve a cabo la función de inspección sanitaria.

A partir de: 29 abril 2018

Número 1 del artículo 33 redactado por el apartado seis del artículo único de la Ley [GALICIA] 1/2018, 2 abril, por la que se modifica la Ley 8/2008, de 10 de julio, de salud de Galicia («D.O.G.» 9 abril).

2. Corresponderá a los titulares de los órganos citados establecer las intervenciones públicas necesarias para garantizar los derechos y deberes sanitarios de la ciudadanía.

Artículo 34 Intervenciones públicas sobre actividades, centros y bienes

Las intervenciones públicas que podrán ejercer las autoridades sanitarias competentes sobre las actividades públicas y privadas que, directa o indirectamente, puedan tener consecuencias para la salud son:

  • 1. Establecer un registro único de profesionales del Sistema de Salud de Galicia, el cual será desarrollado reglamentariamente siguiendo la clasificación establecida en la Ley de ordenación de las profesiones sanitarias.
  • 2. Establecer sistemas de información y registro sobre patologías, peligros y riesgos para la salud o poblaciones específicas.
  • 3. Establecer las exigencias de autorizaciones por razones sanitarias a empresas, productos y actividades.
  • 4. Establecer prohibiciones y requisitos mínimos para el uso y tráfico de bienes y productos, cuando supongan un perjuicio o amenaza para la salud mediante normativa.
  • 5. Establecer las exigencias de las autorizaciones de los centros sanitarios de la comunidad autónoma.
  • 6. Establecer, controlar e inspeccionar las condiciones higiénico-sanitarias, de funcionamiento y desarrollo de actividades que puedan tener repercusión sobre la salud de las personas.
    Véase D [GALICIA] 119/2019, 19 septiembre, por el que se regulan los criterios higiénico-sanitarios de las piscinas de Galicia (códigos de procedimiento SA431D, SA431C y SA431E) («D.O.G.» 8 octubre).LE0000652028_20191028Ir a Norma
  • 7. Controlar la publicidad y propaganda de productos y actividades que puedan tener incidencia sobre la salud, a fin de ajustarla a criterios de veracidad y evitar lo que pueda constituir un perjuicio para ésta.
  • 8. Controlar e inspeccionar el funcionamiento de las entidades, instalaciones y actividades que tengan su funcionamiento regulado sanitariamente.
  • 9. Controlar la actividad asistencial prestada a través de mutualidades y compañías aseguradoras, vinculadas al principio de universalidad de las prestaciones.
  • 10. Tomar muestras y analizar los productos o componentes de la producción que puedan tener repercusión sobre la salud de la población.
  • 11. Exigir certificaciones o dictamen sanitario de productos antes de su entrada en el mercado.
  • 12. Adoptar las medidas preventivas que se consideren pertinentes en caso de que exista o se sospeche razonablemente la existencia de un riesgo inminente y extraordinario para la salud. A tal efecto, la Administración sanitaria podrá proceder a la incautación o inmobilización de productos, la suspensión del ejercicio de actividades, el cierre de empresas o de sus instalaciones, la intervención de medios materiales y personales y cuantas otras medidas se consideren sanitariamente justificadas. La duración de las medidas a que se refiere este apartado se fijará para cada caso, sin perjuicio de las prórrogas sucesivas acordadas por resoluciones motivadas, no excediendo de lo que exija la situación de riesgo extraordinario que las ha justificado.
  • 13. Incoar un expediente sancionador en los casos que sean reconocidos como faltas tipificadas en la legislación vigente.
  • 14. Cualquier otra intervención conducente a establecer normativamente los requisitos y condiciones que, desde el punto de vista sanitario, han de reunir todos los centros, actividades y bienes que puedan suponer un riesgo para la salud, así como vigilar, controlar e inspeccionar, de la forma establecida en las correspondientes normas, su cumplimiento.

Artículo 35 Intervenciones públicas sanitarias en materia de salud laboral

1. La Xunta de Galicia promoverá actuaciones en materia sanitaria referentes a la salud laboral, en el marco de lo dispuesto en la Ley 14/1986, general de sanidad, y en la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de riesgos laborales.

2. La Consellería de Sanidad, los organismos y las entidades dependientes de ella, en el ámbito de sus competencias, desarrollarán la prevención, protección, promoción y mejora de la salud integral de sus trabajadores y trabajadoras.

3. Sin perjuicio de las competencias atribuidas a las restantes administraciones públicas de Galicia, y en coordinación con ellas, corresponde a la Consellería de Sanidad en materia de salud laboral el ejercicio de las funciones siguientes:

  • a) El desarrollo en la Comunidad Autónoma de Galicia de los sistemas de información sanitaria ordenados a determinar la morbilidad y mortalidad por patologías profesionales, de manera integrada con el resto de sistemas de información y vigilancia epidemiológica.
  • b) La elaboración y aprobación de los protocolos de vigilancia sanitaria específica según los riesgos para la detección precoz de problemas de salud que puedan afectar a los trabajadores y trabajadoras en el desarrollo de sus tareas.
  • c) La promoción de la información, formación y participación de los trabajadores y empresarios en los planes, programas y actuaciones sanitarias en el ámbito de la salud laboral.
  • d) La realización de estudios epidemiológicos para la identificación y prevención de patologías que, con carácter general, puedan verse producidas o agravadas por las condiciones de trabajo.
  • e) La inspección, supervisión y registro de los servicios de prevención autorizados o que soliciten autorización para su reconocimiento como tales en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Galicia, en lo que alcanza a los aspectos sanitarios.
  • f) La supervisión de la formación que, en el terreno de prevención y promoción de la salud laboral, haya de recibir el personal sanitario de los servicios de prevención autorizados.
  • g) Todas aquellas funciones que la normativa vigente le encomiende en materia de accidentes de trabajo, enfermedades profesionales, entidades colaboradoras de la Seguridad Social, mutuas aseguradoras, incapacidad temporal y servicios de prevención de riesgos laborales, promoviendo la mejora en la vigilancia y control de la salud de los trabajadores y trabajadoras, incluyendo la prescripción en la asistencia médico-farmacéutica derivada de contingencias profesionales a través del personal sanitario de los servicios de prevención, actividad que tendrá, en todo caso, carácter voluntario tanto para los trabajadores como para las empresas.
  • h) Cualquier otra función que pueda serle encomendada por el Consejo de la Xunta.

Artículo 36 De las limitaciones impuestas en las intervenciones públicas sobre actividades

Las limitaciones impuestas dentro de las intervenciones públicas especificadas en los artículos anteriores seguirán los principios siguientes:

  • a) Preferencia de la colaboración voluntaria con las autoridades sanitarias.
  • b) Minimización de la incidencia sobre la libre circulación de personas y bienes, la libertad de empresa y cualquier otro derecho.
  • c) Prohibición de ordenar medidas obligatorias que supongan riesgo para la vida.
  • d) Proporcionalidad a los fines que en cada caso se persigan.

Artículo 37 De la inspección sanitaria

1. El personal que lleve a cabo funciones de inspección en el ámbito sanitario, en el ejercicio de las funciones inspectoras que reglamentariamente se determinen, tendrá carácter de autoridad sanitaria.

2. El personal al servicio de la Administración sanitaria que actúe en el ejercicio de las funciones de inspección, y acreditando su identidad, estará autorizado para:

  • a) Entrar libremente y sin previa notificación, en cualquier momento, en todo centro, servicio o establecimiento sujeto a la presente ley.
  • b) Proceder a las pruebas, investigaciones o exámenes necesarios para comprobar el cumplimiento de la presente ley y de las normas que se dicten para su desarrollo.
  • c) Tomar o sacar muestras, a fin de comprobar el cumplimiento de lo previsto en la legislación sanitaria vigente.
  • d) Realizar cuantas actuaciones sean necesarias para el cumplimiento de las funciones de inspección que ejerzan.
  • e) Ante situaciones de riesgo grave e inmediato para la salud, los inspectores e inspectoras deberán comunicar inmediatamente a la autoridad sanitaria competente la situación detectada y adoptar las medidas cautelares de emergencia definidas por la autoridad sanitaria competente.

3. Los hechos constatados por funcionarios o funcionarias a los que se les reconoce la condición de autoridad y que se formalicen en documento público con observancia de los requisitos legales pertinentes tendrán valor probatorio, sin perjuicio de las pruebas que en defensa de los respectivos derechos o intereses puedan señalar o aportar los propios ciudadanos, conforme al artículo 137.3º de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de régimen jurídico de las administraciones públicas y del procedimiento administrativo común.

A partir de: 29 abril 2018

Artículo 37 redactado por el apartado siete del artículo único de la Ley [GALICIA] 1/2018, 2 abril, por la que se modifica la Ley 8/2008, de 10 de julio, de salud de Galicia («D.O.G.» 9 abril).

Artículo 38 Intervenciones públicas sobre individuos

Las autoridades sanitarias podrán llevar a cabo las siguientes intervenciones públicas en los supuestos de riesgos para la salud de terceras personas:

  • 1. Medidas de reconocimiento, diagnóstico, tratamiento, hospitalización o control cuando se aprecien indicios racionales que permitan suponer la existencia de peligro para la salud de la población debido a la situación sanitaria concreta de una persona o grupo de personas o por las condiciones sanitarias en que se desarrolle una actividad.
  • 2. A fin de controlar las enfermedades transmisibles, además de realizar las acciones preventivas generales, podrán adoptar las medidas oportunas para el control de las personas enfermas, de las que estén o hayan estado en contacto con ellas y del medio inmediato, así como las que se consideren necesarias en caso de riesgo de carácter transmisible.

Capítulo IV
Infracciones y sanciones

Artículo 39 Concepto y procedimiento

1. Son infracciones sanitarias las acciones u omisiones tipificadas en la presente ley y en las leyes estatales y autonómicas que les sean de aplicación en esta materia.

2. Las infracciones serán objeto, previa incoación del oportuno expediente, de las sanciones administrativas establecidas en el presente título, sin perjuicio de la responsabilidad civil, penal o de otro orden que pudiera concurrir.

3. En cualquier momento del procedimiento sancionador en que el órgano instructor considere que las infracciones pudieran ser constitutivas de delito, la administración pasará el tanto de culpa a la jurisdicción competente, absteniéndose de seguir el procedimiento sancionador mientras la autoridad jurisdiccional no dicte resolución judicial firme. Si no se estimara la existencia de delito, la administración continuará el expediente sancionador, tomando como base los hechos que los tribunales hubieran considerado probados.

4. Igualmente, si el órgano competente para resolver el procedimiento sancionador tuviera conocimiento de la instrucción de causa penal ante los tribunales de justicia y estimara que existe identidad de sujeto, hecho y fundamento entre la infracción administrativa y la infracción penal que pudiera concurrir, acordará la suspensión del procedimiento hasta que recaiga resolución judicial firme.

5. Las medidas administrativas que se hayan adoptado para salvaguardar la salud y seguridad de las personas se mantendrán hasta que la autoridad judicial se pronuncie respecto a ellas o bien cese la necesidad de las mismas.

6. En ningún caso se impondrá una doble sanción por los mismos hechos y en función de los mismos intereses públicos protegidos, sin embargo habrán de exigirse las demás responsabilidades que se deduzcan de otros hechos o infracciones concurrentes.

7. No tendrán carácter de sanción la clausura o cierre de establecimientos, instalaciones o servicios que no cuenten con las autorizaciones o registros sanitarios preceptivos, o la suspensión de su funcionamiento hasta que se rectifiquen los defectos o se cumplan los requisitos exigidos por razones de sanidad, higiene o seguridad, ni la retirada del mercado, cautelar o definitiva, de productos o servicios por las mismas razones.

A partir de: 10 febrero 2017

Número 8 del artículo 39 introducido por el artículo 37 de la Ley [GALICIA] 2/2017, 8 febrero, de medidas fiscales, administrativas y de ordenación («D.O.G.» 9 febrero).

Artículo 40 Calificación de las infracciones

Las infracciones se califican como leves, graves y muy graves, atendiendo a los criterios de riesgo para la salud, la cuantía del eventual beneficio obtenido, el grado de intencionalidad, la gravedad de la alteración sanitaria y social producida, la generalización de la infracción y la reincidencia.

Artículo 41 Infracciones leves

Sin perjuicio de las que se establezcan por otras leyes especiales, se tipifican como infracciones sanitarias leves las siguientes:

  • a) Las simples irregularidades en el cumplimiento de la normativa sanitaria vigente, sin trascendencia directa para la salud, que no se encuentren expresamente recogidas en esta relación.
  • b) El incumplimiento simple del deber de colaboración con las autoridades sanitarias para la elaboración de los registros y documentos de información sanitaria establecidos legal o reglamentariamente.
  • c) La negativa a informar a las personas que se dirijan a los servicios sanitarios sobre los derechos y obligaciones que les afectan, en los términos establecidos en la presente ley.
  • d) La emisión o difusión al público de anuncios publicitarios o propaganda comercial por cualquier medio, con repercusión directa sobre la salud humana o a fin de promover la contratación de bienes o servicios sanitarios, sin disponer de la correspondiente autorización administrativo-sanitaria.
  • e) La obstrucción de la labor inspectora mediante cualquier acción u omisión que la perturbe o retrase.
  • f) La identificación falsa o contraria al principio de veracidad en cuanto a los méritos, experiencia o capacidad técnica del personal sanitario en su actividad profesional y en sus relaciones asistenciales con la población, salvo cuando merezca ser calificada como grave o muy grave.
  • g) El incumplimiento, por simple negligencia, de los requisitos, obligaciones o prohibiciones establecidas en la normativa sanitaria, así como cualquier otro comportamiento, a título de imprudencia o inobservancia, siempre que se produzca alteración o riesgo sanitario y éste sea de escasa incidencia.
  • h) Aquellas infracciones que, al amparo de los criterios previstos en el presente artículo, merezcan la calificación de leves o no proceda la calificación de las mismas como faltas graves o muy graves.

Artículo 42 Infracciones graves

Sin perjuicio de las que se establezcan por otras leyes especiales, se tipifican como infracciones sanitarias graves las siguientes:

  • a) El ejercicio o desarrollo de actividades sin la correspondiente autorización o registro sanitario preceptivo, o transcurrido su plazo de vigencia, así como la modificación no autorizada por la autoridad competente de las expresas condiciones técnicas o estructurales sobre las cuales se hubiera otorgado la autorización correspondiente.
  • b) La creación, modificación o supresión de centros, servicios o establecimientos sanitarios sin obtener las autorizaciones administrativas correspondientes, conforme a la normativa que sea de aplicación, así como el incumplimiento de las normas relativas al registro y acreditación de los mismos.
  • c) El incumplimiento de los requerimientos específicos y de las medidas cautelares o definitivas que formulen las autoridades sanitarias, siempre y cuando se produzcan por primera vez y no concurra daño grave para la salud de las personas.
  • d) La negativa a suministrar datos, facilitar información o prestar colaboración a las autoridades sanitarias o a sus agentes en el desarrollo de las labores de inspección o control sanitarios e investigaciones epidemiológicas de brotes o situaciones de especial riesgo para la salud de la población.
  • e) El incumplimiento, por negligencia grave, de los requisitos, condiciones, obligaciones o prohibiciones establecidas en la vigente legislación en materia sanitaria, así como cualquier otro comportamiento que suponga imprudencia grave, siempre y cuando ocasionen alteración o riesgo sanitario, aunque sean de escasa entidad. Y el mismo incumplimiento y comportamiento cuando, cometidos por negligencia simple, produzcan riesgo o alteración sanitaria grave. A los efectos de este apartado, constituirá un supuesto de negligencia la omisión del deber de control o la falta de los controles o precauciones exigibles en la actividad, servicio o instalación de que se trate.
  • f) La promoción o venta para uso alimentario o la utilización o posesión de aditivos o sustancias extrañas de uso no autorizado por la normativa vigente en la elaboración del producto alimenticio o alimentario de que se trate, cuando no produzcan riesgos graves y directos para la salud de los consumidores.
  • g) La elaboración, distribución, suministro o venta de preparados alimenticios, cuando su presentación induzca a confusión sobre sus verdaderas características sanitarias o nutricionales, y el uso de sellos o identificaciones falsas en cualquiera de las actuaciones citadas.
  • h) El dificultar o impedir el disfrute de los derechos reconocidos en la presente ley a los usuarios y usuarias del sistema sanitario, ya sea en el terreno de los servicios sanitarios o sociosanitarios públicos o privados.
  • i) La comisión por negligencia de las conductas tipificadas como infracción muy grave, cuando el riesgo o la alteración sanitaria producida sea de escasa entidad.
  • j) La reincidencia en la comisión de infracciones leves en los últimos tres meses.
  • k) Las actuaciones tipificadas en el artículo 41º que, a tenor del grado de concurrencia de los elementos a que se refiere el artículo 40º, merezcan la calificación de faltas graves o no proceda la calificación de las mismas como faltas leves o muy graves.
  • l) Las actuaciones que en razón a su expresa calificación en la normativa especial sanitaria aplicable en cada caso merezcan la tipificación de faltas graves o no proceda la calificación de las mismas como faltas leves o muy graves.
  • m) El incumplimiento por parte del personal que en virtud de sus funciones deba tener acceso a la información relacionada con el estado individual de salud del deber de garantizar la confidencialidad e intimidad de las personas.
  • n) Las faltas leves que sean concurrentes con otras infracciones sanitarias leves o pudieran servir para facilitarlas o encubrirlas.

Artículo 43 Infracciones muy graves

Sin perjuicio de las que se establezcan por otras leyes especiales, se tipifican como infracciones sanitarias muy graves las siguientes:

  • a) El incumplimiento de las medidas cautelares o definitivas que adopten las autoridades sanitarias competentes, cuando se produzcan de manera reiterada o cuando concurra daño grave para la salud de las personas.
  • b) La resistencia, coacción, amenaza o represalia, desacato o cualquier otra forma de presión ejercida sobre las autoridades sanitarias o sus agentes.
    A partir de: 29 abril 2018

    Letra b) del artículo 43 redactada por el apartado ocho del artículo único de la Ley [GALICIA] 1/2018, 2 abril, por la que se modifica la Ley 8/2008, de 10 de julio, de salud de Galicia («D.O.G.» 9 abril).

  • c) El incumplimiento consciente y deliberado de los requisitos, obligaciones o prohibiciones establecidas en la normativa sanitaria, o cualquier comportamiento doloso, siempre y cuando ocasionen alteración, daños o riesgo sanitario grave.
  • d) La preparación, distribución, suministro, venta de alimentos, bebidas o productos relacionados directa o indirectamente con la alimentación humana que contengan gérmenes, sustancias químicas o radiactivas, toxinas o parásitos capaces de producir o transmitir enfermedades al hombre.
  • e) La promoción o venta para uso alimentario o la utilización o posesión de aditivos o sustancias extrañas de uso no autorizado por la normativa vigente en la elaboración o conservación del producto alimenticio o alimentario de que se trate, cuando produzca riesgos graves y directos para la salud de los consumidores.
  • f) El desvío para consumo humano de productos no aptos para ello o destinados específicamente para otros usos.
  • g) La alteración o falsificación de los documentos de registro y transporte de los productos destinados al consumo humano, cuando tales modificaciones supongan o puedan suponer un riesgo para la salud.
  • h) La reincidencia en la comisión de faltas graves en los últimos cinco años.
  • i) Las actuaciones tipificadas en los artículos 41º y 42º que, a tenor del grado de concurrencia de los elementos a que se refiere el artículo 40º, merezcan la calificación de faltas muy graves o no proceda su calificación como faltas leves o graves.
  • j) Las actuaciones que en razón a su expresa calificación en la normativa especial sanitaria aplicable en cada caso merezcan la tipificación de faltas muy graves o no proceda la calificación de las mismas como faltas leves o graves.
  • k) Las faltas graves que sean concurrentes con otras infracciones sanitarias graves o sirvieran para facilitar o encubrir su comisión.
  • l) El incumplimiento reiterado de los requerimientos específicos que formulen las autoridades sanitarias.
  • m) La negativa absoluta a facilitar información o prestar colaboración a los servicios de inspección y control.

Artículo 44 Sanciones

1. Las infracciones serán sancionadas guardando la debida adecuación entre la gravedad del hecho constitutivo de la infracción y la sanción aplicada, estableciéndose una graduación de ésta de mínimo, medio y máximo para cada nivel de calificación, en función del fraude o connivencia, el incumplimiento de las advertencias previas, el número de personas afectadas, los perjuicios causados, los beneficios obtenidos a causa de la infracción y la permanencia y transitoriedad de los riesgos.

2. Las infracciones sanitarias tipificadas en los artículos 41, 42 y 43 serán sancionadas con multas, conforme a la graduación siguiente:

  • a) Infracciones leves:
    • - Grado mínimo: hasta 601,01 euros.
    • - Grado medio: de 601,02 a 1.803,04 euros.
    • - Grado máximo: de 1.803,05 a 3.005,06 euros.
  • b) Infracciones graves:
    • - Grado mínimo: de 3.005,07 a 6.010,12 euros.
    • - Grado medio: de 6.010,13 a 10.517,71 euros.
    • - Grado máximo: de 10.517,72 a 15.025,30 euros.
  • c) Infracciones muy graves:
    • - Grado mínimo: de 15.025,31 a 120.202,42 euros.
    • - Grado medio: de 120.202,43 a 360.607,26 euros.
    • - Grado máximo: de 360.607,27 a 601.012,11 euros.

Las cantidades expresadas pueden excederse hasta alcanzar el quíntuplo del valor de los productos o servicios objeto de la infracción.

3. Sin perjuicio de la multa que proceda con arreglo a lo previsto en el apartado 2 anterior, y a los efectos de evitar que la comisión de infracciones resulte más beneficiosa para la persona que comete la infracción que el cumplimiento de las normas infringidas, la sanción económica que en su caso se imponga podrá ser incrementada con la cuantía del beneficio ilícito obtenido.

4. En los supuestos de infracciones muy graves, el Consejo de la Xunta podrá acordar como sanción accesoria el cierre temporal del establecimiento, instalación o servicio por un plazo máximo de cinco años, todo ello con los efectos laborales que determina la legislación aplicable en esta materia.

5. La autoridad a la que corresponda resolver el expediente podrá acordar, junto con la sanción correspondiente, el decomiso de bienes o productos deteriorados, caducados, no autorizados o que por cualquier otra causa puedan entrañar riesgo para la salud o seguridad de las personas, siendo por cuenta de quien cometa la infracción los gastos que origine su intervención, depósito, decomiso, transporte o destrucción.

6. Las cuantías señaladas en el apartado 2 podrán ser actualizadas periódicamente a través de la oportuna disposición legal, teniendo en cuenta la variación de los índices de precios para el consumo.

Artículo 45 Competencia para la imposición de sanciones

1. Los órganos de la Administración de la comunidad autónoma competentes para la imposición de las sanciones previstas en la presente ley son los siguientes:

  • a) Los órganos de la Consellería de Sanidad y del Servicio Gallego de Salud, en su caso, hasta 120.202,42 euros, en los términos que se establezcan reglamentariamente.
  • b) El Consejo de la Xunta, desde 120.202,43 euros.

2. Los ayuntamientos de la comunidad autónoma, al amparo de sus respectivas ordenanzas municipales, podrán sancionar las infracciones previstas en la presente ley, siempre que dichas infracciones afecten a las áreas de responsabilidad mínima sobre las cuales ejercen competencias de control sanitario.

3. A los efectos del apartado anterior, deberá comunicarse a la Consellería de Sanidad la ordenanza municipal por la que se acuerda ejercer dicha potestad sancionadora, así como los expedientes sancionadores incoados a su amparo y las resoluciones definitivas que recaigan, en su caso. Cuando por la naturaleza y gravedad de la infracción tenga que superarse la cuantía máxima establecida en el apartado 1.a), la entidad local correspondiente remitirá a la Consellería de Sanidad las actuaciones que constan en el expediente, debidamente tramitado, adjunto con la propuesta de sanción. La Consellería de Sanidad comunicará a la entidad local correspondiente la sanción recaída, así como las restantes actuaciones que se deriven de su intervención.

4. La Administración de la Comunidad Autónoma de Galicia podrá actuar en sustitución de los ayuntamientos en los supuestos y con los requisitos contemplados en la legislación de régimen local.

Artículo 46 Medidas cautelares

Una vez iniciado el procedimiento sancionador, el órgano competente para resolver podrá adoptar, previa audiencia de la persona interesada y mediante acuerdo motivado, las medidas cautelares que resulten necesarias para asegurar el cumplimiento de la resolución que pudiera recaer, así como el cumplimiento de la legalidad y la salvaguarda de la salud. Tales medidas, entre otras, podrán ser:

  • a) La suspensión total o parcial de la actividad.
  • b) La clausura de centros, servicios, establecimientos o instalaciones.
  • c) La exigencia de fianza.

Artículo 47 Prescripción y caducidad

1. Las infracciones y sanciones tipificadas en la presente ley como leves prescriben al año, las graves a los dos años y las muy graves a los cinco años.

2. La prescripción de las infracciones comenzará a computarse desde el día en que se hubiera cometido la infracción y se interrumpirá con la iniciación del procedimiento sancionador, con conocimiento de la persona interesada. Además, el plazo de prescripción de las sanciones comenzará a contar desde el día siguiente a aquél en que adquiera firmeza la resolución por la que se impone la sanción.

3. La acción para perseguir las infracciones caducará si, conocida por la administración competente la existencia de una infracción y terminadas las diligencias dirigidas al esclarecimiento de los hechos, hubieran transcurrido seis meses sin que la autoridad competente hubiera ordenado incoar el oportuno procedimiento. A tal efecto, si hubiere toma de muestras, las actuaciones de la inspección se entenderán finalizadas después de practicado el análisis inicial.

Capítulo V
Prestaciones sanitarias del Sistema Público de Salud de Galicia

Artículo 48 Prestaciones sanitarias

Las distintas prestaciones de salud que constituyen el catálogo de prestaciones sanitarias, tal como se define en el artículo 3º.8 de la presente ley, comprenden las prestaciones de salud pública, de atención primaria, de atención especializada, de atención sociosanitaria en los términos del artículo 53º.2, de atención de urgencias, farmacéutica, de atención ortoprotésica, de productos dietéticos y de transporte sanitario.A partir de: 29 abril 2018Referencias al término «atención especializada» que figuran en los artículos 10, 12, 48, 50, 51 y 97, así como en el parágrafo sexto del apartado IV de la exposición de motivos sustituidas por «atención hospitalaria», conforme establece la disposición adicional única de la Ley [GALICIA] 1/2018, 2 abril, por la que se modifica la Ley 8/2008, de 10 de julio, de salud de Galicia («D.O.G.» 9 abril).

Artículo 49 Salud pública

Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 11 de la Ley de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, la prestación de salud pública comprende:

  • a) La medición del nivel de salud de la población y la identificación de los problemas y riesgos para la salud.
  • b) La investigación de las causas o determinantes de los problemas de salud que afectan a la población a través del establecimiento de los registros y análisis de datos que, respetando la normativa en materia de protección de datos personales, permitan analizar y conocer las situaciones que tienen influencias sobre la salud, incluyendo el ámbito laboral. En los registros que se elaboren, se tendrán en cuenta especialmente los casos de violencia de género, maltrato infantil y cualquier otra manifestación de violencia, incluyendo en las encuestas de salud indicadores sobre esta materia.
  • c) Los estudios epidemiológicos necesarios para orientar con mayor eficacia la prevención de riesgos para la salud, así como la planificación y evaluación sanitaria.
  • d) La prevención y control de las enfermedades transmisibles.
  • e) El establecimiento de estándares de producción y medidas de protección de la salud frente a riesgos medioambientales, como los derivados de productos alimenticios, del uso de productos químicos, de agentes físicos, de la contaminación atmosférica, del uso de las zonas de baño, de la gestión y tratamiento de desechos y aguas residuales, de las aguas de consumo y de la sanidad mortuoria, entre otros.
  • f) El establecimiento de estándares y medidas de promoción de estilos de vida saludables y de prevención, en especial los de carácter intersectorial.
  • g) La comunicación a la población de la información sobre su salud y de los determinantes principales que le afectan. La promoción de la cultura sanitaria entre la población.
  • h) El establecimiento de sistemas de farmacovigilancia.
  • i) La promoción de los estándares sanitarios de producción de bienes y servicios y de estilos de vida, a través de la educación para la salud y otras actividades.
  • j) La verificación del cumplimiento de los estándares sanitarios definidos.
  • k) Las actuaciones necesarias para fomentar y verificar la corrección de las desviaciones de los estándares sanitarios definidos.
  • l) El fomento de la formación e investigación científica en materia de salud pública.
  • m) El control sanitario y la prevención de los riesgos para la salud derivados de las sustancias susceptibles de generar dependencia.
  • n) El establecimiento y difusión de guías de actuación preventiva para profesionales y la población frente a problemas comunitarios de salud.
  • o) La prevención de los riesgos para la salud en casos de catástrofes medioambientales.
  • p) Estudios epidemiológicos precisos para conocer, prevenir y planificar la asistencia en relación a los discapacitados.
  • q) Cualquier otra acción ordenada a mejorar la salud de la población.

Artículo 50 Atención primaria

1. La atención primaria constituye el primer nivel de acceso ordinario de la población al Sistema Público de Salud de Galicia y se caracteriza por un enfoque global e integrado de la atención y la salud y por asumir un papel orientador y de canalización de la asistencia requerida por el o la paciente en cualquier punto del sistema sanitario.

2. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 12 de la Ley de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud la atención primaria incluirá entre su catálogo de servicios las funciones y modalidades de atención sanitaria siguientes:

  • a) La indicación o prescripción y la realización, en su caso, de procedimientos diagnósticos y terapéuticos.
  • b) Las actividades programadas en materia de vigilancia e información, así como la promoción y protección de la salud y la prevención de la enfermedad.
  • c) Las atenciones y servicios específicos relativos a programas integrales de atención a grupos específicos de población: atención a la mujer y a los ancianos, así como los referidos en el artículo 14º de la presente ley.
  • d) La atención ordinaria y continuada de las urgencias.
  • e) La rehabilitación básica.
  • f) La atención paliativa a enfermos terminales.
  • g) La atención pediátrica.
  • h) La atención a la salud bucodental.
  • i) La atención a la salud mental, en coordinación con los servicios de atención especializada.
    A partir de: 29 abril 2018

    Referencias al término «atención especializada» que figuran en los artículos 10, 12, 48, 50, 51 y 97, así como en el parágrafo sexto del apartado IV de la exposición de motivos sustituidas por «atención hospitalaria», conforme establece la disposición adicional única de la Ley [GALICIA] 1/2018, 2 abril, por la que se modifica la Ley 8/2008, de 10 de julio, de salud de Galicia («D.O.G.» 9 abril).

  • j) El trabajo social con los usuarios y usuarias, en coordinación con el sistema de servicios sociales.
  • k) La participación en la docencia, la formación continuada y la investigación, en su ámbito de actuación.
    A partir de: 29 abril 2018

    Letra k) del número 2 del artículo 50 redactada por el apartado nueve del artículo único de la Ley [GALICIA] 1/2018, 2 abril, por la que se modifica la Ley 8/2008, de 10 de julio, de salud de Galicia («D.O.G.» 9 abril).

  • l) La realización de las prestaciones sociosanitarias que se corresponden a este nivel de asistencia, en coordinación con el sistema de servicios sociales.
  • m) Cualesquier otras funciones o modalidades asistenciales que se le encomienden, así como los restantes servicios y prestaciones facilitados en cada momento por el Sistema Nacional de Salud en lo que se refiere a este ámbito de la atención sanitaria.

3. Las actuaciones de atención primaria se desarrollarán en los centros de salud o en otros periféricos que de los mismos dependan, en los puntos de atención continuada, así como en los domicilios de los enfermos, en los centros que presten servicios sociosanitarios o en cualquier otro lugar que se determine reglamentariamente. Estas actividades podrán ser desarrolladas en régimen de:

  • a) Consultas a demanda o programadas en los centros sanitarios de atención primaria.
  • b) Atención de urgencias de atención primaria.
  • c) Atención a domicilio.

4. En función de los medios técnicos y profesionales y del conocimiento disponible en cada momento, la atención primaria dispondrá progresivamente del acceso a la realización de técnicas, a la información clínica y a los medios técnicos disponibles en atención especializada en la medida en que sean necesarios para garantizar la continuidad asistencial a través del mejor seguimiento y/o resolución de los procesos clínicos completos de sus pacientes.

A partir de: 29 abril 2018

Referencias al término «atención especializada» que figuran en los artículos 10, 12, 48, 50, 51 y 97, así como en el parágrafo sexto del apartado IV de la exposición de motivos sustituidas por «atención hospitalaria», conforme establece la disposición adicional única de la Ley [GALICIA] 1/2018, 2 abril, por la que se modifica la Ley 8/2008, de 10 de julio, de salud de Galicia («D.O.G.» 9 abril).

Artículo 51 Atención especializada

1. La atención especializada es el nivel de asistencia que, una vez superadas las posibilidades de diagnóstico y tratamiento de la atención primaria, se caracteriza por una alta intensidad de los cuidados requeridos o por la especificidad del conocimiento y/o la tecnología que los y las pacientes precisan para su adecuada atención sanitaria.

2. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 13 de la Ley de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, la atención especializada comprenderá las funciones siguientes:

  • a) La indicación o prescripción y la realización, en su caso, de procedimientos diagnósticos y terapéuticos.
  • b) Las atenciones de salud mental y la asistencia psiquiátrica y psicológica.
  • c) La atención a las urgencias hospitalarias.
  • d) La atención paliativa a enfermos terminales.
  • e) La rehabilitación en pacientes con déficit funcional recuperable.
  • f) La educación para la salud y la prevención de enfermedades en su ámbito de actuación, así como la participación en los sistemas de vigilancia e información.
  • g) La participación en la docencia, la formación continuada y la investigación.
  • h) La realización de las prestaciones sociosanitarias que se corresponden a este nivel de asistencia, en coordinación con el sistema de servicios sociales que se determine, así como la búsqueda de alternativas para el alta hospitalaria.
  • i) Cualesquier otras funciones o modalidades asistenciales que se le encomienden, así como los restantes servicios y prestaciones facilitados en cada momento por el Sistema Nacional de Salud en lo que se refiere a este ámbito de la atención sanitaria.
  • j) La participación en las acciones de coordinación, producción de documentación clínica y consultoría con los centros de atención primaria a través de los procedimientos que se determinen.

3. La atención especializada será prestada por los hospitales o complejos hospitalarios. El hospital, junto a los centros de especialidades adscritos al mismo, constituye la estructura sanitaria responsable de la asistencia especializada programada y urgente a la población de su ámbito de influencia. Estas actividades podrán ser desarrolladas en régimen de:

  • a) Consultas externas.
  • b) Hospital de día.
  • c) Ambulatorio de procedimientos quirúrgicos menores y de cirugía mayor.
  • d) Hospitalización para los procesos médicos, quirúrgicos, pediátricos u obstétricos que así lo requieren.
  • e) Hospitalización a domicilio.

4. La atención especializada se prestará, siempre que las condiciones del o la paciente lo permitan, en consultas externas y en hospital de día.

A partir de: 29 abril 2018

Referencias al término «atención especializada» que figuran en los artículos 10, 12, 48, 50, 51 y 97, así como en el parágrafo sexto del apartado IV de la exposición de motivos sustituidas por «atención hospitalaria», conforme establece la disposición adicional única de la Ley [GALICIA] 1/2018, 2 abril, por la que se modifica la Ley 8/2008, de 10 de julio, de salud de Galicia («D.O.G.» 9 abril).

Artículo 52 Atención a urgencias y emergencias

1. Todo el Sistema Público de Salud de Galicia prestará la atención continuada y de las urgencias a través de sus dispositivos asistenciales.

2. En situaciones de emergencia originadas por catástrofes o accidentes en cualquier lugar de Galicia, el Sistema Público de Salud de Galicia facilitará, a través de sus dispositivos asistenciales, la asistencia sanitaria in situ, el traslado de personas afectadas y la asistencia en los centros más apropiados.

3. La atención de urgencia se presta al paciente en los casos en que su situación clínica obliga a una atención sanitaria inmediata. Se dispensará tanto en centros sanitarios como fuera de los mismos, incluyendo el domicilio del paciente, durante las veinticuatro horas del día, mediante la atención médica y de enfermería.

4. Ante situaciones de crisis, alerta o alarma de salud pública, el Sistema Público de Salud de Galicia responderá con mecanismos y acciones precisas que garanticen la protección de la salud de la población.

Artículo 53 Atención sociosanitaria

1. A los efectos de la presente ley, se considera atención sociosanitaria el conjunto de cuidados sanitarios y de aquellos otros que correspondan dentro del sistema de servicios sociales establecido en su normativa específica, destinados a aquellos enfermos, generalmente crónicos, que por sus especiales características pueden beneficiarse de la atención simultánea y sinérgica de los servicios sanitarios y sociales para aumentar su autonomía, paliar sus limitaciones o sufrimientos y facilitar su reinserción social.

2. En el terreno sanitario la atención sociosanitaria comprenderá:

  • a) Los cuidados sanitarios de larga duración.
  • b) La atención sanitaria a la convalecencia.
  • c) La rehabilitación en pacientes con déficit funcional recuperable.

3. La continuidad del servicio será garantizada por los servicios sanitarios y sociales a través de la adecuada coordinación entre las administraciones públicas correspondientes, así como entre los departamentos competentes en materia de sanidad y en materia de servicios sociales de la Xunta de Galicia.

Artículo 54 Prestaciones farmacéuticas

1. La prestación farmacéutica comprende los medicamentos y productos sanitarios y el conjunto de actuaciones encaminadas a que los y las pacientes los reciban de forma adecuada a sus necesidades, en las dosis precisas según sus requerimientos individuales, durante el periodo de tiempo apropiado y con el menor coste posible para ellos y la comunidad.

2. La Administración sanitaria de la Xunta garantizará la prescripción y dispensación de medicamentos en el Sistema Público de Salud de Galicia en los términos previstos en la legislación vigente.

3. La política autonómica en relación a la prestación farmacéutica promoverá el desarrollo de programas orientados a racionalizar el empleo de los recursos farmacoterapéuticos en los servicios sanitarios y en la prestación sociosanitaria, con criterios de efectividad, seguridad y coste. Del mismo modo, impulsará programas y actividades de información y formación dirigidos a los profesionales sanitarios, así como a la ciudadanía en general.

Artículo 55 Prestaciones ortoprotésicas

1. La prestación ortoprotésica consiste en la utilización de productos sanitarios implantables o no, cuya finalidad es sustituir total o parcialmente una estructura corporal o bien modificar, corregir o facilitar su función.

2. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 11 de la Ley de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, la prestación ortoprotésica incluye las prestaciones siguientes:

  • a) Las prótesis quirúrgicas fijas y su oportuna renovación.
  • b) Las prótesis ortopédicas permanentes o temporales (prótesis externas) y su oportuna renovación.
  • c) Los vehículos para personas con discapacidad cuya invalidez así lo aconseje.

3. Esta prestación será facilitada por los servicios de salud o dará lugar a ayudas económicas, en los casos y de acuerdo con las normas que reglamentariamente sean fijadas por las administraciones sanitarias competentes.

4. La prescripción será realizada por los facultativos especialistas y/o médicos de atención primaria en la materia correspondiente a la clínica que justifique la prescripción y se ajustará a lo establecido en el catálogo autorizado por la Administración sanitaria, siguiéndose para su prestación el procedimiento regulado por la Administración sanitaria.

5. Las modificaciones del catálogo o la prescripción de productos ortoprotésicos no incluidos en el mismo requerirán la aprobación por la Consellería de Sanidad.

Artículo 56 Transporte sanitario

1. La prestación del transporte sanitario, que deberá ser accesible a las personas con discapacidad, comprende el transporte especial de personas accidentadas o enfermas cuando concurra una situación de urgencia que implique riesgo vital o daño irreparable para la salud de la gente afectada, o exista una imposibilidad física u otras causas clínicas que impidan o incapaciten para la utilización de transporte ordinario para desplazarse a un centro sanitario o a su domicilio después de recibir atención sanitaria.

2. La prescripción corresponderá al facultativo que preste asistencia y/o a la inspección de servicios sanitarios, siguiéndose para su prestación el procedimiento regulado por la Administración sanitaria.

Véase D [GALICIA] 52/2015, 5 marzo, por el que se regula el transporte sanitario («D.O.G.» 14 abril).LE0000550684_20150415Ir a Norma

Artículo 57 Productos dietéticos

1. La prestación de productos dietéticos comprende la dispensación de los tratamientos dietoterápicos a las personas que padezcan determinados trastornos metabólicos congénitos y la nutrición enteral domiciliaria para pacientes a los que no es posible cubrir sus necesidades nutricionales, a causa de su situación clínica, con alimentos de uso ordinario.

2. La prescripción corresponderá al facultativo que preste asistencia, obedeciendo su indicación sólo a causas clínicas y siguiéndose para su prestación el procedimiento regulado por la Administración sanitaria.

Artículo 58 Prestaciones complementarias

1. Son prestaciones complementarias todas aquéllas que suponen un elemento adicional y necesario para la consecución de una asistencia completa y adecuada.

2. La prescripción corresponderá al facultativo que preste asistencia, obedeciendo su indicación sólo a causas clínicas y siguiéndose para su prestación el procedimiento regulado por la Administración sanitaria.

En todo caso se tendrá en cuenta la disposición adicional duodécima de la Ley 29/2006, de 26 de julio, sobre garantías y uso racional de los medicamentos.

Artículo 59 Prestaciones y servicios sanitarios financiados públicamente

1. La Comunidad Autónoma de Galicia asegura, como mínimo, a todas las personas a que se refiere el artículo 4º de la presente ley las prestaciones y los servicios de salud individual o colectiva facilitados en cada momento por el Sistema Nacional de Salud, así como la garantía de poder acceder, mediante financiación pública, a las prestaciones o técnicas terapéuticas que, estando reconocidas por el Sistema Nacional de Salud, no se realizan en la comunidad autónoma gallega y puedan resultar beneficiosas para el o la paciente al haber sido prescritas por profesionales del Sistema Público de Salud.

2. La inclusión de nuevas prestaciones y servicios sanitarios financiados públicamente requerirá la aprobación del Consejo de la Xunta, a propuesta de la Consellería de Sanidad y previo sometimiento de los mismos a un proceso de evaluación tecnológica con relación a su seguridad, eficacia, efectividad, eficiencia, impacto desde el punto de vista económico y desde el punto de vista ético y de su contribución al bienestar individual y social, debiendo garantizarse en todo caso la financiación correspondiente.

3. Serán beneficiarios de las nuevas prestaciones que se incluyan en la financiación pública, a tenor de lo previsto en el apartado anterior, los beneficiarios definidos en el artículo 4º de la presente ley.

Artículo 60 Cartera de servicios

1. La cartera de servicios del Sistema Público de Salud de Galicia será definida por la Consellería de Sanidad después de un proceso de identificación y selección con relación a las necesidades de salud y a los criterios científicos utilizados en la evaluación de tecnologías sanitarias. El procedimiento de su actualización será definido reglamentariamente.

2. Para garantizar la equidad y accesibilidad a una adecuada atención sanitaria, el Servicio Gallego de Salud, dentro de la cartera de servicios aprobada, establecerá la de cada centro o establecimiento del Sistema Público de Salud de Galicia, conforme al procedimiento que reglamentariamente se determine.

Capítulo VI
Planificación del Sistema Público de Salud de Galicia las directrices de política sanitaria de Galicia y el Plan de salud de Galicia

Artículo 61 Objeto y ámbito de las directrices de política sanitaria de Galicia

1. Las directrices de política sanitaria de Galicia serán el principal instrumento de planificación y dirección del Sistema Público de Salud de Galicia, que establecerá el plan de mejora del sistema y ordenará todos los proyectos y acciones de mejora organizativa respecto a cumplir los objetivos de salud definidos en el Plan de salud, siendo, por tanto, un instrumento complementario de éste.

2. Las directrices de política sanitaria de Galicia identificarán aquellos puntos fuertes, debilidades estructurales y organizativas y áreas de mejora del sistema que incidan más sobre la consecución de los objetivos de salud definidos en el Plan de salud y definirán el conjunto de proyectos y acciones orientados a la mejora organizativa y a la efectividad de los cambios estructurales necesarios en el Sistema Público de Salud de Galicia.

Artículo 62 Contenido de las directrices de política sanitaria de Galicia

Las directrices de política sanitaria de Galicia contendrán, al menos, los aspectos siguientes:

  • 1. La identificación de los puntos fuertes y debilidades del Sistema Público de Salud de Galicia.
  • 2. La identificación de las áreas de mejora del Sistema Público de Salud de Galicia y su priorización.
  • 3. La visión, valores y ejes estratégicos de la política sanitaria gallega.
  • 4. Los objetivos de gestión del Sistema Público de Salud de Galicia.
  • 5. Las estrategias para la consecución de los objetivos mencionados en el apartado anterior.
  • 6. Los planes, programas, proyectos o acciones necesarias para desarrollar las estrategias elegidas.
  • 7. La vigencia del documento estratégico.
  • 8. El sistema de seguimiento y evaluación de las directrices de política sanitaria de Galicia.

Artículo 63 Tramitación de las directrices de política sanitaria de Galicia

1. La elaboración de las directrices de política sanitaria de Galicia corresponde a la Consellería de Sanidad.

2. La Consellería de Sanidad presentará el proyecto de las directrices de política sanitaria de Galicia al Consejo Gallego de Salud. Además, informará a este órgano del resultado de su evaluación.

3. La Consellería de Sanidad elevará las directrices de política sanitaria de Galicia al Consejo de la Xunta de Galicia para su aprobación.

4. Una vez aprobadas esas directrices de política sanitaria de Galicia serán presentadas en el Parlamento de Galicia por la persona titular de la Consellería de Sanidad.

5. Anualmente será remitido al Parlamento de Galicia un informe con la evaluación de los objetivos contenidos en las directrices de política sanitaria de Galicia.

Artículo 64 Objeto y ámbito del Plan de salud

1. En el marco de los criterios generales de la planificación sanitaria, el Plan de salud de Galicia es el instrumento técnico superior de planificación y dirección del Sistema Público de Salud de Galicia, que, integrando los planes o estrategias de salud de las áreas sanitarias, condiciona todas las acciones orientadas a conseguir el mejor estado de salud posible, el cumplimiento de los derechos reconocidos en la presente ley, de acuerdo con los principios que inspiran el Sistema Público de Salud de Galicia.

2. El Plan de salud identificará aquellos problemas de salud que estén incidiendo más sobre la salud de los gallegos y gallegas y definirá el conjunto de acciones dirigidas a la consecución ordenada de los fines propuestos, mediante proyectos y planes de actuación.

3. En sus contenidos y objetivos, el Plan de salud de Galicia habrá de incluir las políticas públicas de carácter intersectorial que tengan relación con los principales determinantes de la salud de la población de Galicia.

4. Con carácter previo a su elaboración habrá de realizarse el diagnóstico de situación del estado de salud de la comunidad y de las áreas sanitarias en que esté ordenada, identificando las patologías que más influyan en los indicadores del estado de salud. Se añadirán, asimismo, medidas específicas para la prevención, detección, atención e intervenciones en los casos de violencia de género, incluyendo disposiciones que permitan evaluar el impacto y los efectos de la violencia en la salud de las mujeres.

Artículo 65 Formulación y contenido del Plan de salud

Una vez seleccionados los problemas a abordar, y en lo referente a la formulación y elaboración del contenido del plan se deberá:

  • 1. Definir los objetivos a alcanzar en cada problema o grupo de problemas de salud.
  • 2. Definir las estrategias, planes, proyectos y acciones a llevar a cabo para modificar los factores identificados como responsables de los problemas. Estas estrategias y acciones tendrán presente:
    • a) El conocimiento científico y los valores éticos, sociales y culturales.
    • b) Los recursos disponibles.
    • c) Los principios rectores del Sistema Público de Salud de Galicia.
    • d) Las políticas de igualdad de género en el sistema sanitario.
    • e) Las políticas de responsabilidad social corporativa.
  • 3. Definir el sistema de gestión y seguimiento de las estrategias, planes, proyectos y acciones definidas.
  • 4. Indicar su plazo de vigencia.
  • 5. Definir el sistema de evaluación del plan y comunicación, atendiendo a los criterios siguientes:
    • a) El Plan de salud se someterá a un proceso de evaluación continua, debiendo elaborarse a mitad del periodo de su vigencia un informe de evaluación del dicho plan.
    • b) Corresponde a la Consellería de Sanidad la elaboración, difusión, seguimiento, vigilancia y evaluación del cumplimiento del Plan de salud.

Artículo 66 Tramitación del Plan de salud

1. La elaboración del Plan de salud corresponde a la Consellería de Sanidad.

2. La Consellería de Sanidad presentará el anteproyecto del Plan de salud al Consejo Gallego de Salud, informándolo del resultado de su evaluación.

3. La Consellería de Sanidad trasladará el Plan de salud al Consejo de la Xunta de Galicia para su aprobación.

4. Una vez aprobado será enviado y presentado por la Consellería de Sanidad en el Parlamento de Galicia para su conocimiento y toma en consideración.

5. Una vez conocido por el Parlamento de Galicia será remitido al Ministerio de Sanidad.

6. El informe de evaluación de los objetivos contenidos en el Plan de salud, elaborado a mitad del periodo de su vigencia, será remitido al Parlamento de Galicia para su conocimiento.

Capítulo VII
Ordenación territorial del Sistema Público de Salud de Galicia

Artículo 67 Ordenación territorial

El Sistema Público de Salud de Galicia se estructura territorialmente en áreas y zonas sanitarias articuladas en el Mapa sanitario de Galicia, el cual será definido reglamentariamente.

A partir de: 29 abril 2018

Artículo 67 redactado por el apartado diez del artículo único de la Ley [GALICIA] 1/2018, 2 abril, por la que se modifica la Ley 8/2008, de 10 de julio, de salud de Galicia («D.O.G.» 9 abril).

Véase D [GALICIA] 55/2013, 21 marzo, por el que se regula la estructura organizativa de Gestión Integrada de las áreas de Lugo, Cervo y Monforte de Lemos («D.O.G.» 5 abril).LE0000502783_20130406Ir a NormaVéase O [GALICIA] 25 marzo 2013 por la que se desarrolla la estructura organizativa de Gestión Integrada de Vigo («D.O.G.» 1 abril).LE0000502485_20130402Ir a NormaVéase D [GALICIA] 193/2010, 18 noviembre, por el que se regula la estructura organizativa de gestión integrada de Ferrol («D.O.G.» 29 noviembre) el 19 de diciembre de 2010.LE0000437104_20101219Ir a Norma

Artículo 68 Las áreas sanitarias

1. Las áreas sanitarias constituyen la demarcación territorial equivalente a las áreas de salud contempladas en el artículo 56 de la Ley 14/1986, de 25 de abril, general de sanidad.

2. El ámbito geográfico de cada una de las áreas sanitarias se determinará por decreto del Consejo de la Xunta a propuesta de la Consellería de Sanidad, en función de las necesidades sanitarias de la comunidad autónoma y teniendo en cuenta factores geográficos, socioeconómicos, demográficos, laborales, de dotación de vías y medios de comunicación y los criterios y directrices de ordenación y de desarrollo territorial establecidos por la Xunta de Galicia.

3. Corresponde a las áreas sanitarias la gestión integrada de los recursos sanitarios asistenciales públicos de su ámbito territorial, así como de las prestaciones y programas sanitarios que éstas desarrollen.

4. La estructura y funciones de los órganos de dirección y gestión de las áreas sanitarias y de los dispositivos sanitarios dependientes de las mismas, en su caso, se determinarán reglamentariamente, tomando en consideración lo reflejado en el artículo 25º de la presente ley.

A partir de: 29 abril 2018

Artículo 68 redactado por el apartado once del artículo único de la Ley [GALICIA] 1/2018, 2 abril, por la que se modifica la Ley 8/2008, de 10 de julio, de salud de Galicia («D.O.G.» 9 abril).

Véase la Disposición Transitoria Segunda de Ley [GALICIA] 8/2008, 10 julio, de salud de Galicia («D.O.G.» 24 julio), sobre áreas sanitarias.LE0000336764_20190101Ir a Norma

Artículo 69 Las zonas sanitarias

1. Las zonas sanitarias son divisiones funcionales de las áreas y constituyen las unidades elementales de prestación de los servicios sanitarios. Estas zonas facilitan la gestión en las áreas de salud y representan los territorios básicos de actuación de las diferentes unidades que prestan servicios sanitarios.

2. La delimitación de las zonas sanitarias tendrá carácter funcional, conforme a criterios funcionales de índole geográfica, demográfica, epidemiológica y de accesibilidad, teniendo en cuenta, en todo caso, las necesidades sanitarias de la población.

3. Los municipios cuya población sea superior a los 50.000 habitantes (o menos si así fuera considerado adecuado funcionalmente) habrán de dividirse en zonas básicas a efectos de adscripción a las unidades y servicios de atención primaria.

A partir de: 29 abril 2018

Artículo 69 redactado por el apartado doce del artículo único de la Ley [GALICIA] 1/2018, 2 abril, por la que se modifica la Ley 8/2008, de 10 de julio, de salud de Galicia («D.O.G.» 9 abril).

Artículo 70 Otros dispositivos territoriales sanitarios

1. En las provincias podrán establecerse actividades y servicios sanitarios no asistenciales que darán cobertura a las diferentes áreas sanitarias.

2. Cuando se considere necesario podrán establecerse oficinas y servicios dependientes de las estructuras periféricas o de los servicios centrales de la Consellería, distribuidos territorialmente dentro de las áreas sanitarias.

3. Estas actividades y servicios sanitarios no asistenciales habrán de coordinarse con los equipos directivos de las áreas sanitarias.

A partir de: 29 abril 2018

Artículo 70 redactado por el apartado trece del artículo único de la Ley [GALICIA] 1/2018, 2 abril, por la que se modifica la Ley 8/2008, de 10 de julio, de salud de Galicia («D.O.G.» 9 abril).

Capítulo VIII
Sistema de Información de Salud y evaluación del Sistema de Salud de Galicia

Artículo 71 Sistema de Información de Salud de Galicia

1. La Consellería de Sanidad creará el Sistema de Información de Salud de Galicia, con los objetivos de disponer de una herramienta útil para la realización de la planificación sanitaria, la verificación del cumplimiento del Estatuto del y la paciente y la realización de la evaluación de la calidad de los servicios y prestaciones sanitarias.

2. La Consellería de Sanidad es la responsable del Sistema de Información de Salud de Galicia y garantizará su funcionamiento continuo, el cumplimiento de la legislación vigente en materia de protección de la información y la utilización de estándares internacionales.

3. Se creará el Centro de Servicios de Tecnologías y Sistemas de Información del Sistema Público de Galicia como centro operativo de la Consellería de Sanidad que actuará en coordinación con otros servicios y centros de información de la Xunta de Galicia. Su estructura, funciones, recursos y régimen de personal serán definidos reglamentariamente, previo informe del Consejo Gallego de Salud.

Véase D [GALICIA] 126/2012, 24 mayo, por el que se establece y regula el sistema de información sobre el consumo de bebidas alcohólicas en menores («D.O.G.» 7 junio).LE0000483350_20120627Ir a Norma

Artículo 72 Evaluación del Sistema de Salud de Galicia

Serán objeto de evaluación, seguimiento o intervención por parte de la autoridad sanitaria competente:

  • a) El nivel de adecuación y calidad de las prestaciones sanitarias.
  • b) El grado de cumplimiento de los derechos reconocidos por la presente ley.
  • c) El cumplimiento por parte de la población de las obligaciones respecto a los servicios sanitarios contenidos en la presente ley.
  • d) El cumplimiento en los centros y organismos del Sistema Público de Salud de Galicia de la legislación vigente, en materia de salud laboral, accidentes de trabajo, enfermedades profesionales y situaciones de incapacidad e invalidez.
  • e) El desarrollo de las políticas y programas sanitarios.
  • f) Los servicios y actividades sanitarias o asistenciales que el Sistema Público de Salud de Galicia contrate con el sector privado de asistencia sanitaria, de modo que se ajusten a los mismos parámetros, estándares, derechos o criterios de actuación exigibles para los del propio Sistema Público de Salud de Galicia.
  • g) En general, toda la actividad sanitaria del personal, centros, servicios y establecimientos sanitarios de la Comunidad Autónoma respecto al cumplimiento de las normas sanitarias vigentes.

Capítulo IX
Financiación del Sistema Público de Salud de Galicia

Artículo 73 Financiación

1. El Sistema Público de Salud de Galicia se financiará con criterios de autonomía, equidad, racionalidad, sostenibilidad, solidaridad y suficiencia presupuestaria con cargo a:

  • a) Los recursos que le correspondan por la participación de la Comunidad Autónoma en los presupuestos del Estado afectos a los servicios y prestaciones sanitarias.
  • b) Los rendimientos obtenidos por los tributos cedidos total o parcialmente por el Estado a la Comunidad Autónoma con los fines anteriores.
  • c) Los recursos que le sean asignados a cuenta de los presupuestos de la Comunidad Autónoma.

2. Asimismo, constituyen fuentes de financiación del Sistema Público de Salud de Galicia:

  • a) Las contribuciones que hayan de realizar las corporaciones locales con cargo a su presupuesto.
  • b) Los rendimientos de los bienes y derechos propios y de los que tengan adscritos, de acuerdo con lo previsto en la normativa patrimonial de referencia.
  • c) Las subvenciones, donaciones y contribuciones voluntarias de entidades y particulares.
  • d) Los ingresos comunes y extraordinarios que esté autorizado a percibir, a tenor de las disposiciones vigentes y de los convenios interadministrativos que pudieran suscribirse para la atención sanitaria, así como cualquier otro recurso que pudiera ser atribuido o asignado.
  • e) Otros ingresos públicos recogidos en la Ley 14/1986, general de sanidad, así como cualquier otro recurso que pudiera asignarse para la atención sanitaria.

Capítulo X
Contrato de servicios sanitarios

Artículo 74 El contrato de servicios sanitarios

1. El contrato de servicios sanitarios es el instrumento mediante el cual se ordenan las relaciones entre la Consellería de Sanidad y los diferentes proveedores de servicios sanitarios, financiados públicamente, para la consecución de los objetivos del Sistema Público de Salud de Galicia.

2. Del mismo modo, es el instrumento mediante el cual se ordenan las relaciones entre el Servicio Gallego de Salud y las organizaciones, centros, servicios y establecimientos, públicos y privados, para la consecución de los objetivos asistenciales fijados.

3. El contrato de servicios sanitarios revestirá la forma de protocolos internos de actividad-financiación, contratos, contratos-programa, conciertos, convenios, acuerdos u otros instrumentos de colaboración.

4. Reglamentariamente se establecerán los supuestos en que la suscripción de un contrato de servicios sanitarios requiera la acreditación sanitaria previa.

5. Motivadamente, y por razones de interés público, urgencia vital o por necesidades urgentes de asistencia sanitaria, la Consellería de Sanidad podrá establecer, mediante resolución, excepciones al requisito de previa acreditación sanitaria. Con el mismo carácter de excepcionalidad podrá autorizarse el uso de servicios sanitarios no concertados.

6. Los servicios y actividades sanitarias o asistenciales que el Sistema Público de Salud de Galicia contrate con el sector privado de asistencia sanitaria habrán de ajustarse a los mismos parámetros, estándares, derechos o criterios de actuación exigibles para los del propio Sistema Público de Salud de Galicia.