Búsqueda por etiqueta|

Mala fe

14 entradas

La sospecha de padecer ELA no supone mala fe del asegurado que exima a la aseguradora

Jurisprudencia | 27 de julio de 2020 | DAÑOS Y CONTRATOS

El diagnóstico definitivo de la enfermedad se produjo casi un año después de celebrado el contrato, por lo que no se aprecia la omisión de datos de salud en el cuestionario por malicia o negligencia grave que liberaría a la aseguradora.


Absueltos de estafa y apropiación indebida tres promotores que no entregaron dos viviendas al no existir intención de engañar

Jurisprudencia | 16 de abril de 2020 | DELITOS

La Audiencia Provincial de Badajoz señala que no actuaron de mala fe cuando al quebrar la empresa se entregó el edificio como dación en pago para saldar la deuda.


El TS impone multa de 3000 euros a Puigdemont, Comín y a Lliures Per Europa por mala fe procesal

Jurisprudencia | 10 de julio de 2019 | MALA FE PROCESAL

El tribunal afirma que es evidente que hay mala fe y temeridad en la presentación de la solicitud de medidas cautelarísimas.


Despedido por trabajar de discjockey estando de baja por accidente laboral con lesiones en la mano

Jurisprudencia | 05 de septiembre de 2017 | LABORAL

El empleado se publicitó en carteles y redes sociales para varios eventos, por lo que su actividad no fue esporádica, y aunque en el taller mecánico se requieren mayores requerimientos físicos que siendo DJ, para esta última profesión se precisa de una mayor capacidad táctil.


Marcas vs. Nombres de dominio: soluciones frente al Cybersquatting

Artículos doctrinales | Luis Ramírez | 10 de marzo de 2017 | Cybersquatting

El nombre de dominio se ha convertido, de facto, en uno de los signos distintivos de una empresa en Internet, y los tribunales, de hecho, los Tribunales vienen considerando que el nombre de dominio cumple en Internet la función de marca. La facilidad de registro y el principio first to file que adjudica el nombre de dominio al primero que lo solicita, sea o no titular de un derecho marcario sobre una denominación idéntica o semejante, ha dado lugar al fenómeno del cybersquatting (ciberocupación) o registro de mala fe.


El Tribunal Supremo avala el ERE de UGT Andalucía y dice que no hubo mala fe

Jurisprudencia | 20 de diciembre de 2016 | ERE

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia dictada por el TSJ Andalucía y considera que no hubo mala fe por parte del sindicato empleador en el período de consultas.


Acudir a la Justicia por un procedimiento de muy baja cuantía, en lugar de intentar mecanismos alternativos como la mediación, puede implicar mala fe procesal

Noticias | 30 de marzo de 2015 | Mala fe procesal

Se abusa del derecho a la tutela judicial cuando no se utiliza como último recurso sino como primero, suponiendo un "aprovechamiento de recursos públicos en beneficio de la actividad de una mercantil", teniendo en cuenta que existen métodos alternativos de resolución de conflictos.


No es admisible que la parte descontenta con una sentencia responda con una querella por prevaricación carente de fundamento

Noticias | 17 de febrero de 2015 | Mala fe procesal

Según el TS, reaccionar frente a una sentencia, de la que se puede discrepar legítimamente, con una querella por prevaricación sin base sólida, aparece prima facie como un abuso de la facultad que  el art. 125 CE pone en manos de todo ciudadano. Es una temeridad generar y alimentar la sospecha de que se está prevaricando cada vez que se produce una resolución discrepante con las tesis de una parte,


La declaración de nulidad de un contrato de preferentes determina que el cliente no tenga que devolver intereses por las cantidades percibidas

Jurisprudencia | 16 de septiembre de 2014 | Preferentes
Si bien la declaración de nulidad determina que las partes deben restituirse las prestaciones que recíprocamente percibieron, el alcance de esta obligación no es el mismo para la entidad financiera y para el cliente: la obligación de este se debe limitar a la devolución de los rendimientos obtenidos por el producto financiero adquirido sin tener que restituir los intereses de dichas sumas, como consecuencia de la situación de desigualdad generada por la mala fe de la entidad financiera, que debe traducirse en la reposición de las cosas al momento de la celebración del contrato para evitar un enriquecimiento injusto de aquella.

Una empresa que contabilice en "B" puede proceder a un despido colectivo, pero en la negociación con los representantes de los trabajadores debe aportar la contabilidad real

Jurisprudencia | 06 de marzo de 2014 | Despido colectivo
El hecho de que una empresa lleve una «contabilidad B» no es óbice para que la empresa pueda decidir extinciones de contratos si hay una disminución continuada de los ingresos (sin perjuicio, claro está, de las responsabilidades administrativas o penales a que hubiere lugar), pero siempre será necesario a la hora de negociar con los representantes de los trabajadores que se aporte la contabilidad real, pues solo así existirá una verdadera negociación. La falta de entrega a los representantes de la contabilidad real del grupo supone la nulidad de los despidos, pues la empresa negoció de mala fe ocultando datos trascendentales de su realidad contable tanto a los acreedores tributarios como a los trabajadores.

La declaración de nulidad de un contrato de preferentes determina que el cliente no tenga que devolver intereses por las cantidades percibidas

Jurisprudencia | 16 de septiembre de 2014 | Preferentes
Si bien la declaración de nulidad determina que las partes deben restituirse las prestaciones que recíprocamente percibieron, el alcance de esta obligación no es el mismo para la entidad financiera y para el cliente: la obligación de este se debe limitar a la devolución de los rendimientos obtenidos por el producto financiero adquirido sin tener que restituir los intereses de dichas sumas, como consecuencia de la situación de desigualdad generada por la mala fe de la entidad financiera, que debe traducirse en la reposición de las cosas al momento de la celebración del contrato para evitar un enriquecimiento injusto de aquella.

Una empresa que contabilice en "B" puede proceder a un despido colectivo, pero en la negociación con los representantes de los trabajadores debe aportar la contabilidad real

Jurisprudencia | 06 de marzo de 2014 | Despido colectivo
El hecho de que una empresa lleve una «contabilidad B» no es óbice para que la empresa pueda decidir extinciones de contratos si hay una disminución continuada de los ingresos (sin perjuicio, claro está, de las responsabilidades administrativas o penales a que hubiere lugar), pero siempre será necesario a la hora de negociar con los representantes de los trabajadores que se aporte la contabilidad real, pues solo así existirá una verdadera negociación. La falta de entrega a los representantes de la contabilidad real del grupo supone la nulidad de los despidos, pues la empresa negoció de mala fe ocultando datos trascendentales de su realidad contable tanto a los acreedores tributarios como a los trabajadores.

La declaración de nulidad de un contrato de preferentes determina que el cliente no tenga que devolver intereses por las cantidades percibidas

Jurisprudencia | 16 de septiembre de 2014 | Preferentes
Si bien la declaración de nulidad determina que las partes deben restituirse las prestaciones que recíprocamente percibieron, el alcance de esta obligación no es el mismo para la entidad financiera y para el cliente: la obligación de este se debe limitar a la devolución de los rendimientos obtenidos por el producto financiero adquirido sin tener que restituir los intereses de dichas sumas, como consecuencia de la situación de desigualdad generada por la mala fe de la entidad financiera, que debe traducirse en la reposición de las cosas al momento de la celebración del contrato para evitar un enriquecimiento injusto de aquella.

Una empresa que contabilice en "B" puede proceder a un despido colectivo, pero en la negociación con los representantes de los trabajadores debe aportar la contabilidad real

Jurisprudencia | 06 de marzo de 2014 | Despido colectivo
El hecho de que una empresa lleve una «contabilidad B» no es óbice para que la empresa pueda decidir extinciones de contratos si hay una disminución continuada de los ingresos (sin perjuicio, claro está, de las responsabilidades administrativas o penales a que hubiere lugar), pero siempre será necesario a la hora de negociar con los representantes de los trabajadores que se aporte la contabilidad real, pues solo así existirá una verdadera negociación. La falta de entrega a los representantes de la contabilidad real del grupo supone la nulidad de los despidos, pues la empresa negoció de mala fe ocultando datos trascendentales de su realidad contable tanto a los acreedores tributarios como a los trabajadores.

Actividad en Facebook