Noticias JurídicasOrigen http://noticias.juridicas.com

Legal management forum
22/07/2016 16:54:25 | Carlos FH - Redacción NJ

Los retos de las firmas jurídicas para los próximos años

En el primer Legal Management Forum, celebrado en 2014, el prestigioso experto en el sector de la abogacía, Richard Susskind, explicó como la intensa crisis económica iniciada en 2008 y el gran desarrollo de las tecnologías han afectado a la profesión y todos los ámbitos relacionados con ella.

La primera y más evidente consecuencia fue que los clientes están cada vez menos dispuestos a pagar las altas tarifas profesionales que tradicionalmente se venían cobrando por la prestación de los servicios de los abogados.

Esto ha abierto una crisis en la profesión a la que los despachos y firmas ha reaccionado de diferentes maneras. Pero los efectos sobre los precios no son las únicas circunstancias que han cambiado.

Otros relevantes factores se están presentando como lo que él denomina los tres motores de cambio en la profesión: el “más por menos”,  la liberalización y las tecnologías de la información. 

“Más por menos” significa que, como consecuencia de la crisis, los clientes han reducido enormemente su presupuestos de gastos legales, sin reducir a la vez el nivel de servicio esperado. Ello ha incidido directamente en los presupuestos de los despachos, que se han visto obligados a reducir sus precios y presupuestos de ingresos, manteniendo a la vez un alto nivel de calidad en un marco en el que la complejidad regulatoria no cesa de aumentar.

La liberalización,  ha provocado que profesiones sin específica cualificación jurídica puedan prestar servicios legales.

Y finalmente las tecnologias de la información están alcanzado un grado de sofisticación que permiten prácticamente a cualquier persona realizar algunas tareas antes reservadas a profesionales bien formados.

Y la importancia de la tecnología en este cambio es esencial: “En los próximos diez años, el impacto de la tecnología traerá más cambios para la abogacía que los observados en el sector en el último siglo”, destacó entonces.

La consecuencia de todo ello es que la supervivencia de los despachos en el futuro va a requerir, por un lado, que estos diseñen estrategias de eficiencia, que identifiquen aquellas tareas en las que realmente son útiles para el cliente y le aportan valor para resolver sus. El abogado debe buscar la manera de "desagregar" cada 'pieza' del servicio legal para gestionarlo individualmente de un modo más eficaz, teniendo en cuenta los intereses de los clientes.

Y esto no es todo, la situación ha seguido evolucionando y así, según ha puesto de manifiesto Susskind en su último libro “The future of professions”,  “A largo plazo, máquinas cada vez más capaces van a transformar el trabajo de los profesionales, dando paso a nuevas vías de compartir en la sociedad la pericia de los expertos. Por ello, al final, muchos profesionales serán reemplazados por personas menos expertas y sistemas de gran capacidad de proceso.”

¿Cómo va a afectar esto a la abogacía?

Un futuro marcado por el cambio tecnológico

Lidia Zommer, miembro de INKIETOS y una de las más importantes referencias en materia de estrategia, marketing, desarrollo de negocio, responsabilidad corporativa, comunicación y gestión del talento de despachos de abogados, describe así el panorama actual:

“El sector legal se enfrenta a un cambio de escenario comercial y a una amenaza.

Por un lado, la demanda en la abogacía de los negocios es más exigente: los compradores de servicios jurídicos pretenden recibir más por menos. Los directores de asesoría jurídica de las empresas, una vez validada la calidad técnica, subastan la contratación al mejor postor. En algunos casos, inclusive esta contratación es realizada por el departamento de compras, con criterios meramente económicos.”

Además “la competencia se ha intensificado, con la llegada de operadores ajenos al sector: empresas de servicios jurídicos con procesos bien definidos, bases documentales y gran apalancamiento en la tecnología, paralegals y pocos abogados.”

En este contexto “pocos de los grandes despachos tienen claro cómo hacer que la tecnología los ayude a ser más eficientes y aportar más valor al cliente”. Y ello sin olvidar el problema de la ciberseguridad, que, en su opinión, “ya es el gran talón de Aquiles del sector”.

Eugenia Navarro, profesora de Marketing jurídico de la facultad de Derecho de ESADE y consultora de marketing estratégico para varios despachos de abogados, cree que, ante esta situación, “la abogacía tradicional competirá con  nuevos modelos de negocio que prestarán también servicios legales pero muy enfocados a optimizar la gestión y a entender a los clientes.”

Pero, según esta experta  “el gran reto que asume el sector es optimizar la gestión y responder de manera efectiva a esas nuevas necesidades de las empresas. Hemos llegado a un punto de no retorno, quien no se adapte a estas nuevas reglas dejará de ser competitivo y no podrá continuar en el mercado.”

En este sentido, el segundo gran reto para el sector reside en “la reconversión de la profesión a las herramientas tecnologías necesarias para ser efectivos y prestar servicios globales. Estamos además en los albores de la inteligencia artificial, aún no conocemos su limite y lo que nos deparará el futuro, pero sin lugar a dudad se inicia un camino revolucionario. “

Matiza esta visión Emilio Gude, adjunto a la Dirección de Ceca Magán Abogados, quien señala que “más que a la tecnología, los despachos van a tener que adaptarse “a las nuevas generaciones, a la gestión del conocimiento” y a “una concentración de firmas” que disminuirá su número pero con más potentes y con mejores servicios. “El reto será acertar en ese proceso”, destaca.

Como resume Lucía Lorente, directora corporativa de Hogan Lovells en Madrid, “Las firmas tendremos que adaptarnos a los intereses y formas de trabajar, colaborar y comunicarse de las nuevas generaciones, no solo porque serán nuestros profesionales del futuro sino porque también serán nuestros clientes.”

Dada la complejidad de la situación y los retos que plantea, el próximo Legal Management Forum 2016 será una magnífica ocasión para profundizar en las mejores metodologías para afrontar estos desafíos y clarificar el futuro de la profesión. Benefíciese de precios especiales comprando su entrada antes del 31 de julio.


Te recomendamos

Actividad en Facebook