Noticias JurídicasOrigen http://noticias.juridicas.com

Legal management forum
23/10/2014 05:49:00 | CFH, Redacción NJ | Notas de prensa

Legal Management Forum 2014: Crónica de un evento excepcional

El pasado martes se celebró en Madrid la primera edición del Legal Management Forum, bajo la organización de Wolters Kluwer y el colectivo Inkietos y el patroncinio principal de Santander Justicia.

Este evento se proponía ser un punto de encuentro para presentar los principales retos y oportunidades relacionados con el management en el sector de la abogacía, es decir, con su funcionamiento como negocio o actividad empresarial, que es lo que, en última instancia, es cualquier despacho de abogados.

También se proponía reflexionar sobre esos retos y proporcionar a los profesionales ideas y herramientas para anticiparse a los cambios y tendencias globales.

Y podemos empezar diciendo que esos objetivos se cumplieron con creces. El desarrollo y organización del acto, el nivel –superlativo-- de los ponentes y su tratamiento de los diferentes puntos del programa permiten situarlo como un punto de referencia inexcusable para conocer no solo la situación actual del sector de la abogacía de los negocios, sino como ésta está evolucionando bajo criterios bien enfocado por los principales actores del sector.

Por eso, aquellos profesionales que no quieran quedarse descolgados de esa carrera, en la que está en juego algo tan sensible como el futuro de su negocio, con independencia de su tamaño, deberían tomar buena nota de lo allí tratado.

Para ellos, y para todos aquellos interesados en la forma en que está evolucionando la profesión de abogado y como pueden adaptarse a ese cambio, va este primer resumen de lo que allí se dijo. En días sucesivos ampliaremos algunos de los apartados más destacados.

El planteamiento del Foro

Como hemos dicho, el objetivo del foro era ambicioso: analizar las principales circunstancias que afectan hoy día a una parte importante de la profesión.

Para ello, el programa contemplaba los siguientes temas: los retos que plantean las tecnologías más avanzadas (como el proyecto Watson de IBM); el Marketing como herramienta de desarrollo del negocio de la abogacía; las actuales tendencias en la gestión de recursos humanos y del talento en los despachos;  los nuevos modelos de prestación de los servicios legales; los modelos de internacionalización de la abogacía; los retos en la relación entre los despachos de abogados y las asesorías jurídicas internas; el liderazgo en la abogacía de los negocios y una reflexión final sobre el futuro de la profesión.

Con diez horas por delante para ocuparse de todo ello y ante un auditorio completo (más de 500 asistentes), expectante y participativo, las ponencias y mesas redondas se sucedieron con rigurosa puntualidad, aportando sucesivas experiencias, análisis y propuestas.

 Prólogo ¿Por qué organiza este acto Wolters Kluwer?

Stacey CaywoodStacey Caywood, responsable de la división legal (Legal & Regulatory CEO) de la compañía organizadora lo puso en claro desde el principio: porque es una de las principales compañías mundiales en servicios de información para profesionales; porque trabaja muy duro para conocer muy bien el trabajo de estos profesionales y cómo está evolucionando, y porque está diseñando y optimizando una avanzada gama de nuevos productos (en muchos casos, diseñados y elaborados en España, otros a un nivel global), para ellos.

Adelantó también algunas de las tendencias que se están detectando en el sector de la abogacía y que serían retomadas a lo largo del foro por diferentes intervinientes, como el incremento en el uso de servicios de firmas no legales, por ejemplo para la parte de trabajo más administrativa: "Los bufetes podrán jugar un papel en este contexto si son lo suficientemente flexibles en la adaptación de sus estructuras", apuntó.

Acto primero: la “amenaza” tecnológica

Y como acabábamos de hablar de tecnología, Elisa Martín Garijo, Chief Technology de IBM España, nos terminó de poner en situación: la tecno­­logía que viene no servirá solo para recopilar información y devolverla a través de una búsqueda.

Mucho más allá de eso, Watson, será una tecnología cognitiva, capaz de entender e interpretar lenguaje e imágenes, adaptarse al individuo que la usa, con capacidad de relación y razonamiento y también de aprender de la experiencia.

Esta tecnología,  que ya está operativa en el ámbito de la medicina, no está todavía adaptada al sector legal, pero cuando llegue, sus efectos serán sin duda muy relevantes para el trabajo del abogado.

En un mundo en el que el gran volumen de normativa complica la toma de decisiones, Watson no solo podrá facilitar respuestas precisas a consultas complejas (no solo documentos como hasta ahora), también facilitará el cumplimiento normativo, abrirá nuevos modelos de negocios, reducirá costes en el conocimiento de la ley y facilitará la enseñanza y el aprendizaje del Derecho.

Hay que mover el negocio: el Marketing necesario

Establecido que los retos para el abogado se suceden (crisis econónica, gran competencia, tecnologías novedosas), el siguiente punto del programa se dedicó a presentar una de las herramientas primarias de cualquier negocio (incluido el de la abogacía): el Marketing.

Eugenia Navarro, Consultora y profesora de Esade y miembro de Inkietos, recordó la premisa: hoy ya no basta con ofrecer un buen precio a los clientes. Estamos en un entorno sumamente competitivo en el que el cliente busca, además, efectividad y predictividad. La organización de los despachos deben estar orientada a los clientes. Y para ello innovación y tecnología serán las claves de este desafío.

Para Laura Canudas, Directora de Marketing y BD de Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, la clave está en generar la confianza en el cliente, ofreciéndole lo que es relevante para él y lo que mejor sabemos hacer (no se puede ser todo para cada cliente). Para ello la política de Marketing debe estar muy segmentada hacia cada tipo de cliente, lo que requiere una gran dedicación a lo que se conoce como Businesses Intelligence: el análisis y la métrica de la gran cantidad de datos que podemos manejar sobre nuestro mercado y nuestros clientes.

Dez Derry, CEO de MMADIGITAL ofreció algunas pistas sobre como las páginas web de los despachos y los vídeos de diseño y tecnología adecuadas, pueden ser grandes herramientas de Marketing para un despacho. En especial los videos, porque atraen la atención de los usuarios mejor que otros recursos, aparecen antes cuando se busca en Google y se viralizan (se comparten en las redes sociales), muy bien.

David Tovey, Conferenciante, Autor y Coach, señaló que, aunque los estudios demuestran que Internet y las redes sociales son ya métodos primarios de búsqueda de un abogado para muchos potenciales clientes, que la tecnología nos conecta, pero las relaciones las construimos con personas y, además, que la reputación del individuo está por encima de la de una firma.

El Marketing es una actitud profesional, que debe de formar parte de las competencias del abogado, pero teniendo en cuenta la importancia de las personas (“To win more business, be human”).

Crearse esa imagen se basa, entre otros elementos, en interactuar y compartir información en las redes sociales (como LinkedIn), con un enfoque para los usuarios, más que para otros abogados, como suele ser lo normal.

Cuidando a nuestra gente: la gestión de los recursos humanos y el talento en los despachos

Esta mesa redonda abordó una materia en la que, como señaló su moderador, Joan Daura, Socio de PwC Tax & Legal Services, no valen las ideas preconcebidas.

Álvaro Sainz, Senior Partner de Herbert Smith Freehills, detalló los principales modelos retributivos seguidos en la abogacía de los negocios; el Lock step, basado en retribuciones más bien cerradas en virtud de la categoría del profesional, en sus dos variantes, Pure y Extended y el denominado You eat what you kill, basado en el rendimiento generado.

Las tendencias retributivas más recientes se orientan más hacia este modelo, disminuyendo el fijo a favor de un variable más elevado.

En todo caso, estos sistemas y otros como el Decreasing o el variable por tramos, se basan en rigurosos sistemas de evaluación, orientados a realizar un balance anual del abogado según las necesidades de la firma.

En todo caso, lo que las firmas esperan de los abogados es no solo el conocimiento del Derecho (algo que se presupone), sino la capacidad de generación de negocio y de venta cruzada. El elemento esencial de su éxito será conocer el negocio del cliente, para poder ofrercerle soluciones a sus problemas.

Lucía Lorente, Directora Corporativa de Hogan Lovells, subrayó la importancia de las políticas de flexibilidad en la gestión de los recursos humanos en los despachos actuales. Flexibilidad entendida en su acepción de agile working, como diferente del presentismo tan característicamente español que tiende a primar la presencia en el puesto de trabajo, con independencia del rendimiento.  Se trata de facilitar la prestación del servicio que requiere el clliente en cualquier momento, en cualquier lugar, que se basa sobre todo en el cumplimiento de objetivos y la consecución de resultados, con independencia del modo y del lugar desde los que ello se consiga. Asumiendo que ello plantea retos organizativos, tecnológicos y, a veces legales, pero sabiendo que ello redunda en mejora de rendimiento, menor stress y menores costes.

Y para que los socios lideren con el ejemplo, hay que formarles, junto con sus equipos, tanto en la gestión del tiempo como en las herramientas necesarias, sin olvidar una adecuada política de comunicación con los clientes.

Por su parte, José Luis Risco, Director de recursos humanos de EY, planteó una llamada de atención sobre la gestión del talento y las carreras profesionales: Hoy día hay menos oportunidades de crecimiento vertical en las firmas. Hay que valorar adecuadamente los distintos perfiles que se pueden dar (el que va claramente hacia socio, el que es experto jurídicamente, el más orientado a la gestión) Y la pregunta ¿Se aplica a la gestión del talento en los despachos la flexibilidad que se pide a los empleados? Estos suelen irse de las firmas por diferencias con sus superiores y por no cumplirse sus expectativas. Por eso hay que mirar hacia abajo y escucharles, no solo hacia arriba.

Nuevos modelos en la prestación de servicios legales

Sobre este tema se presentaron dos colaboraciones provenientes del mercado anglosajón.

Warren Riddell, Socio de Beaton Capital y Karl Chapman, CEO de Riverviewlaw, aportaron su experiencia en nuevas formas de desarrollo y prestación de servicios legales.

Riddell recordó cómo la crisis está acelerando el ritmo de cambios en el mercado legal, con clientes más sofisticados, restricciones presupuestarias, una globalización creciente, despachos más especializados, mano de obra virtual y nuevos modelos de negocio.

Y no se puede olvidar que en todos los segmentos de mercado hay siempre ganadores y perdedores.

Pero estos problemas de reducción de tamaño de las firmas, descenso de precios, salida de personal y fusiones internacionales de firmas está generando un cambio de un modelo de firmas generalistas al de firmas mucho más especializadas, con un modelo de trabajo con procesos y volúmenes a escala y una subcontratación creciente de servicios de menor valor añadido para el trabajo de los despachos.

Por su parte, Chapman, en una vibrante intervención, que por su rapidez puso a prueba tanto el nivel de inglés de los que se precian de hablar ese idioma como la compentencia de la traducción simultánea del Foro, planteó el modelo de de Riverviewlaw como firma muy centrada en un ámbito de actividad (Legal advisory y Legal counsel), de un tamaño proporcionado a su volumen de actividad;  basado en un CRM o sistema de relación con los clientes muy potente y una organización interna sin compartimientos estancos, en la que el cliente es de la empresa y no de su abogado, como es lo habitual, lo que permite la participación activa de todo el despacho en la prestación del servicio al cliente y una compartición efectiva de la información. Además, su modelo de relación con el cliente es a tres años y no reparten beneficios, sino que lo reinvierten en mejorar su tecnología e infraestructura, porque asumen que los usuarios y la tecnología se mueven y cambian más rápido que la propia regulación.

Esta mesa redonda estuvo moderada por Eva Bruch, Socia de +MoreThanLaw. Miembro de Inkietos.

Mirando hacia afuera: el reto de la internacionalización

La mesa redonda dedicada a las experiencias de internacionalización de varios despachos de abogados, moderada por Gregorio García Torres, Director de Santander Justicia, dio oportunidad de conocer el trabajo realizado a este respecto por dos firmas españolas, como son Garrigues, de la mano de Javier Ybáñez, Socio y Responsable de la práctica latinoamericana en dicha firma, y Ontier, de la mano de Bernardo Gutiérrez de la Roza, Consejero Delegado de la firma.

Ambos destacaron la importancia de Latinoamérica como ámbito natural de expansión internacional de los despachos españoles, donde Garrigues, tras abandonar el proyecto de la conocida como Alianza Affinitas, intenta abrir un camino por medio de sus propias oficinas, aprovechando la especialización de los abogados locales.

Ontier por su parte ha optado por la toma de participación en aquellos mercados en los que le ha sido posible, eligiendo a los expertos en el mercado local a los que transmiten su modo de hacer las cosas.

En su turno de palabra, Juan Picón, Co-Director Internacional y Miembro de la Comisión Ejecutiva de DLA Piper, el mayor despacho de abogados del mundo, presentó la evolución de la firma desde que comenzó su proceso de internalización hace 15 años, hasta su actual  presencia en 32 países, con 4.200 abogados en plantilla y un plan de expansión para los próximos 3 años centrado principalmente en los países del G20 (aunque con un plan muy ambicioso también en África) y las empresas del Fortune 500, por ser el tipo de empresas que les permite dar trabajo en un mayor número de países y aprovechar al máximo las sinergias que se generan, compartiendo valores y cultura entre las distintas oficinas.

Los retos en la relación entre los despachos externos y las asesorías internas

Esta mesa se dedicó a presentar diferentes experiencias sobre la relación entre los despachos de abogados y las asesorías jurídicas de las empresas que pueden contratar con ellos.

Manuel García Cobaleda, Director de Servicios Jurídicos y Secretaría del Consejo de Gas Natural Fenosa, dio cuenta de cómo el servicio jurídico de su compañía tiene una orientación muy corporativa, atendiendo a todos sus clientes locales dentro de un entorno muy internacionalizado y en un sector muy intensivo en personal, como es el gasista, en el que no puede olvidarse además la relevancia de las operaciones vinculadas en la relación con los abogados locales.

Mauricio Corral Escribano, Director de Asesoría Jurídica Procesal Corporativa del Banco de  Santander, destacó que en su organización se ha acudido tradicionalmente a despachos externos para el asuntos relacionados con el mercado tradicional del banco y lo financiero.

Los asuntos más sencillos o rutinarios se suelen derivar a pequeños despachos locales, los más complejos a grandes firmas de prestigio y los de dificultad media se atienden internamente, al igual que las segundas instancias o la casación.

Sobre este mismo tema, John Rigau, Vicepresidente y General Counsel de Pepsico Western Europe, gran multinacional del sector de la alimentación, explicó que su compañía se está moviendo de la deslocalización a la centralización, con 150 abogados dedicados al entorno corporativo y unos 300 al negocio.

Su experiencia es que en un principio el abogado interno relacionaba internamente a la gerencia con el abogado externo, pero que esta situación ha ido evolucionando para permitir que el abogado interno sea parte de los comités de dirección y esté involucrado en el negocio. Actualmente externalizan los temas más técnicos o los menos sofisticados.

Los tres ponentes estuvieron de acuerdo en que el precio no es principal factor para elegir a un despacho externo (incluso se destacó que los cambios de abogado externo solo por ese criterio suelen salir caros a la larga), sino que se acepta pagar más por el valor añadido aportado.

Gestión y liderazgo: El ejemplo de los grandes

Uno de los platos fuertes de la tarde llegó con la mesa redonda que, bajo la moderación de Carlos García-León, periodista jurídico y miembro de Inkietos, reunió a los principales directivos de los cuatro grandes despachos españoles: Luis de Carlos, Socio Director de Uría Menéndez, Rafael Fontana, Presidente Ejecutivo de Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, Manuel Martín, Socio Director de Gómez-Acebo & Pombo y Fernando Vives,Presidente Ejecutivo de Garrigues.

Estos altos ejecutivos de la abogacía analizaron distintos aspectos de su actividad como ¿Cuál es la mejor manera de gestionar un despacho? ¿Deben los despachos de cierto tamaño estar gestionados por abogados o se hacen deseables otros perfiles? gestión de las carreras profesionales, lo que los despachos esperan de sus equipos y, en especial, de los socios que, por su interés y extensión, serán objeto de una noticia propia en los próximos días.

El punto de vista de la Administración

En un evento como este era evidente la necesidad de contar con la opinión de la Administración, y esta llegó de la mano de tres destacados intervinientes.

Salvador Victoria, Consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, destacó la importancia de la colaboración y el diálogo entre todos los colectivos profesionales relacionados con la Administración de Justicia y repasó las medidas adoptadas por la comunidad para favorecer el expediente electrónico en la misma, así como las líneas de financiación para despachos, Pymes y autónomos que han promovido.

Finalmente anunció la inminente reactivación del proyecto de la Ciudad de la Justicia de Madrid, de la que se sacarán a licitación pública sus principales elementos antes de fin de año.

Rafael CataláPor su parte, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, que se definió a sí mismo como un directivo público experto en la gestión pública, destacó la importancia de gestionar adecuadamente los recursos y las personas.

En este sentido subrayó que la Administración de Justicia española, con 48.000 trabajadores a su servicio y 1.615 millones de presupuesto para el próximo año, cuenta con los medios suficientes para llevar a cabo su tarea.

El ministro destacó también la importancia de la abogacía de los negocios, objeto principal de este Foro, como herramienta de dinamización de la economía, al facilitar la salida al exterior de nuestras empresas y la llegada de otras a nuestro país.

Esa dinamización económica requiere de una necesaria seguridad jurídica para atraer inversiones, sobre la base de un sistema normativo adecuado y una gestión eficaz de la Administración de Justicia que asegure su cumplimiento.

Para ello, destacó que su departamento está trabajando en proporcionar un marco legal adecuado para nuestra sociedad, poniendo como ejemplos su impulso a un nuevo Código Mercantil que supere las obsolescencias del actual, la implantación efectiva de la oficina judicial, el impulso de la administración electrónica y el desarrollo de nuevos mecanismos para la solución extrajudicial de conflictos, como la mediación, el arbitraje y la jurisdicción voluntaria.

Sobre la base de que el concepto de tasas judiciales tiene sentido en nuestro sistema para un tipo de usuarios cualificados del sistema de Administración de Justicia, el nuevo titular del departamento, reiteró su compromiso de identificar en un breve plazo cual es la situación creada por el nuevo modelo de tasas judiciales, en especial respecto del derecho a la tutela judicial efectiva y no descartó que, si efectivamente se aprecia que se puede estar poniendo en peligro el acceso al mismo, revisarlo.

Finalmente destacó también la importancia de la futura Ley de asistencia jurídica gratuita, con la que se pretende aportar una mayor eficiencia, control y transparencia en la gestión de los recursos públicos dedicados a la Justicia.

En una coda breve e improvisada, el fiscal General del Estado, Eduardo Torres Dulce dejó un aviso importante: en España se invierte mucho en la Administración de Justicia, pero se invierte mal. Y es necesario cambiar eso.

 

Gran finale: el futuro de la abogacía

Richard Susskind

El cierre apropiado de este excelente foro vino de la mano de Richard Susskind, profesor de Oxford, conferenciante internacional y autor de libros esenciales sobre el futuro de la profesión jurídica como The future of law (1998); Transforming the law (2003); The end of lawyers (2010) o Tomorrow’s layers (2013).

La relevancia de esta intervención creemos que merece también el espacio propio que le dedicaremos en los próximos días.

Baste anticipar aquí que, en opinión del profesor Susskind, “En los próximos diez años, el impacto de la tecnología traerá más cambios para la abogacía que los observados en el sector en el último siglo”, por ello, los abogados deben esforzarse por anticiparse a este cambio, aparcando su tradicional e “irracional rechazo al uso de las nuevas tecnologías”.

El Forum seguirá

Cerraron el acto, en nombre de los organizadores, Rosalina Díaz, Presidente de Wolters Kluwer, y Emilio Martínez Poyatos, de Inkietos, quienes, además de agradecer la gran colaboración de las instituciones y personas que colaboraron en la edición del acto, celebraron la alta asistencia y participación recibida, comprometiéndose a una edición 2015 de aun mayor interés.

Conclusión

Como conclusión, podemos decir que está claro que el sector es muy consciente de los retos a los que se enfrenta y que se está moviendo para superarlos. En esa tarea, actos como este Foro marcan y hito muy relevante. Y los sucesivos que se sigan celebrando lo serán, sin duda.


Te recomendamos

Actividad en Facebook