Noticias JurídicasOrigen https://noticias.juridicas.com

Actualidad Jurisprudencia
13/11/2017 11:24:37 IRENE CORTÉS ESTAFA 2 minutos

Condenada una mujer por estafar a su compañera de piso con la línea telefónica

Una mujer es condenada a un año de cárcel tras descubrirse que había estado usando la línea telefónica de su compañera de piso durante un año, después de haber falsificado su firma en un contrato.

Irene Cortés.- La Audiencia Provincial de Zaragoza condenó el pasado viernes (sentencia de 30 de octubre) a un año de prisión a una mujer por los delitos de estafa y falsedad en documento mercantil. La condenada estafó con la línea telefónica a su compañera de trabajo y de piso, haciéndose pasar por ella y firmando contratos en su nombre.

La procesada, deberá indemnizar a su compañera de piso con la cantidad de 1.110 euros, además de asumir los gastos derivados del proceso judicial y pagar una multa de 540 euros.

Falsificaciones y engaños

Durante noviembre de 2012, la demandante contrató con Vodafone una línea telefónica por una duración de dos años, la cual estaba asociada a su cuenta bancaria. Antes del fin de la fecha, acordaron que ésta cedería el móvil a su compañera de piso, la demandada, a cambio de que ésta le abonara sus gastos. Además, ambas convinieron que al fin del contrato, el terminal pasaría a ser propiedad de ésta.

Sin embargo, a finales de 2014 la demandada se mudó a Zaragoza dejando de pagar a partir de ese momento los gastos de la línea que estaba usando. Después de los supuestos dos años convenidos, Vodafone seguía reclamando a la titular los gastos de la línea y sólo así averiguó ésta que, en mayo de 2014, la ex compañera demandada suscribió con Vodafone un contrato de fidelización, por el cual obtuvo un nuevo terminal telefónico a cambio de aumentar el periodo de permanencia. Además, se hizo pasar por la demandante al simular en este nuevo acuerdo su firma falsificada.

Tras esto, la condenada realizó llamadas a servicios de tarificación adicional de un coste muy elevado que ascendieron a 1.345,64 euros, junto con otras facturas con importe de hasta 1.455 euros, que le estaban siendo reclamadas a la demandante.

Un año de prisión

Vistos los hechos, la Audiencia Provincial de Zaragoza ha declarado culpable a la demandada del delito de estafa, establecido en los artículos 248 y 249 del Código Penal, condenándola por ello a seis meses de prisión. A este delito, se le ha sumado el de falsedad en documentación mercantil, constituido en el artículo 392 y 390.1º y 3º del Código Penal, con una pena de otros seis meses de prisión y una multa de tres euros diarios, que deberá abonar por un plazo de seis meses.

En resumidas cuentas, la sentencia condena a la estafadora a un año de prisión, una multa de 540 euros y una indemnización de 1.110,49 euros, además del deber de asumir ésta misma la suma de las costas procesales.

Te recomendamos