Noticias JurídicasOrigen https://noticias.juridicas.com

Actualidad Jurisprudencia
28/06/2021 12:47:59 REDACCIÓN DERECHO LABORAL 2 minutos

Despido procedente de la directora de una empresa municipal que facilitó una estafa millonaria con su actuación negligente

La estafa, de 4 millones de euros, se produjo porque la directora proporcionó a los presuntos estafadores documentos firmados por los apoderados de la sociedad

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha estimado proporcionado el despido procedente de la directora de Negociado Administración de la EMT por facilitar con su actuación negligente una estafa millonaria.

Subraya la sentencia (2070/2021, 22 junio 2021. Rec. 846/2021) que la conducta desplegada por la directora del empresa municipal - que no era una mera administrativa- merece la sanción más grave de despido,  por la revelación a terceros de información relevante contenida en documentos que estaban sujetos al deber de custodia y confidencialidad.

Según los magistrados, la empresa sufrió una estafa informática por más de 4 millones de euros y la directora, con una evidente falta de criterio y una grave negligencia, facilitó a los presuntos estafadores documentos firmados por dos superiores jerárquicos, que eran apoderados de la sociedad.

La directora no debió dar crédito a la OPA, pues le debió haber resultado como poco extraño que una empresa municipal de transportes realizara una OPA a una empresa china, sin realizar antes unas mínimas comprobaciones con sus superiores jerárquicos. Por tanto, ha incurrido en una grave transgresión de la buena fe contractual que, además, ha ocasionado un perjuicio sustancial para la empresa y un perjuicio para los trabajadores cuyas firmas fueron utilizadas fraudulentamente.

Precisamente por el cargo de directora del Negociado de Administración le era exigible un mayor celo en la salvaguarda de la documentación de la empresa.

Pérdida de la confianza

Señala la sentencia que, además, es también lógica la pérdida de la confianza propia de un cargo directivo porque la directora ocultó información importante para el esclarecimiento del delito que había sufrido la empresa.

Y ahí es donde la sentencia ubica un segundo incumplimiento, también grave. Ocultó el envío al supuesto estafador de los documentos que contenían la firma de los apoderados. Esta ocultación constituye una deslealtad porque que obstaculiza el esclarecimiento de los hechos que dieron lugar a la estafa y el entendimiento de cómo se había llevado a cabo la falsificación de las firmas de los apoderados en las cartas de pago con las que se instrumentalizó la estafa.

El tribunal, atendidos los hechos y la diligencia que se debía esperar de la directora, estima que la sanción de despido resulta proporcionada a la gravedad de los incumplimientos contractuales que se imputan en la carta de despido.

Te recomendamos