Noticias JurídicasOrigen https://noticias.juridicas.com

Jurisprudencia

03/07/2013 04:51:00 | Redacción NJ | Instituciones penitenciarias| 3 minutos

Condena a los responsables de la prisión de Quatre Camins por maltratos a reclusos durante un motín.

Los funcionarios y mandos intermedios condenados no actuaron como garantes de las normas y el reglamento del centro penitenciario, consintiendo los atentados y agresiones contra los reclusos sin impedir tal comportamiento, lo que los convierte en autores por omisión.

La Audiencia de Barcelona ha condenado al ex subdirector médico de la cárcel de Quatre Camins por siete delitos de atentado contra la integridad moral, y a penas de cuatro meses a un año a otros cinco funcionarios, incluidos el entonces jefe de centro, el jefe de servicios y el jefe de centro de prisión, por represaliar a 29 presos tras amotinarse el 30 de abril de 2004.

Los funcionarios no actuaron como garantes de las normas

El tribunal constata que la dignidad es uno de los pilares del ordenamiento jurídico y un valor "por encima de ideologías, creencias o cualquier otro tipo de etiquetas atribuible a la persona", y que una de las ilustraciones más significativas de esta maldad es la humillación y violencia contra quienes están en una posición de inferioridad.

Indica que "en ningún caso se podrían consentir ni avalar conductas como las que aquí se describen", puesto que vulnerarían el Estado de Derecho; más, cuando se trata de funcionarios al servicio de la sociedad.

Los funcionarios --y en mayor nivel los mandos intermedios-- no actuaron como garantes de las normas y el reglamento del centro penitenciario, y además "consintieron" los atentados y agresiones contra los reclusos sin impedir tal comportamiento, lo que los convierte en autores por omisión.

Según relataron los internos en el juicio, que comenzó el 6 de mayo en la Audiencia, recibieron palizas cuando se ordenó su traslado a otro centro como consecuencia del motín.

En la mayoría de los casos --prosigue la sentencia--, los reclusos fueron trasladados boca abajo tal y como estaban en ese momento, es decir, en ropa interior o descalzos, y pasaron por un pasadizo lleno de funcionarios --más de cien, y que no estaban de servicio--, donde recibieron golpes, insultos y "escupitajos".
Para la Audiencia, es significativo que los presos coincidieran en el relato de los hechos, que en algunos casos reconocieran a los acusados, y que las agresiones constaran en los partes médicos hechos al salir de la cárcel pero, sobre todo, al entrar en las otras prisiones.

Desgobierno en la prisión durante el motín

Según la sentencia, "no hay duda" de que Quatre Camins sufrió un desgobierno tras el motín, ya que funcionarios fuera de servicio e incluso de otros centros entraron sin autorización e hicieron un pasillo a los internos que se iban a trasladar.

"Los funcionarios tomaron básicamente las riendas" y formaron el pasillo, lo que comporta delito de atentado contra la integridad moral --no de torturas, porque la duración del pasillo no fue excesiva y no tuvo un carácter permanente--.

Respecto a los mandos intermedios, los considera actores por omisión, ya que consintieron los golpes y vejaciones que los presos recibieron durante el traslado y hasta el Departamento de Ingresos.

También indica que el desgobierno se produjo porque durante la noche, algunos sindicalistas formaran una asamblea en el 'pirulí' de la prisión, y aprovecharon el momento de descontrol para pedir mejores condiciones laborales. (EUROPA PRESS)

Te recomendamos