Noticias JurídicasOrigen https://noticias.juridicas.com

Noticias de actualidad

04/03/2016 13:09:46 | Diputaciones| 5 minutos

Una Diputación en mi vida

Una reflexión sobre el valor de las Diputaciones desde la experiencia personal y profesional.

La propuesta de supresión de las Diputaciones Locales ha vuelto con fuerza al debate político. Para ayudar a conocer un poco mejor la naturaleza y funciones de estos organismos públicos, y por cortesía de nuestros colegas de El Consultor de los Ayuntamientos, reproducimos este artículo de Chema San Segundo.

Por un motivo u otro, las Diputaciones están de moda. Se habla mucho de ellas. Hacía tiempo que no ocupaban tanto espacio en los medios y en la conversación pública de todo tipo de personas y en todo tipo de foros, medios y espacios.

Cada cual tendrá su idea sobre este tema y todas son respetables.

Reconociendo que la organización territorial es una decisión legítima que corresponde al Estado y que todas las opciones merecen consideración y análisis, quiero recoger mi pequeña historia como un ejemplo del modo en que las Diputaciones se encuentran abrazadas al funcionamiento diario de la vida de todos los ciudadanos de una forma silente, casi sin protagonismo alguno.

Llevo más de treinta años (uff... son muchos!) trabajando en el mundo local. Comencé como Secretario de un pequeño ayuntamiento. Acababa de cumplir 20 años. El Alcalde, un veterano en la brecha municipal, me dijo nada más verme tan crío que lo primero que tenía que hacer era ir a la Diputación a que me facilitasen todo lo que iba a necesitar: información, expedientes, modelos,..

Y es lo que hice. Y, efectivamente, me dieron de todo. Y ahí comenzó mi carrera profesional.

Luego he ido comprobando que el mismo camino que hice yo lo hacen miles de funcionarios y miles de alcaldes y concejales cuya primera visita a un centro institucional es a la Diputación de su provincia.

Andando el tiempo me he ocupado personalmente de la Asistencia y Asesoramiento a Municipios. Año tras año he ido confirmando la misma impresión: Las Diputaciones son el primer enlace vital del que disponen los alcaldes y concejales de todos los pueblos para desarrollar su misión, para gestionar sus ayuntamientos (desde la contabilidad hasta el padrón, desde el registro hasta las licencias), para canalizar subvenciones, para plantear sus necesidades, para organizarse con otros ayuntamientos, para recibir formación, para compartir y para sentir apoyo directo y cercano. Tanto es así, que en el caso concreto de la Diputación de Segovia se ha creado una CASA DEL ALCALDE directamente para que fuese usada, como centro multiadministrativo por todos los Alcaldes de la Provincia.

Y aquí es donde quería llegar. De hecho, la Diputación es el "AYUNTAMIENTO DE LA PROVINCIA", es el Ayuntamiento de todos los vecinos de la provincia. Es el Ayuntamiento de todos los Alcaldes y Concejales. ES el Ayuntamiento de todos los Ayuntamientos. Es el lugar de referencia y de funcionamiento diario y doméstico que permite que los servicios que prestan los ayuntamientos tengan fondos, recursos, soporte informático, legal, administrativo, técnico, etc...

Es la CASA DE LA PROVINCIA, con sus estancias y con su capacidad de acogida directa.

Muchos ciudadanos -sobre todo los que habitan en núcleos rurales- perciben a sus Diputaciones como verdaderos AYUNTAMIENTOS provinciales, como verdaderas CASAS DE LA PROVINCIA y se dan cuenta de que su misión tiene una incidencia verdadera y directa en su vida diaria.

Este trabajo se ha hecho de una forma discreta. Poniendo el acento en la atención próxima y directa a todos los responsables municipales.

Mi percepción, mi percepción cariñosa, es que -hasta ahora- han servido de brújula y de orientación para todo el sistema organizativo local.

Mi percepción, mi percepción cariñosa, es que están en primera línea para prestar servicios y apoyo a los ayuntamientos -sobre todo a los más pequeños- para que tengan todo lo que necesiten y todos los recursos que, de otro modo, no podrían disponer por sus limitados presupuestos.

Creo que las Diputaciones nunca han sido noticia pero siempre han sido queridas, apreciadas y estimadas por todos los que -día a día- dan la cara ante los ciudadanos llevando el agua a sus domicilios, recogiendo las basuras, arreglando las calles, preparando ciclos culturales, promoviendo turísticamente sus zonas, llevando sus productos más allá de nuestras fronteras o mejorando de cualquier forma las posibilidades de los diferentes núcleos de nuestra geografía.

Así que, no solamente en mi caso profesional, sino en la vida diaria de todos los vecinos de la provincia, la Diputación está presente en cada grifo, en cada carretera, en cada biblioteca... aunque -muchas veces- no nos demos cuenta.

Yo, personalmente, siento esta estima y esta visión cordial. Y este es el objetivo de mi artículo: Subrayar, más allá de cualquier debate, la trayectoria de estos verdaderos Ayuntamientos Provinciales, de estas auténticas Casas Provinciales, subrayar su tarea dedicada día a día, subrayar su misión como aglutinadores del esfuerzo que permite a cada ayuntamiento desarrollar su trabajo y prestar sus servicios a todos los vecinos y subrayar su presencia como verdaderos artífices silentes del correcto funcionamiento municipal y de los servicios que los vecinos reciben a cada momento.

Comencé siendo acogido en una Diputación y seguí mis pasos haciendo lo propio para los que lo necesitaron después. En todo caso, esa mano abierta que está disponible 24 horas para que todo funcione con normalidad en los pueblos, está funcionando y sigue funcionando.

Es una máquina que proporciona servicios reales a los vecinos de toda la provincia.

Las veo con cariño, como digo, y veo con respeto el conjunto de trabajos y tareas que realizan cada día.

Sin entrar en ningún debate -todos ellos lícitos- cualquier alternativa que se considere debe partir de asumir la efectiva prestación de los servicios que se realizan en la actualidad en beneficio de los vecinos de cada provincia.

En suma, es preciso tener en cuenta a estos verdaderos CENTROS DE SERVICIOS A LOS VECINOS PROVINCIALES Y A SU ALCALDES, CONCEJALES Y FUNCIONARIOS.

Te recomendamos