Noticias JurídicasOrigen https://noticias.juridicas.com

Actualidad Noticias
17/07/2009 03:05:00 Parlamento Europeo PARLAMENTO EUROPEO 5 minutos

La presidencia sueca presenta en el Parlamento Europeo sus prioridades para los próximos seis meses

El cambio climático, la crisis económica y el Tratado de Lisboa son los tres principales temas que ocuparán los trabajos de la presidencia.

El Primer Ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, presentó ante el pleno del Parlamento Europeo sus prioridades para los próximos seis meses en los que Suecia ostentará la presidencia del Consejo. El cambio climático, la crisis económica y el Tratado de Lisboa son los tres principales temas que ocuparán los trabajos de la presidencia. Algunos eurodiputados aprovecharon la ocasión para referirse a la candidatura de José Manuel Durao Barroso a la presidencia de la Comisión Europea.

El primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, se dirigió al nuevo Parlamento Europeo para exponer las prioridades de su Gobierno durante la presidencia de la UE, que asumió el pasado 1 de julio hasta final de año, momento en el que España tomará el testigo.

Según Reinfeldt, la sueca será una de las presidencias del Consejo de la UE que, en los últimos años, tendrá ante sí "los retos más duros". Tras repasar la progresiva imbricación de Suecia en Europa, el primer ministro desgranó sus prioridades, prestando especial atención al cambio climático, el Tratado de Lisboa y la lucha contra la crisis económica y financiera.

Respecto a la lucha contra el calentamiento global, apostó por que la UE asuma el liderazgo contra esta amenaza de cara a la cumbre de la ONU en Copenhague. "Nuestro mundo tiene fiebre, una fiebre que no para de subir; nos corresponde a nosotros reaccionar", afirmó. Entre otras medidas, abogó por fomentar las energías renovables. Asimismo, propuso que la UE "hable con una sola voz" y que intente aglutinar una "coalición mundial" contra el cambio climático.

En su opinión, no basta con limitar las emisiones de gases de efecto invernadero, ni que sólo lo hagan los países desarrollados. Por ello, destacó la necesidad de que la UE estudie cómo puede ayudar a los países en vías de desarrollo a limitar su impacto sobre el cambio climático a través, especialmente, de la transferencia tecnológica y de la financiación. También sugirió la posibilidad de adoptar otras medidas como establecer impuestos por las emisiones de gases de efecto invernadero o profundizar en el comercio entre países con límites de emisiones.

En cuanto a la lucha contra la crisis económica y financiera, aseguró que una "acción coordinada por parte de la Unión Europea es la mejor herramienta". En este ámbito, y además de las medidas que ya ha adoptado, la UE tendrá que aprobar en otoño las herramientas que le permitan "salir de la crisis". Entre otros ámbitos, urgió a "abandonar rápidamente" la situación de déficit presupuestario público en la que se encuentra la mayoría de países de la Unión, ya que ésta es "la mejor forma de proteger el Estado de bienestar" de los países europeos. También abogó por reformar la Estrategia de Lisboa para reactivar el empleo y el crecimiento económico, y lamentó que tres de cada diez jóvenes europeos en edad de trabajar se encuentren fuera del mercado laboral.

Por otra parte, alertó de las "tendencias proteccionistas" frente a la situación económica, que podrían dificultar la existencia de una "UE fuerte para salir de la crisis", así como del envejecimiento de la población comunitaria, que habrá que compensar con "un sistema flexible de inmigración para compensarlo".

En cuanto a la aprobación del Tratado de Lisboa, su entrada en vigor garantizará una Unión Europea "más democrática, con más influencia internacional y más flexible". En este sentido, Reinfeldt aseguró que su presidencia se esforzará por garantizar "una transición suave" hacia la nueva arquitectura institucional que contempla el tratado.

En otro orden de cosas, se refirió a la aprobación, durante su presidencia, del programa de Estocolmo, que servirá como base para los avances que se realicen en el espacio único de libertad, seguridad y justicia durante los próximos cinco años. Esta herramienta permitirá combatir, de una forma más efectiva, la delincuencia organizada e internacional y el terrorismo. A la vez, buscará un equilibrio entre estas políticas y el respeto a los derechos civiles y las libertades de los ciudadanos. En este mismo contexto, el país escandinavo perseguirá una política más coherente sobre la política de asilo a nivel comunitario entre los diferentes países.

Reinfeldt también se comprometió a ejercer de "mediador honrado" en los procesos de ampliación de la UE y mostró su esperanza de que se apruebe una "Estrategia del Báltico" en la reunión del Consejo de octubre.

Comisión Europea

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, también destacó los "importantes retos" a los que se enfrenta la presidencia sueca y, en especial, la lucha contra la crisis económica y el calentamiento global.

Respecto a la crisis financiera, aseguró que la "vuelta a la normalidad de la economía" es la "prioridad de la UE", que ha realizado "esfuerzos sin precedentes en este ámbito. Barroso destacó la importancia de la revisión, bajo las presidencias sueca y española, de la Estrategia de Lisboa para fomentar el empleo. También abogó por establecer un "instrumento para la inclusión social" y por reforzar la supervisón y la regulación de los mercados financieros.

En cuanto al cambio climático, aseguró que la UE es la primera región que ha adoptado compromisos vinculantes para frenarlo y afirmó que la Unión "no puede descafeinar sus objetivos" de cara a la cumbre de Copenhague. Para ello, deberá involucrar al resto de la comunidad internacional y ayudar a los países en vías de desarrollo a frenar su impacto sobre el medio ambiente. También afirmó que el 'Programa de Estocolmo' situará al ciudadano "en el corazón de las políticas sobre justicia y seguridad" y se refirió a la aprobación del Tratado de Lisboa como "fundamental" para una "Unión Europea ampliada". Las presidencias sueca y española, afirmó Barroso, "deberán llevar a cabo una transición compleja hacia el nuevo Tratado".

Te recomendamos