Noticias JurídicasOrigen https://noticias.juridicas.com

ECONOMÍA

23/10/2009 03:18:00 | Presidencia del Gobierno | ECONOMÍA| 5 minutos

El Presidente se compromete a reforzar las garantías para estimular la inversión en España

Rodríguez Zapatero insistió en que el Gobierno tiene "mucha confianza en el diálogo social" y reconoció la "necesidad de adaptar el mercado laboral" al nuevo modelo productivo, debido a la importancia que tiene este factor para la atracción de inversión extranjera.

Estas declaraciones las hizo ante los responsables de las principales empresas estadounidenses en España reunidas en la Cumbre Anual del American Business Council, que se celebró en la Universidad Europea de Madrid.

El Presidente comenzó su conferencia recordando que, en su reciente visita a la Casa Blanca, convino con el Presidente Obama en la necesidad de intensificar la colaboración entre los dos países, en particular en aumentar la inversión recíproca en los sectores de mayor valor estratégico para ambos Estados.

Inversión bilateral 

El Presidente subrayó que las economías estadounidense y española están desde hace tiempo estrechamente integradas y apuntó una serie de datos:

En 2008, España exportó cerca de 7.700 millones de euros a Estados Unidos, e importó por valor de 11.170 millones de euros.

Estados Unidos es el primer inversor en España, con un stock de inversión de 43.000 millones de euros, el 17% del total de la inversión exterior directa en nuestro país.

Se trata de inversiones en sectores industriales estratégicos, como el de la automoción, el petroquímico, el farmacéutico, el financiero o el de las tecnologías de la información y la comunicación.

Son inversiones que han creado riqueza y empleo: existen actualmente cerca de 650 empresas estadounidenses instaladas en España que dan trabajo a más de 300.000 personas.

A pesar de la crisis, los inversores estadounidenses mantienen su confianza en el potencial de la economía española, con más de 30 nuevos proyectos de inversión, principalmente de empresas con elevado perfil tecnológico.

Aunque la importancia de España como inversor extranjero en Estados Unidos es relativamente menor, el dinamismo de nuestra inversión ha aumentado de manera "espectacular".

En 2008, España representaba ya el sexto inversor en EE.UU. de entre los países de la UE y el décimo del mundo, habiéndose multiplicado por siete su stock de inversión desde 2004.

Las inversiones españolas están centradas en sectores estratégicos, como las renovables, la gestión de infraestructuras de transporte y el sector financiero.

En este sentido, el Presidente anunció que el Ministro de Industria, Miguel Sebastián, viajará la semana próxima a EE.UU. en el marco del programa "Made in Spain, Made by Spain", para seguir impulsando este proceso.

Mejorar la protección

Estos datos sobre inversión muestran, dijo el Presidente, que disponemos de un marco de protección de inversores con suficientes garantías. No obstante, especificó, el Ejecutivo quiere mejorarlo en aspectos que conciernen a la protección de los derechos de propiedad intelectual.

Se trata de una cuestión que preocupa a la administración estadounidense y también preocupa al Gobierno español. El sector de la creación representa en nuestro país un 4% del PIB, lo que supone la cuarta industria cultural del mundo.

Otro elemento que puede servir para impulsar la inversión entre ambos países es la actualización de los mecanismos fiscales existentes para eliminar la doble imposición.

En este sentido, en el marco de las relaciones bilaterales entre ambos Estados, el Presidente señaló la disposición de la administración española para iniciar el proceso de revisión del actual Convenio que data de 1990.

Para avanzar en estas y en otras cuestiones, recordó el acuerdo alcanzado con la administración Obama para crear un gran foro de inversión bilateral y de colaboración económica donde estén presentes representantes de los dos Gobiernos, las principales empresas norteamericanas inversoras en España, y las principales empresas españolas inversoras en EE.UU.

Nuevo modelo de crecimiento

El Presidente sostuvo que se está produciendo una cierta recuperación del comercio mundial, una mejora de la confianza de los distintos agentes económicos y una evolución más favorable de los diferentes indicadores financieros.

Pero advirtió de que hay que seguir siendo muy "cautos" pues ni la recuperación económica está asegurada ni menos aún su velocidad, especialmente si pensamos en la velocidad suficiente para crear empleo.

No tenemos, remachó, la certeza del momento en que podamos decir: "¡Ya está!". No tenemos esa certeza ni en España ni en el resto de las principales economías.

No obstante, sí tenemos otra certeza, dijo, de que la solución definitiva del futuro no se encuentra en la vuelta mecánica al pasado, en la aplicación de las recetas que nos han llevado a la crisis.

En este sentido, consideró imprescindible sentar las bases de un nuevo modelo de crecimiento sostenible, competitivo e innovador.

Es necesario, añadió, un esfuerzo colectivo para impulsar la renovación de nuestro sistema productivo y adaptar el mercado laboral a las necesidades de este nuevo modelo.

En este ámbito, es prioritario, en primer lugar, un acuerdo salarial para 2010 como el que están tratando de lograr actualmente los representantes de los trabajadores y de los empresarios. Se trata de un acuerdo necesario para respaldar la confianza en nuestras instituciones económicas y frenar la destrucción del empleo, apostilló.

Te recomendamos