Noticias JurídicasOrigen https://noticias.juridicas.com

Noticias de actualidad

12/11/2019 07:37:21 | CAPITAL HUMANO| 3 minutos

Entrevista a Adela García, directora de RRHH de DLA Piper: “Las organizaciones no podemos tener un solo tipo de talento”

Con una amplia experiencia en puestos de responsabilidad de RRHH y gestión del talento en el sector de la abogacía, Adela García Tuñón se incorporó hace un año al despacho de abogados DLA Piper en un momento convulso tras la partida de José María Aznar y otros tres socios. Su fichaje ha servido para reforzar uno de los departamentos claves del despacho y con ella hablamos sobre cómo está repercutiendo la selección de talento en un mundo tan tradicional como el de los servicios jurídicos.

Pregunta.- ¿Qué debemos entender por talento?

Adela García de Tuñón.- Uno de mis mentores, del que aprendí muchísimo, definía siempre el talento como la capacidad por el compromiso, lo relevante en esta definición era y es que el compromiso (podríamos decir también motivación) actúa como multiplicador, de modo que si el compromiso es 0 el talento es 0 y si es 10 o 100 o 1.000… el talento se multiplica. Me gusta seguir entendiendo así el talento.

Creo que esta definición es muy adecuada para organizaciones como la nuestra donde los profesionales tienen un perfil muy alto, donde muchas de las capacidades se dan por supuestas.

Además, ese multiplicador que llamamos compromiso es también muy relevante en la famosa matriz del talento en la que este se define como una combinación de desempeño y potencial, pues creo que actúa sobre ambos.

P.- ¿Cuáles son esas capacidades que definen el talento?

AG.- Las capacidades que definen el talento son tanto las técnicas, las llamadas hard skills, como las famosas soft skills, capacidades o comportamientos orientados al cliente, a las personas… Estas últimas, las soft skills, han adquirido una extraordinaria relevancia en nuestro sector y se han hecho imprescindibles tanto de cara al cliente y al mercado como internamente como motores del desarrollo de la carrera profesional del abogado.

P.- ¿Son entonces más importantes las habilidades soft que las hard?

AG.- Yo no me atrevería a decir eso, creo que en una profesión como la de abogado las hard skills son críticas, un abogado no podrá prestar un asesoramiento adecuado si no tiene los conocimientos técnicos necesarios. Lo que ocurre es que ese excelente asesoramiento técnico debe de ir acompañado por un conocimiento del negocio del cliente, aportando soluciones prácticas a sus retos jurídicos. Además, se espera que nuestros profesionales no sólo aporten esas soluciones a nuestros clientes sino que contribuyan al crecimiento del despacho generando oportunidades de negocio y también desarrollando equipos. Y todo esto pasa por un buen puñado de habilidades soft.

P.- ¿DLA Piper tiene dibujado su mapa de talento?

AG.- Sí. Creo que esto es algo imprescindible en toda organización. En este sentido, con un común denominador, me atrevería a decir que no solo no existe un solo tipo de talento sino que las organizaciones no podemos tener un solo tipo de talento. Debemos de compartir valores y objetivos, pero necesariamente debemos contar con distintos tipos de talento. En este sentido, lo importante es tener a la gente adecuada en el lugar adecuado con las capacidades (y el compromiso), conocimientos y habilidades adecuadas.

Por eso, y para que nuestra organización cumpla con sus objetivos, nuestra responsabilidad es identificar el talento y trabajar con cada uno de los profesionales de forma que podamos ofrecerles oportunidades de desarrollo sin olvidar que talento es además una combinación de rendimiento y potencial.

 

Si quieres leer el resto de la entrevista puedes hacerlo a través de la web de Capital Humano.

Te recomendamos