Noticias JurídicasOrigen https://noticias.juridicas.com

Noticias de actualidad | Actualidad
28/01/2020 11:05:37 | REDACCIÓN | BREXIT

Reino Unido dice adiós: la Comisión Europea responde dudas antes de ejecutar el Brexit

¿Qué ocurrirá a partir del 1 de febrero con los ciudadanos europeos en Reino Unido? ¿Qué es el periodo transitorio? ¿Qué ocurrirá con denominaciones como “vino de Jerez” en territorio británico? Son algunas de las preguntas que la Comisión Europea ha querido responder antes de ejecutar de forma definitiva el Brexit. El órgano ejecutivo de la Unión ha publicado un documento titulado “Preguntas y respuestas sobre la retirada del Reino Unido de la Unión Europea el 31 de enero de 2020”. Con él, pretende resolver las dudas que aún quedan respecto a la separación definitiva de los británicos.

Estas son algunas de las cuestiones que trata. 

Comienza el periodo de transición

La salida de Reino Unido de la Unión Europea será oficial a partir del 1 de febrero de 2020, pero no tendrá efectos plenos hasta que no termine el denominado “periodo de transición”. 

Reino Unido dejará de ser un Estado miembro de la Unión Europea a partir del 1 de febrero, y por tanto, dejará de tomar decisiones en sus órganos y de estar representado como tal. Pero más allá de este cambión, no existirán (o al menos hasta que permanezca el periodo de transición) “cambios para los ciudadanos, los consumidores, las empresas, los inversores, los estudiantes y los investigadores, tanto en la UE como en el Reino Unido”. 

¿Cuánto durará entonces este periodo transitorio? Aunque está previsto que termine el 31 de diciembre de este año, podrá prorrogarse uno o dos años, según las circunstancias. La Unión deberá ponerse de acuerdo con Reino Unido sobre ello antes del 1 de julio de este año. De no aplicarse nada, los efectos del Brexit serán plenos con el comienzo del próximo año. 

Las instituciones seguirán abiertas

En cuanto a las instituciones de la Unión en territorio británico, la Comisión informa de que todos los órganos, oficinas y agencias comunitarios sitos en territorio británico seguirán funcionando. Así, los ciudadanos y las empresas podrán seguir acudiendo a ellas y solicitando sus servicios. 

Tampoco perderá competencia jurisdiccional el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por el momento. Sobre este asunto, el Acuerdo de Retirada prevé la continuidad de los efectos del TJUE hasta el fin del periodo de transición. Así, Reino Unido seguirá obligada hasta 2021 (o después si existe prórroga) a garantizar la primacía y el efecto directo de las leyes comunitarias. También tendrá que garantizar que sus resoluciones sigan siendo coherentes respecto a las últimas sentencias del TJUE, así como garantizar sus efectos en los juzgados y tribunales británicos. 

Del mismo modo, el TJUE seguirá siendo competente de los procedimientos judiciales relativos al Reino Unido anteriores al periodo de transición. Dichos procedimientos no quedarán suspendidos o archivados, sino que continuarán hasta que “haya una resolución definitiva vinculante de conformidad con la normativa de la Unión”. Esto engloba también los ulteriores recursos o remisiones al Tribunal General.

En cuanto a las infracciones cometidas por Reino Unido durante el periodo de transición, los interesados tendrán cuatro años desde el 1 de enero de 2021 para instar a la Comisión a que abra un procedimiento por infracción contra el país saliente. Por ejemplo, se podrá llevar a Reino Unido ante el TJUE por infringir la normativa de protección de datos europea durante este periodo; o después de 2020, en relación con determinados procedimientos indicados específicamente en el Acuerdo. 

Derechos de los ciudadanos

Nada cambia en esencia en cuanto a los derechos de residencia de los ciudadanos no comunitarios en suelo británico. Las “condiciones esenciales” para permanecer en Reino Unido “son y seguirán siendo las mismas que en virtud de la legislación actual de la UE sobre la libre circulación de personas”, asegura la Comisión. 

El acuerdo sí prevé, no obstante, que el país de acogida establezca un sistema obligatorio de registro de ciudadanos. En cualquier caso, aclara la Unión, un posible nuevo estatuto de residencia deberá basarse siempre en “criterios objetivos”, apunta. Es decir, no podrá incurrir en discrecionalidad. 

Así, Reino Unido tendrá que garantizar el derecho de residencia de hasta cinco años a las personas que actualmente estén trabajando en Reino Unido, o que estén allí y gocen de recursos suficientes, y un permiso permanente para aquellos que hayan residido cinco años en territorio británico de forma legal. El mismo trato recibirán los británicos en territorio UE. 

En cuanto a los que lleguen a Reino Unido durante 2020 (periodo de transición), gozarán de los mimos derechos que aquellos que hubieses llegado al país antes del 30 de marzo de 2019. No obstante, dejarán de poder beneficiarse de las condiciones del Acuerdo de Retirada si se ausentan del territorio de acogida por más de cinco años. 

En cuanto a los trabajadores, los ciudadanos UE protegidos por el Acuerdo mantendrán todos los derechos laborales que se fundamenten en el Derecho de la Unión, como a abrir negocios en las mismas condiciones que los nacionales, o a acceder a sus mismas prestaciones sociales o ventajas tributarias. También se mantendrán las titulaciones y homologaciones conseguidas en instituciones UE o de Reino Unido, así como la cobertura por la seguridad social británica. 

Circulación de mercancías

Las mercancías ya introducidas desde la UE antes del final de periodo de transición podrán seguir circulando sin necesidar de ser reetiquetadas o modificadas. 

Asimismo, en lo que respecta a las aduanas, los movimientos de mercancías que hayan comenzado antes del 31 de enero de 2021 (o la fecha definitiva del fin del acuerdo de transición) se cerrarán conforme a las normas de la Unión. Tras el final de periodo transitorio, las normas de la Unión en materia aduanera seguirán vigentes en términos de IVA. 

En materia de protección de datos, la UE señala que los títulos y marcas registrados conforme a la ley comunitaria deberán ser protegidos por Reino Unido “como si fueran título de propiedad intelectual nacionales”. Una conversión que deberá ser, apunta la Comisión, “automática, gratuita y no precisará de ningún reexamen”. Así, indicaciones geográficas como “vinagre de Jerez”, “vino de Tokaj” o “pastel de Tentúga” se convertirán automáticamente en títulos protegibles en Reino Unido. 
 


Te recomendamos


Actividad en Facebook