Noticias JurídicasOrigen https://noticias.juridicas.com

Actualidad Noticias
26/02/2008 04:59:00 Comisión Europea EMPLEO 5 minutos

La Comisión Europea considera que el empleo tiene perspectivas prometedoras

El Informe, que evalúa la aplicación en los Estados miembros de los programas nacionales de reforma en el ámbito del empleo, es optimista a pesar de que prevé una caída por debajo del 7 % en 2008, el nivel más bajo desde mediados de los años ochenta.

Según declaraciones de Vladimír Špidla, Comisario europeo responsable de Empleo, «las recientes reformas del mercado de trabajo empiezan a dar resultados». «El desempleo estructural ha caído en un tercio desde 2004 y la tasa de empleo de la UE, actualmente del 66 %, ya se aproxima a nuestro objetivo general del 70 %. Si bien todos los Estados miembros han aplicado reformas de calado desde 2005, algunos han respondido con mayor fuerza que otros. Para afrontar con éxito los retos de la mundialización y del envejecimiento de la población, debemos redoblar esfuerzos, en particular invirtiendo más y de forma más selectiva en el aprendizaje permanente».

Las tasas de empleo de los trabajadores de edad (el 43,5 %, frente al objetivo del 50 %) y de las mujeres (el 57,2 %, frente al objetivo del 60 %) siguen incrementándose con fuerza en el conjunto de la UE. Pero, a pesar de los resultados positivos de 2006, Europa todavía está lejos de los objetivos de empleo para 2010. La tasa de empleo actual implica que se deberán crear otros veinte millones de empleos de aquí a 2010 para alcanzar el objetivo.

El desempleo retrocedió notablemente desde el 8,9 % de 2005 hasta el 8,2 % de 2006, fenómeno observado en casi todos los Estados miembros. Esto benefició tanto a las mujeres como a los hombres, cuyas tasas de desempleo bajaron respectivamente al 9 % y al 7,6 %. Un indicador notable de la fortaleza de los resultados actuales del mercado de trabajo es que la tasa de desempleo de larga duración cayó por segundo año consecutivo, pasando del 4 % al 3,6 %.

Ciertas regiones y grupos se han beneficiado en menor grado. La situación de los trabajadores poco cualificados, los discapacitados y los migrantes sigue siendo problemática. El desempleo juvenil representa todavía un problema grave en muchos Estados miembros, con un promedio del 17,4 %. La tasa de desempleo juvenil general se redujo durante el último año, si bien esto obedece fundamentalmente a reducciones significativas en un pequeño número de Estados miembros (Polonia, Bulgaria, Lituania, los Países Bajos y España). En otros, esta tasa en realidad ha aumentado desde 2004 y, en general, la amenaza del desempleo sigue siendo para los jóvenes más de dos veces superior al conjunto de la mano de obra.

Cerca de la mitad de los Estados miembros de la UE ya han desarrollado o están elaborando políticas globales para equilibrar mejor la flexibilidad del mercado de trabajo con la seguridad del empleo. Hasta la fecha, sus resultados en relación con los componentes específicos de la flexiguridad son menos alentadores.

  • La segmentación del mercado de trabajo supone todavía un problema importante en muchos Estados miembros y son numerosos los que siguen basando su acción en aspectos específicos de la reglamentación del mercado de trabajo en vez de reformar la actual legislación principal del trabajo.
  • Las reformas de los regímenes de seguridad social se han limitado por lo general a las pensiones.
  • Las políticas activas del mercado de trabajo, aunque cada vez están más personalizadas, han visto reducirse su presupuesto desde 2000, tanto en porcentaje del PIB como por trabajador.
  • Por último, la participación en el aprendizaje permanente en la UE apenas ha crecido entre 2005 y 2006, e incluso ha disminuido en la mitad de los Estados miembros, mientras que la formación de los adultos mantiene su distribución desigual.

Según el Informe, resulta fundamental un aumento notable de las inversiones en capital humano, mejor dirigidas a las necesidades del mercado de trabajo, para colmar el desfase de productividad con respecto a nuestros principales competidores mundiales. El aprendizaje debe comenzar a una edad muy temprana y proseguirse durante toda la vida, y las cualificaciones adquiridas en el marco profesional deben ser reconocidas en el conjunto de Europa.

España

Según el Informe, España ha progresado adecuadamente en la aplicación de su Programa Nacional de
Reforma durante el período 2005-2007, así como en el cumplimiento de los compromisos acordados por el Consejo Europeo de primavera de 2006 en las áreas prioritarias de acción.

Los ámbitos políticos del Programa Nacional de Reforma español en los que deben abordarse determinados retos de forma prioritaria son: la mejora de la competencia en los mercados de la electricidad y las mejoras adicionales en educación y formación. En este contexto, se recomienda a España que:

  • tome más medidas para incrementar la competencia en el sector de la energía, especialmente eliminando los mecanismos distorsionadores de fijación de precios y mejorando la capacidad de interconexión transfronteriza para garantizar la seguridad del suministro;
  • asegure una aplicación efectiva de las reformas educativas, también a nivel regional, con el fin de reducir el abandono prematuro de los estudios.

Además, será importante que durante el Programa Nacional de Reforma España se centre en los siguientes retos: contener el déficit por cuenta corriente y las presiones inflacionistas, y vigalar la evolución del mercado de la vivienda; aumentar la competencia en los servicios profesionales y los mercados al por menor; mejorar el marco normativo; aplicar medidas ambientales, en especial para reducir las emisiones de CO2; seguir modernizando la protección del empleo, incluida la legislación, con objeto de reforzar la flexiguridad en el mercado laboral para luchar contra la segmentación y hacer más atractivo el trabajo a tiempo parcial; incrementar la productividad aumentando los niveles de cualificaciones e innovación; integrar a
los inmigrantes en el mercado laboral; seguir aumentando el acceso a la asistencia infantil; y llevar a cabo reformas en los sistemas de pensiones y sanitario con el fin de mejorar la viabilidad fiscal a largo plazo.

Te recomendamos