Noticias JurídicasOrigen https://noticias.juridicas.com

Generalidades
01/02/2009 07:00:00 CREATIVIDAD E INNOVACIÓN 12 minutos

2009, El año europeo de la creatividad y la innovación

La creatividad o facultad de crear es un rasgo típico de la inteligencia humana que se manifiesta en diversos ámbitos y de múltiples formas: desde las obras de arte, los diseños o las piezas de artesanía hasta las invenciones técnicas de aparatos, mecanismos o sistemas, pasando por los descubrimientos científicos.

Alfredo Romero Gallardo

I. Introducción

La creatividad o facultad de crear es un rasgo típico de la inteligencia humana que se manifiesta en diversos ámbitos y de múltiples formas: desde las obras de arte, los diseños o las piezas de artesanía hasta las invenciones técnicas de aparatos, mecanismos o sistemas, pasando por los descubrimientos científicos e incluso por el espíritu emprendedor característico de todo proyecto. Constituye, además, el presupuesto indispensable de la innovación, entendida ésta como la correcta aplicación de nuevas ideas para el aprovechamiento de su utilidad: los productos, servicios y procesos novedosos o mejorados, o las nuevas estrategias y organizaciones requieren, de modo previo e ineludible, que las personas pongan en marcha su ingenio para generar ideas originales y asociaciones de las mismas.

La Unión Europea (UE) precisa dar un fuerte impulso a sus capacidades de creatividad y de innovación no sólo para satisfacer sus aspiraciones de evolución (de acuerdo con los objetivos de la Estrategia de Lisboa de 2000, pretende hacer de Europa la sociedad basada en el conocimiento más innovadora del mundo), sino también para responder adecuadamente a los desafíos y expectativas que ofrece la actual era de la globalización. La economía moderna exige que se potencien las aptitudes creativas básicas de toda la población y en especial aquellas que permitan a la ciudadanía percibir los cambios como buenas oportunidades de progreso personal y social, y asimilar nuevas ideas que estimulen la innovación, así como la participación activa en una sociedad cada vez más diversa desde el punto de vista cultural, donde el saber y la información se erigen en sus principales puntos de apoyo.

Bajo este enfoque (fundado en el aprendizaje permanente) adquieren una singular importancia la educación y la formación como factores decisivos para incentivar las facultades creativas, el rendimiento de la innovación y la competitividad, es decir, para que funcione idóneamente el llamado triángulo del conocimiento, compuesto por la educación, la investigación y la innovación. El Programa comunitario de trabajo “Educación y Formación 2010”, así como los programas de acción comunitaria en materia de Aprendizaje Permanente (para el período 2007-2013) y de políticas específicas para la Juventud y otros ámbitos relacionados (cultura, comunicación, empresa, cohesión, desarrollo rural, investigación y sociedad de la información) favorecen el fructífero intercambio de experiencias y prácticas, además de permitir la profundización en conocimientos relativos a los diferentes modos de promocionar el espíritu creativo y la capacidad innovadora.

La designación de 2009 como Año Europeo de la Creatividad y la Innovación supone una forma eficaz de hacer frente a los retos planteados sobre tales materias en la Europa Comunitaria de principios del Tercer Milenio mediante la sensibilización de la opinión pública, la difusión de informaciones sobre buenas prácticas, el estímulo de la investigación y el fomento del debate político al respecto.

El fundamento jurídico de esta iniciativa impulsada por la Comisión Europea se halla en los antiguos artículos 149 y 150 del Tratado constitutivo de la Comunidad Europea, los cuales hoy han pasado a ser, respectivamente, los artículos 165 y 166 del mismo texto normativo, que ahora se denomina Tratado de Funcionamiento de la UE.

Conforme al primer precepto, la Unión contribuirá al desarrollo de una educación de calidad y a la potenciación de los aspectos europeos del deporte, mientras que, en virtud del segundo, promoverá, de igual manera, una política común de formación profesional que refuerce y complete las acciones de los Estados miembros.

Con arreglo al apartado 4 de ambos artículos, el Parlamento Europeo y el Consejo adoptarán medidas de fomento para la realización de los objetivos contemplados en tales preceptos. En este sentido, la declaración de 2009 como Año Europeo, que ha adoptado la forma de Decisión (la número 1350/2008/CE, de 16 de diciembre de 2008 [publicada en el Diario Oficial de la Unión Europea, Serie L, Número 348, de 24 de diciembre de 2008]) para garantizar la participación de la Autoridad Legislativa en dicha designación, es una clara medida de fomento, destinada a los Estados miembros, para preservar el enfoque del aprendizaje permanente.

Dicho enfoque ha sido respaldado previamente por la propia Estrategia de Lisboa y por declaraciones institucionales puntuales como la Comunicación de la Comisión, de 21 de noviembre de 2001, titulada “Hacer realidad un espacio europeo del aprendizaje permanente”, la Resolución del Consejo, de 27 de junio de 2002, sobre la educación permanente o la Recomendación 2006/962/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de diciembre de 2006, sobre las competencias clave para el aprendizaje permanente.

II. Objetivos y medidas

Bajo el lema “Imaginar. Crear. Innovar.”, el objetivo general del nuevo Año Comunitario consistirá en respaldar los esfuerzos de los Estados miembros de la UE (y del Espacio Económico Europeo o EEE) para promover la creatividad a través del aprendizaje permanente. En otras palabras, el fin último del Año Europeo 2009 será promocionar la creatividad para todos, entendida no sólo como motor de la innovación, sino también como factor clave para el desarrollo de las competencias personales, laborales, empresariales y sociales de todos los individuos en la sociedad, así como de su bienestar.

De modo más concreto, el logro de este genérico objetivo hará necesario resaltar y potenciar determinados factores que pueden contribuir decisivamente a la promoción de la creatividad y la capacidad innovadora. Tales factores funcionarán como finalidades específicas del Año, pudiendo destacarse, entre ellas, las siguientes:

  • Facilitar un entorno favorable a la innovación, la flexibilidad y la adaptabilidad en un mundo que cambia con rapidez, teniendo en cuenta todas las formas de innovación, incluida la innovación social y empresarial.

  • Aumentar la sensibilización sobre la importancia de la creatividad, la innovación y el espíritu empresarial, tanto para el desarrollo personal de cada individuo como para el crecimiento económico y el empleo en general, y alentar la mentalidad empresarial, especialmente entre los jóvenes, a través de la cooperación con el mundo de la empresa.

  • Fomentar la educación de las capacidades matemáticas, científicas y tecnológicas básicas y avanzadas que resulten propicias para la innovación tecnológica.

  • Impulsar la apertura al cambio, la creatividad y la resolución de problemas como competencias favorables a la innovación y transferibles a diversos contextos profesionales y sociales.

  • Sensibilizar a las personas sobre la trascendencia de la creatividad, el conocimiento y la flexibilidad para una vida próspera y plena en una era dominada por los constantes avances tecnológicos y la integración global; y proporcionar los recursos y medios precisos para que la gente pueda mejorar sus oportunidades laborales en todos aquellos ámbitos en los que la creatividad y la innovación desempeñen un papel importante.

  • Promover el diseño como una actividad creativa que contribuye significativamente a la innovación, así como las actitudes de gestión de la innovación y el diseño, incluyendo nociones esenciales sobre la protección de la propiedad intelectual.

  • Desarrollar la creatividad y la capacidad de innovación en las organizaciones privadas y públicas mediante la formación, y animarlas para que hagan un mejor uso de las capacidades creativas tanto de sus empleados como de sus clientes o usuarios.

Interesa poner de manifiesto que los objetivos descritos no podrán ser alcanzados de manera satisfactoria por la sola acción de los Estados miembros: hará falta que dichas actuaciones internas se beneficien de la dimensión comunitaria del intercambio de experiencias y buenas prácticas entre todos los países socios de la “Eurozona”, orientada a promover las competencias básicas en el ámbito específico de la creatividad y la innovación, además de contar con la implicación de las principales instituciones de la UE.

Desde esta perspectiva, las metas del Año 2009 se podrán lograr mejor por medio de la intervención de la Comunidad, ya que los años europeos han sido especialmente diseñados para afrontar los desafíos comunes de la actual Europa de los Veintisiete con una masa crítica derivada de combinar sensibilización pública y fomento del debate político.

Por esta razón, y al igual que ha sucedido en los años europeos precedentes, se pondrá en marcha una batería de medidas tanto de ámbito general comunitario, como de ámbito interno de cada Estado miembro (medidas de ámbito nacional, regional y local), relacionadas con la temática del Año para alcanzar sus objetivos específicos: conferencias, eventos e iniciativas para promover el debate y conseguir una mayor sensibilización sobre la trascendencia de la creatividad y la capacidad de innovación; campañas de información para divulgar los mensajes clave; identificación de ejemplos de buenas prácticas y difusión de información promocional; así como encuestas y estudios de ámbito comunitario o estatal.

Junto a las actividades que cofinancie la Comunidad Europea, tanto la Comisión como los Estados miembros podrán identificar otras actividades dirigidas a la realización de los objetivos del Año 2009 y permitir que se mencione el mismo para impulsar tales actividades, en la medida en que éstas favorezcan la consecución de los mencionados objetivos.

Para asegurarse de que las actividades organizadas durante el Año se ajusten a las demandas, necesidades y circunstancias concretas de todos Estados miembros, y de que se consiga el máximo impacto posible de las lecciones aprendidas a escala comunitaria, cada Estado designará a un coordinador nacional responsable de organizar su participación en el Año. Su principal cometido consistirá en garantizar la coordinación a escala interna de las actividades que se celebren al efecto en el territorio de su Estado.

Igualmente, se prevé una coordinación de ámbito comunitario, en la que la Comisión Europea jugará un papel relevante, dado que será la encargada de organizar las reuniones de los distintos coordinadores nacionales, con el propósito de coordinar la aplicación del Año y de favorecer el intercambio de información sobre el grado de aplicabilidad del mismo en cada Estado miembro. La idea subyacente aquí es que en el marco de tales reuniones surja un grupo director, en el que se integrarán los representantes de los coordinadores nacionales, que gestionará la coordinación de las actividades del Año en el ámbito de la UE y del EEE.

En cuanto a su financiación, la iniciativa del Año Europeo 2009 está basada en programas comunitarios específicos ya existentes y no conllevará exigencias de gestión desproporcionadas para las administraciones públicas que se involucren en su aplicación. Por lo tanto, no requerirá una dotación presupuestaria excepcional ad hoc: la flexibilidad para determinar prioridades tanto en el Programa de Aprendizaje Permanente 2007-2013, como en otros programas proporcionará el margen financiero suficiente para sufragar la campaña de sensibilización con la temática del Año, de forma similar a años europeos anteriores.

Así pues, la cofinanciación a escala comunitaria se efectuará de acuerdo con las prioridades y normas aplicables a los programas comunitarios vigentes, en particular en el ámbito de la educación y la formación. Todo ello, sin perjuicio del apoyo económico adicional que los programas y las políticas de otros ámbitos (como los de cultura, comunicación, empresa, etcétera) puedan prestar al Año Europeo 2009.

III. Consideraciones finales

La designación de 2009 como el Año Europeo dedicado a fomentar y apoyar la creatividad y la innovación brindará la gran oportunidad de concienciar a la opinión pública sobre la importancia de las capacidades de crear e innovar para el desarrollo personal de los ciudadanos comunitarios y de la sociedad europea como comunidad humana basada en el conocimiento. Además, servirá para dar a conocer los resultados cosechados por los programas existentes: en concreto, contribuirá a reforzar el impacto del programa de trabajo Educación y Formación 2010 y a generar una sinergia y una masa crítica de actividades (comunitarias, nacionales, regionales y locales) orientadas a desenvolver aptitudes que guarden relación con el espíritu creativo y el esfuerzo innovador.

Así mismo, aprovechará los efectos y consecuencias derivados del Año Europeo del Diálogo Intercultural 2008, toda vez que uno de los objetivos específicos del nuevo año será hacer hincapié en la apertura a la diversidad cultural como medio de favorecer la comunicación intercultural y establecer unos vínculos más estrechos entre las artes y las escuelas y universidades. A este respecto, resulta interesante destacar que la conexión entre las temáticas de diferentes Años Europeos fortalecerá el propósito de que estas actividades tengan repercusiones a medio y largo plazo.

Por lo demás, se prevé que el Año Europeo 2009 (que ya dispone de su propio sitio web: www.create2009.europa.eu) tenga un impacto, al menos, tan significativo como anteriores iniciativas del mismo tipo en materia de educación, tales como el Año Europeo de la Educación y de la Formación Permanentes 1996 y el Año Europeo de la Educación por el Deporte 2004. La incidencia del nuevo año comunitario sobre la competitividad, los conocimientos y las aptitudes en el contexto de la Estrategia de Lisboa podría facilitar la creación de un entorno en el que las partes interesadas sean más receptivas a los resultados que genere.

Alfredo Romero Gallardo.
Fundación para o Fomento da Calidade Industrial e o Desenvolvemento Tecnolóxico de Galicia (Consellería de Innovación e Industria. Xunta de Galicia).

Te recomendamos