Noticias JurídicasOrigen http://noticias.juridicas.com

Noticias de actualidad | Actualidad
24/08/2016 17:42:52 | Redacción - NJ | Lesiones

La aplicación de 'puntos de aproximación' equivale al 'tratamiento médico' que permite calificar un hecho como delito de lesiones

(Actualizada el 25/08/2016)

          Foto: 3M

El Tribunal Supremo considera que la cura de las heridas causadas por una agresión, con empleo de puntos de aproximación con esparadrapo o “steri trip,” constituye un "tratamiento médico-quirúrgico" y no una “primera asistencia”, ya que se trata de una técnica "muy similar" a la sutura.

Por ello, dados unos hechos de este tipo sucedidos en junio de 2011, el Alto Tribunal entiende que se está ante un delito de lesiones del antiguo art. 147.1 CP (según redacción vigente a la fecha de los hechos, más favorable que la dada por Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo) y condena al acusado a una pena de prisión de un año y dos meses.

Así lo ha establecido la Sala de lo Penal del TS en su sentencia 519/2016, de 15 de junio de 2016 (ponente señor Sánchez Melgar).

¿”Primera asistencia” o “tratamiento médico-quirúrgico”?

Según los hechos declarados probados, las lesiones causadas por el autor de los hechos en el cuello, hombro izquierdo y quinto dedo de la mano derecha de la víctima, con un cuchillo, requirieron para su sanación, «cura tópica y aplicación de steri-strips».

En su calificación de los hechos, la sentencia de instancia consideró que la técnica citada de aproximación de los bordes de la herida producida, conocida por el nombre comercial de "steri-strip", no constituye el “tratamiento médico ni quirúrgico” a que se refería el anterior art. 147 CP, por lo que calificó los hechos como una falta de lesiones del 617.1 CP, en la redacción entonces vigente.

En su recurso de casación el Ministerio Fiscal planteó que el empleo de "steri-strips" o puntos de aproximación con cinta autoadhesiva, desborda el concepto de “primera asistencia” e integra el de “tratamiento médico-quirúrgico” que determinaría la calificación como delito de lesiones, y no simple falta de lesiones.

Consideración como procedimiento equivalente a los puntos de sutura

Y a este respecto el TS, en el FD Segundo de su sentencia comienza señalando que “Aunque nuestra jurisprudencia no ha sido en el pasado uniforme, en el tiempo actual puede detectarse una tendencia hacia la consideración de tales puntos de aproximación como tratamiento médico o quirúrgico.

Así lo afirmaba ya inicialmente, la STS 1441/1999 y seguidamente la STS 1481/2001 de 17 de julio, nos enseña que el uso de esparadrapo para mantener unidos los bordes de la herida es un procedimiento equivalente y sustitutivo de los tradicionales puntos de aproximación, y así es porque lo empleado no fue un simple apósito para preservar a la herida del contacto con el aire u otros agentes externos, sino un medio técnico de fijación (esparadrapo de sutura), menos cruento en su aplicación, pero de efecto equivalente al cosido y, como éste, necesario para procurar la correcta cicatrización.”

Por ello, prosigue, la jurisprudencia (SSTS 1170/2010, de 26 de noviembre;  1481/2001, de 17 de julio; 546/2014, de 9 de julio y 389/2014, de 12 de mayo), ha considerado que lo realizado en estos casos “fue un acto médico que, inmediato a la producción de la herida, no se agotó en sí mismo --como sucedería en el caso de la "primera asistencia"-- sino que prolongó sus efectos de manera estable a lo largo de un periodo de tiempo: el necesario para producir la regeneración y soldadura de los tejidos dañados por un corte”.

La Sala añade que “uno de los argumentos reiterados, a favor de la existencia de tratamiento médico-quirúrgico en estas ocasiones, es que si la aproximación de los bordes de una herida para favorecer la soldadura de los tejidos es una operación susceptible de realizarse en un solo acto, lo que cura realmente es la permanencia del cosido ejerciendo esa acción a lo largo de cierto tiempo, de manera que la intervención facultativa mantiene su actividad terapéutica durante todo ese periodo, en el que lesión resulta tratada quirúrgicamente, aun cuando deba hablarse de cirugía menor (STS 321/2008, de 6 de junio ). Y tal criterio de proyección de la actividad terapéutica durante la permanencia de las grapas (aún en el supuesto de que no requieran ser retiradas ulteriormente) o de los adhesivos de aproximación, confirma la existencia de tratamiento más allá de la de primera asistencia; muy especialmente cuando además de procurar la soldadura de los tejidos, tratan de minimizar la cicatriz” (STS 389/2014 de 12 de mayo).

En definitiva, concluye la sentencia “se trata de una técnica similar a la sutura, pero menos cruenta en su aplicación, pero idéntica en su potencialidad terapéutica, que consiste en la aproximación duradera de los bordes de una herida con objeto de facilitar su curación y cicatrización” y “Por tanto la colocación de los puntos steri-strip, supone tratamiento médico al existir un inicial pegamento tisular y posterior cura local.”

En consecuencia, “dados los hechos probados, y la necesidad de la utilización de tal técnica para la curación de las heridas de la víctima, el motivo deberá ser estimado, y la incardinación de las lesiones producidas como delito y no como falta.”


Te recomendamos


Actividad en Facebook