Noticias JurídicasOrigen http://noticias.juridicas.com

Noticias de actualidad | Actualidad
08/11/2016 15:57:34 | Redacción - NJ | Abogacía

Los bufetes buscan gente 'normal', 'apasionada' y 'que se quiera divertir'

Almudena Vigil. Las salidas profesionales son la principal preocupación para los estudiantes que están a punto de incorporarse al mercado laboral. En una carrera como la de Derecho, las opciones son muy variadas: desde opositar a diversas profesiones jurídicas, hasta montar tu propio despacho, pasando por puestos en firmas de diverso tamaño o en consultoras internacionales.

Pero, ¿qué es lo que se le pide a estos nuevos profesionales? Que sean “normales”, “apasionados” y “que se quieran divertir”. Esas son algunas de las cualidades que dejaron caer los ponentes que participaron en la mesa redonda sobre ‘Salidas profesionales: ¿qué opciones se abren al recién licenciado en Derecho?’, moderada por José Antonio Carazo, director de la revista Capital Humano, en el marco del acto de entrega del Primer Premio Noticias Jurídicas para Trabajos de Fin de Grado.

La visión del opositor la aportó el magistrado Ignacio Acón, presidente de la Comisión de Selección de Personal de la Administración de Justicia, que animó a los estudiantes que optan por esta vía a entender que si no logran superar la prueba “no es el fin del mundo”. A la hora de elegir entre una oposición u otra, destacó que lo esencial para cualquiera de ellas es tener “una vocación de servicio público, ya seas notario o magistrado”, y resulta “fundamental” informarse bien antes y, a ser posible, poder contactar con algún profesional  de la carrera a la que se quiera acceder, para que explique de primera mano en qué consiste ese trabajo y lo que implica. Y añadió que otro factor a tener en cuenta son las circunstancias familiares y personales porque es una apuesta a largo plazo.

‘Quiero cambiar de vida’

Pablo Gutiérrez-Jodra ofreció la visión de un despacho innovador, como lo está siendo Ontier, que acaba de cerrar una campaña de captación de talento para la firma bajo el eslogan ‘Quiero cambiar de vida’, con la que buscaban atraer a candidatos cualificados y con experiencia profesional dispuestos a cambiar de residencia y vivir una experiencia internacional.

“Nosotros no somos un despacho, somos una empresa que presta servicios de asesoría jurídica, y en las empresas es imprescindible el área de gestión”, explicó Gutiérrez-Jodra, director de Recursos Humanos y Office Manager del despacho, poniendo de manifiesto cómo está cambiando la visión de las firmas y también su estructura y organización interna, lo que incluye la política de contratación de personal, que no se limita a la incorporación de profesionales que ejerzan la abogacía. En este sentido, animó a los nuevos licenciados que sientan la vocación de abogado a acercarse al bufete, en el que también hay espacio para quienes no tengan esa vocación por la profesión y se sientan más cómodos en áreas de gestión.

Por su parte, Isabel López-Bustamante, socia de Deloitte Legal, hizo hincapié en que en la firma que ella representa se mezclan el carácter multidisciplinario y la especialización de los profesionales. “Los clientes llegan con problemas que tienen que ser analizados desde muchos puntos de vista”, apuntó. Y explicó que la especialización no sólo debe ser en cuanto al área jurídica que se aborda, sino también respecto al sector en el que opera el cliente, por lo que animó a los jóvenes abogados a estar atentos a todo lo que sucede en el mundo y “leer el periódico”. También incidió en que los problemas que se estudian hoy en día son con frecuencia globales, por lo que el inglés es totalmente imprescindible. E hizo alusión, asimismo, a la importancia del manejo de la tecnología, “que es el futuro”. Finalmente, subrayó que es esencial “conocerse bien a uno mismo para elegir dónde empezar la carrera profesional”. Y aunque el curriculum es importante, López-Bustamante afirmó que lo que se busca es, sobre todo, “una persona normal, que sepa relacionarse, algo que puede ser más importante que muchas otras cosas”.

El abogado emprendedor

Pablo Fernández-Burgueño fue el encargado de ofrecer la visión del abogado emprendedor. Explicó cómo después de pasar por varios trabajos, en 2008 decidió dar el salto y montar su propio despacho, Abanlex, junto a otros dos socios. “Lo hice después de darme cuenta de qué era lo que realmente me apasionaba. Era la innovación, y en el despacho nos dedicamos a hacer innovación jurídica”, explicó el socio de este despacho capaz de ganar a Google la batalla por el derecho al olvido en Internet. En su intervención habló de tecnología y su vinculación con el Derecho, de innovación, pero también de “pasárselo bien”, algo que tratan de hacer en su firma. Eso sí, aunque considera clave “divertirse” en el trabajo, también mencionó la palabra “sacrificio” y habló del esfuerzo que implica sacar tu propia firma adelante: “Es querer quedarte a trabajar todos los fines de semana y todas las tardes y saber que van a pasar los primeros años sin dinero prácticamente y sin vida personal”. A lo que Ignacio Acón respondió que “en eso se parece un poco a una oposición”.

Fernández-Burgueño destacó que cuando incorporan a un profesional a la firma, lo que buscan es “gente que sea buena profesionalmente y también como persona”. También dijo que buscan perfiles “que no haga sólo lo que se les pide o encarga, sino que vaya un paso más allá, que haga cosas por iniciativa propia”. Cuando contratan a alguien le llevan a un despacho y le preguntan qué les gusta hacer que no tenga nada que ver con el Derecho (por ejemplo, la moda) porque creen que las personas se sienten más cómodas y se divertirán más trabajando en lo que les gusta (Derecho vinculado al mundo de la moda, en este ejemplo) y los clientes estarán más satisfechos con abogados que conozcan perfectamente su industria.

Lo que te diferencia del resto

Desde otro punto de vista, Jordi Estalella, consultor y socio de +MoreThanLaw, habló directamente de “pasión”. Explicó que quienes tengan una vocación clara, deben seguirla porque eso les ayudará y motivará en ese camino, pero los que no tengan claro lo que quieren deben preguntarse qué es lo que hacen bien y qué es lo que les distingue del resto. “Trabajad sobre ello, pulid ese don porque eso es lo que os va a diferenciar del resto”, insistió, y recordó que ahora mismo son necesarias nuevas habilidades en los servicios jurídicos.

Estalella recomendó dedicar más tiempo a reforzar los puntos fuertes que tenga cada uno que a tratar de mejorar los débiles, lo que probablemente requerirá más esfuerzo y, sin embargo, brillará menos.

Y de cara a los clientes, recomendó a los jóvenes, hacer que se sientan importantes con el servicio que se les presta y tener presente que muchas veces lo fundamental para ellos es lo que para los profesionales del Derecho puede parecer secundario. “A veces los abogados se centran en lo jurídico y se olvidan de lo que es esencial para el cliente”, subrayó.


Te recomendamos

Actividad en Facebook