Noticias JurídicasOrigen https://noticias.juridicas.com

Contenido Patrocinado
11/06/2021 08:59:58 . 4 minutos

¿Es obligatorio tener contratado un seguro de hogar?

Esta es la pregunta que todo propietario se hace en el momento de la compra o alquiler de una nueva vivienda. La normativa española no establece ninguna obligatoriedad de contratación. Excepto en un caso: siempre que se suscriba una hipoteca sobre la vivienda con una entidad bancaria, pues si se trata de un préstamo personal también se está exento. Ahora bien, disponer de él aporta tranquilidad al contar con un respaldo si ocurre un accidente o se es víctima de robo, entre otros siniestros

¿Es obligatorio contratar un seguro de hogar? Esta es la pregunta que todo propietario se hace en el momento de la compra o alquiler de una nueva vivienda. La normativa española no establece ninguna obligatoriedad de contratación. Excepto en un caso: siempre que se suscriba una hipoteca sobre la vivienda con una entidad bancaria, pues si se trata de un préstamo personal también se está exento. Ahora bien, disponer de él aporta tranquilidad al contar con un respaldo si ocurre un accidente o se es víctima de robo, entre otros siniestros.

Coberturas básicas de un seguro de hogar

Actualmente existe un amplio número de empresas aseguradoras con las que consultar opciones, tipos, costes y coberturas que ofrecen. Es aconsejable contrastar y confirmar las coberturas mínimas o básicas al contratar un seguro para tu casa, como el Seguro de Responsabilidad Civil, cobertura de incendio, daños por agua, o robo, los siniestros más comunes en relación a una vivienda.

Las coberturas mínimas, junto con el valor asociado a ellas, son puntos claves en cualquier contratación de un seguro de hogar. Si no se aclaran las cantidades que cubre la póliza, en caso de activación por siniestro se pueden generar incompatibilidades evitables.

Un seguro de hogar para vivienda debe proteger el continente, esto es, la parte estructural de la vivienda desde los techos a las instalaciones.

Junto al continente, el contenido, o lo que es lo mismo, los bienes que forman parte de la vivienda: muebles, electrodomésticos, joyas, e incluso dinero en efectivo si está en el interior en el momento del siniestro. 

En cuanto a la Responsabilidad Civil Obligatoria, suele cubrir únicamente los daños que provoca el tomador a terceros. En los últimos años, ante la realidad social dominante, al contratar un seguro para tu casa encontrarán que la póliza tiene en cuenta a los animales en este apartado. 

Existen otras dos coberturas básicas en un seguro de hogar: protección ante un robo, cláusula por la cual ante la sustracción de cualquier bien existente en la relación del contenido de la vivienda, el asegurado recibe una indemnización por el valor de lo robado o el máximo establecido en el documento; incendios y daños provocados por el agua (inundaciones, filtraciones, goteras, entre otros). 

Reclamación judicial 

Un elemento importante en la póliza del seguro de hogar es la cobertura de reclamación de daños, que garantiza al tomador que en caso se siniestro, es la empresa aseguradora la que lleva a cabo las reclamaciones, amistosas o judiciales, por los daños sufridos por terceros; también representa al causante si es el asegurado respecto de terceros.

Consecuencias de no tener seguro de hogar

El mayor riesgo para un propietario que, ya sea por los precios, por desinformación o por decisión propia no cuenta con un seguro para hogar tiene que ver precisamente con la probabilidad de accidente casero o siniestro ajeno al control humano. Sin esta póliza, el propietario asume todos los costes de reparación en la vivienda y en las de aquellos a los que pueda haber afectado. 

Cómo actuar en caso de siniestro

Ante cualquier tipo de accidente o situación de peligro, lo más importante es mantener la calma y evitar el pánico. A partir de ahí se ha de seguir un protocolo de gestión de siniestros. 

El primer paso implica notificar a la entidad aseguradora que se ha sufrido un accidente. Al contratar un seguro de hogar para tu vivienda, una de las cláusulas indica qué periodo de tiempo da al propietario víctima del suceso para este reporte. 

Cumplido el anterior trámite obligatorio, el asegurado puede desplegar el resto de acciones requeridas. Así, ha de hacer todo lo posible a su alcance para disminuir, si es posible y sin riesgo para la vida, las consecuencias que provoque.

En este punto, los contratos de seguros no suelen detallar qué se entiende por responsabilidad cumplida o irresponsabilidad manifiesta. 

Otro de los hitos a cumplir es revelar a los perjudicados o causantes del siniestro de que se cuenta con seguro de hogar. 

Por otra parte, se considera obligación del asegurado notificar a la compañía sobre cualquier recuperación que se produzca en los bienes incluidos en la relación de propiedades de la póliza.  

En último término, aunque de gran importancia, se ha de colaborar en todo lo posible con la aseguradora a fin de facilitar la resolución de la incidencia. 

Todas estas pautas deben ser definidas al contratar un seguro de hogar para tu vivienda. Toda vez que la asegurada abre expediente, realiza un primer informe sobre los costes, origen y responsabilidad que cubre. Para ello puede utilizar bien los recursos internos o un perito externo. 

La resolución del expediente implica que la aseguradora emita un veredicto de aprobado o rechazo. Ante el primero, el asegurado recibe la correspondiente indemnización; en el segundo supuesto, será el usuario el que deba responsabilizarse de todos los gastos consecuencia del siniestro.

Al contratar un seguro para tu casa, lo primordial es conocer a fondo el alcance pleno de la póliza suscrita, con las coberturas incluidas y las que no a fin de evitar confusiones y malos entendidos. 
 

Te recomendamos