Noticias Jurídicas


Busca en Noticias Juridicas

Real Decreto Legislativo 1/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Catastro Inmobiliario.

Sumario

La Ley 48/2002, de 23 de diciembre, del Catastro Inmobiliario, en su disposicin final segunda, autoriza al Gobierno para refundir en el plazo mximo de 15 meses y en un solo texto las disposiciones vigentes reguladoras del Catastro Inmobiliario, comprendidas su regularizacin, aclaracin y armonizacin.

Tal y como apunta la propia exposicin de motivos de la ley citada, la historia del Catastro en Espaa discurre pareja al nacimiento y evolucin del Estado moderno, y sus momentos de mayor o menor significacin han sido, generalmente, un reflejo de las situaciones por las que ha atravesado la Hacienda pblica. De forma paralela, las normas que regulan el Catastro fueron sucedindose en el tiempo hasta llegar, el 23 de marzo de 1906, a la promulgacin de la Ley que establece el Catastro Topogrfico Parcelario, norma ms antigua de las que ahora son objeto de refundicin y ltimo texto autnomo de este rango que regul la institucin, cuyos principios rectores, dado que el origen y principal uso del Catastro en nuestro pas es, sin duda alguna, el tributario, han permanecido desde entonces unidos a las leyes reguladoras de diversas figuras tributarias.

Sin embargo, junto a esta finalidad tributaria, las dos ltimas dcadas han sido testigos de una evolucin en la que el Catastro Inmobiliario se ha convertido en una gran infraestructura de informacin territorial disponible para todas las Administraciones pblicas, fedatarios, empresas y ciudadanos en general, puesta ante todo al servicio de los principios de generalidad y justicia tributaria, pero capacitada tambin para facilitar la asignacin equitativa de los recursos pblicos; en los comienzos de un nuevo siglo, es ya sin duda notable la colaboracin del Catastro en la aplicacin material de tales principios constitucionales, como lo prueba su utilizacin generalizada para la gestin o el control de subvenciones nacionales o comunitarias, o la paulatina incorporacin de la informacin grfica y de la identificacin catastral de las fincas tanto a las actuaciones notariales como al Registro de la Propiedad.

Ahora bien, la utilizacin mltiple de la informacin catastral no desvirta la naturaleza tributaria de la institucin, sino que la preserva al servir aqulla como elemento de referencia para la gestin de diversas figuras tributarias de los tres niveles territoriales de la Hacienda pblica y as lo ha reconocido expresamente el Tribunal Constitucional en su Sentencia 233/1999, de 16 de diciembre, en la que refleja que la organizacin del Catastro, justamente por tratarse de una institucin comn e indispensable para la gestin de alguno de los impuestos estatales ms relevantes, es una competencia que ha de incardinarse, sin lugar a dudas, en la de Hacienda general del artculo 149.1.14. de la Constitucin Espaola, correspondiendo, por tanto, de manera exclusiva al Estado. Es en esta justificacin donde se apoya la adscripcin legal del Catastro al Ministerio de Hacienda y su atribucin como competencia exclusiva del Estado y, por derivacin de ello, la competencia de los tribunales econmicos-administrativos del Estado para la revisin de los actos resultantes de los procedimientos catastrales.

Los tres lustros transcurridos desde la publicacin de la Ley 39/1988, de 28 de diciembre, reguladora de las Haciendas Locales, ltima que, a su vez, disciplinaba tambin el Catastro, hasta la promulgacin de la Ley 48/2002, de 23 de diciembre, que lo regula de manera exclusiva y especfica, han visto tambin crecer la importancia de coordinar y unificar todas las tareas relacionadas con la elaboracin y el mantenimiento actualizado de la base de datos que constituye su principal activo. En este contexto, han sido numerosas las disposiciones de diverso rango que han modificado o completado la normativa inicialmente contenida en la primera de las leyes citadas. La Ley 51/2002, de 27 de diciembre, de reforma de la Ley 39/1988, de 28 de diciembre, reguladora de las Haciendas Locales, y la Ley 48/2002, de 23 de diciembre, del Catastro Inmobiliario, incorporaron, en lo sustancial, el contenido de las modificaciones introducidas por la Ley 53/1997, de 27 de noviembre, por la que se modifica parcialmente la propia Ley 39/1988, de 28 de diciembre, y se establece una reduccin en la base imponible del Impuesto sobre Bienes Inmuebles, y por las Leyes 42/1994, de 30 de diciembre, 55/1999, de 29 de diciembre, y 14/2000, de 29 de diciembre, todas de medidas fiscales, administrativas y del orden social, as como parte del contenido de las Leyes 13/1996, de 30 de diciembre, y 50/1998, de 30 de diciembre, ambas tambin de medidas fiscales, administrativas y del orden social.

En ejercicio de la autorizacin concedida, se refunden ahora las disposiciones vigentes reguladoras del Catastro Inmobiliario y, especialmente, la normativa sobre la materia contenida en la Ley 48/2002, de 23 de diciembre, as como en la Ley de 23 de marzo de 1906, que establece el Catastro Topogrfico Parcelario; la Ley 7/1986, de 24 de enero, de Ordenacin de la Cartografa; la Ley 39/1988, de 28 de diciembre, reguladora de las Haciendas Locales; la Ley 13/1996, de 30 de diciembre, de medidas fiscales, administrativas y del orden social, y la Ley 24/2001, de 27 de diciembre, de medidas fiscales, administrativas y del orden social.

II

Parte sustancial del texto refundido lo constituye por tanto, como es lgico, el contenido de la Ley 48/2002, de 23 de diciembre, cuyos preceptos, con el necesario grado de desarrollo y sistematizacin, configuran parte del ttulo preliminar, as como la casi totalidad de los ttulos I, II y VIII y buena parte del ttulo IV. La Ley 48/2002, de 23 de diciembre, del Catastro Inmobiliario, haba recogido, en trminos generales, el ncleo de la normativa anterior, procurando, por una parte, sistematizarla y enriquecerla a la luz de la experiencia adquirida y, por otra, acomodarla al marco bsico y comn que regula los procedimientos administrativos. Dicha ley tuvo especialmente en cuenta, adems, y sin perjuicio de la competencia estatal, las aspiraciones de los ayuntamientos en orden a desempear un mayor protagonismo en la gestin del Catastro, extendiendo el mbito de la colaboracin municipal a nuevos aspectos que deben redundar en mejoras sustanciales tanto para ambas esferas de la Administracin como para los ciudadanos.

El texto refundido recibe as de la Ley 48/2002, de 23 de diciembre, del Catastro Inmobiliario, ante todo, una definicin objetiva del Catastro como lo que realmente es, un registro administrativo puesto al servicio de los principios constitucionales ya citados y, por ende, del conjunto de las Administraciones pblicas, fedatarios y ciudadanos, todo ello sin perjuicio de la competencia y funciones atribuidas al Registro de la Propiedad, nico que tiene efectos de fe pblica respecto de la titularidad y derechos reales sobre bienes inmuebles. No debe pasar desapercibido, por otra parte, el esfuerzo realizado para configurar de manera precisa los conceptos catastrales de bien inmueble y de titular, ambas piezas fundamentales de la institucin y, por consecuencia, del Impuesto sobre Bienes Inmuebles, y por ofrecer, respecto de tal titular, una regulacin de su posicin ante la Administracin que puede calificarse de autnticamente estatutaria. El texto refundido mantiene as mismo la novedosa regulacin de los procedimientos de incorporacin de los bienes inmuebles al Catastro Inmobiliario, erigida en piedra angular de la nueva normativa, con eficacia inmediata, en particular, en el sistema tributario local. Estos procedimientos se caracterizan tanto por su adecuacin a la normativa general contenida en las Leyes General Tributaria y de Rgimen Jurdico de las Administraciones Pblicas y del Procedimiento Administrativo Comn, como por el establecimiento de modalidades simplificadas o abreviadas, en buena medida basadas en la colaboracin municipal, con el objetivo claro de facilitar a los interesados el cumplimiento de sus obligaciones. Muestra de ello son los denominados procedimientos de incorporacin mediante comunicaciones establecidos por la Ley 48/2002, de 23 de diciembre, del Catastro Inmobiliario, que ampli la lnea emprendida por la Ley 13/1996, de 30 de diciembre, que posibilitaba la actualizacin de las titularidades catastrales mediante la cooperacin de las notaras y de los registros de la propiedad, y que en el texto refundido reciben un completo tratamiento. Del mismo modo, se permite rectificar de oficio, en determinados supuestos, la informacin catastral, prestndose igualmente la necesaria atencin a cuestiones como la efectividad de los diversos actos de gestin catastral y su rgimen de notificacin.

Aportacin tambin notable de la Ley 48/2002, de 23 de diciembre, es la precisa y sistemtica regulacin del valor catastral, concepto sobre el que en la anterior normativa recaa el principal acento y que ahora, aun manteniendo su singular importancia, pasa a integrarse en el ms amplio de la descripcin catastral. Manteniendo en lo esencial los aspectos ms arraigados, las innovaciones de la Ley 48/2002, de 23 de diciembre, del Catastro Inmobiliario, se dirigieron, tambin aqu, a sistematizar y simplificar los distintos mecanismos necesarios para la determinacin de los valores y a reforzar el principio de legalidad y consagrar el de moderacin en su configuracin. Otros aspectos que fueron objeto de atencin y regulacin en la ley refundida son la referencia catastral, la actualizacin de valores por grupos de municipios atendiendo a su homogeneidad inmobiliaria, el deber de colaboracin y el rgimen sancionador.

III

En cumplimiento del mandato legal, el texto refundido recoge tambin especficamente la normativa sobre la materia catastral contenida en la Ley de 23 de marzo de 1906, que establece el Catastro Topogrfico Parcelario. De esta norma se han incorporado tradicionales conceptos en materia de cartografa catastral, y se ha procurado, a pesar de la antigedad de la ley, respetar en lo posible su terminologa para dar virtualidad a la labor refundidora, introduciendo las adaptaciones mnimas necesarias para evitar discordancias con la terminologa actual.

Las normas catastrales contenidas en la Ley 13/1996, de 30 de diciembre, de medidas fiscales, administrativas y del orden social, configuran la prctica totalidad de los ttulos V y VII, dedicados, respectivamente, a la constancia documental de la referencia catastral y a la regulacin de las tasas catastrales. La refundicin ha permitido dotar a esta regulacin de la sustantividad que requiere y mejorar la articulacin de su contenido manteniendo, respecto a la constancia documental de la referencia catastral, los principios y objetivos que informaron la regulacin contenida en la Ley 13/1996, de 30 de diciembre: favorecer el cumplimiento de las obligaciones fiscales y evitar el fraude fiscal en el sector inmobiliario. Parte sustancial del ttulo VI, que regula el acceso a la informacin catastral, procede de la Ley 24/2001, de 27 de diciembre, de medidas fiscales, administrativas y del orden social. Los restantes aspectos de estas normas se han incorporado a otros varios artculos de la refundicin. Por lo que hace a la Ley 39/1988, de 28 de diciembre, reguladora de las Haciendas Locales, al haberse vaciado casi por completo su contenido catastral en la Ley 48/2002, de 23 de diciembre, tan solo ha quedado para ser refundido el contenido del apartado 1 de su disposicin transitoria segunda, en lo relativo a la determinacin del valor de los bienes inmuebles rsticos.

Otras normas, finalmente, que han nutrido el texto refundido, bien en una labor de refundicin directa, bien en uso de la facultad de regularizar, aclarar y armonizar, han sido las Leyes de 6 de agosto de 1932 y de 26 de septiembre de 1941; la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria; la Ley 7/1986, de 24 de enero, de Ordenacin de la Cartografa; la Ley 1/1998, de 26 de febrero, de Derechos y Garantas de los Contribuyentes; y la Ley 53/2002, de 30 de diciembre, de medidas fiscales, administrativas y del orden social.

En su virtud, a propuesta del Ministro de Hacienda, de acuerdo con el Consejo de Estado y previa deliberacin del Consejo de Ministros en su reunin del da 5 de marzo de 2004,

DISPONGO:

Artculo nico Aprobacin del texto refundido de la Ley del Catastro Inmobiliario

Se aprueba el texto refundido de la Ley del Catastro Inmobiliario que se inserta a continuacin.

Disposicin derogatoria nica Derogacin normativa

Quedan derogadas todas las disposiciones de igual o de inferior rango que se opongan a esta ley y, en particular, las siguientes:

  • a) La Ley de 23 de marzo de 1906, que establece el Catastro Topogrfico Parcelario.
  • b) El artculo 15 de la Ley de 26 de septiembre de 1941, por la que se dictan normas para la ordenacin de la contribucin.
  • c) El apartado 1 de la disposicin transitoria segunda de la Ley 39/1988, de 28 de diciembre, reguladora de las Haciendas Locales, en cuanto afecta a la determinacin del valor catastral de los bienes inmuebles rsticos.
  • d) El artculo 33; el artculo 50; el artculo 51; el artculo 52; el artculo 53, apartados 1, 3, 4 y 11; el artculo 54; el artculo 55; el artculo 56, y la disposicin transitoria octava de la Ley 13/1996, de 30 de diciembre, de medidas fiscales, administrativas y del orden social.
  • e) La disposicin final tercera de la Ley 66/1997, de 30 de diciembre, de medidas fiscales, administrativas y del orden social.
  • f) La disposicin adicional segunda de la Ley 6/1998, de 13 de abril, sobre Rgimen del Suelo y Valoraciones.
  • g) El artculo 31, la disposicin adicional segunda, la disposicin adicional tercera y la disposicin transitoria decimosptima de la Ley 24/2001, de 27 de diciembre, de medidas fiscales, administrativas y del orden social.
  • h) La Ley 48/2002, de 23 de diciembre, del Catastro Inmobiliario.
  • i) La disposicin adicional cuarta y la disposicin final primera de la Ley 53/2002, de 30 de diciembre, de medidas fiscales, administrativas y del orden social.

Disposicin final nica Entrada en vigor

El presente real decreto legislativo y el texto refundido que aprueba entrarn en vigor el da siguiente al de su publicacin en el Boletn Oficial del Estado.

Dado en Madrid,

a 5 de marzo de 2004.

JUAN CARLOS

R.

El Ministro de Hacienda,

CRISTBAL MONTORO ROMERO