Noticias JurídicasOrigen https://noticias.juridicas.com

Actualidad Noticias
21/01/2010 07:06:00 Parlamento Europeo UNIÓN EUROPEA 5 minutos

El PE acoge con interés el discurso de Zapatero, centrado en la crisis económica

El Presidente del Gobierno habló además del Tratado de Lisboa, las relaciones exteriores de la Unión Europea y los avances sociales, en su presentación de las prioridades de la actual Presidencia española de la UE.

Zapatero, que dedicó la mayor parte de su intervención a la política económica, comenzó su discurso enviando un mensaje de "solidaridad y compromiso de la UE y de sus instituciones" a las víctimas del terremoto de Haití, un país cuyo pueblo "se desgarra entre la muerte y la destrucción", según el presidente.

Tras destacar el "gran honor" que supone hablar en nombre de un país "europeísta, que ha vivido una transformación en gran medida por su incorporación hace 25 años a la Unión Europea", Zapatero adelantó que los próximos seis meses se caracterizarán por los cambios que supone responder a la crisis más aguda vivida en los últimos 80 años, por la puesta en marcha del Tratado de Lisboa, el impulso de las relaciones exteriores, la respuesta al fenómeno de la globalización y los cambios en la relación que la UE debe tener con los ciudadanos.

El Presidente también dio su agradecimiento al PP español por el apoyo a la Presidencia española de la UE, "un factor muy positivo que pone de manifiesto la voluntad común europeísta".

Crisis económica

El presidente Zapatero lamentó, en primer lugar, los 8 millones de desempleados, "muchos de ellos en España", que ha causado la crisis económica, y su efecto en las cuentas públicas, que nos lleva a tomar medidas urgentes". Opinó que "debemos seguir manteniendo estímulos fiscales hasta que la recuperación sea una realidad, y también respetar el Pacto de Estabilidad".

Para afrontar esta crisis, la Presidencia española de la UE tendrá cuatro prioridades en la agenda económica y en la estrategia 2020:

La primera será avanzar conjuntamente en la cooperación energética. Según Zapatero, en los últimos 10 años nuestra dependencia energética ha aumentado 9 puntos, lo que se traduce en 67.000 millones de euros que cada año la UE transfiere a otros países, lo mismo que se dedica a inversión publica en I+D+I. Por eso propuso crear un  "mercado común de la energía", que conlleve interconexiones energéticas y un marco regulador común que consolide ese mercado. Así se favorecerá también el desarrollo de las energías renovables.

Además, según Zapatero, habrá que invertir más en sociedad de la información y nuevas tecnologías, facilitando el comercio electrónico para a su vez crear empleo estable.

La tercera medida económica afecta al impulso de los vehículos eléctricos. "Si apostamos de manera integrada por el coche eléctricos contribuiremos a la lucha contra el cambio climático y a la innovación tecnológica", señaló el presidente español.

Por último, Zapatero propuso ahondar en la educación y el espacio de investigación europeo. "En los últimos 10 años no hemos avanzado en cuanto a universidades de excelencia en el ranking de las 100 mejores", señaló. "Tenemos que culminar el proceso de Bolonia y abrir expectativas a la universidad e investigación europeas, ya que es la gran palanca de futuro".

En respuesta al presidente del Grupo Popular Europeo, Joseph Daul, y sus reticencias al incremento del gasto público, Zapatero aclaró que es un "firme partidario del Pacto de Estabilidad y del equilibrio fiscal". Añadió que "el gasto público se ha incrementado porque la inversión privada se frenó, y parece razonable compensar ese frenazo con el estímulo público". También dijo que "hay que corregir los entornos que han favorecido la especulación ya sea financiera o inmobiliaria, como la que España ha padecido".

Respecto a las críticas a su propuesta de sanciones por incumplimiento de objetivos económicos y en respuesta al presidente del Grupo ALDE, Guy Verhofstadt, Zapatero señaló que "la UE aplica sanciones en muchos ámbitos y funcionan". "La UE debe tener claro que aquello que hemos hecho unidos ha dado buenos resultados, como el euro, el Pacto de Estabilidad o el mercado interior".

Al final de su intervención también se refirió a la "exigencia de desaparición de los paraísos fiscales". Para ello, dijo, la Presidencia española "será firme y exigente".

Tratado de Lisboa

Sobre el Tratado de Lisboa, Zapatero prometió que España será "leal y colaboradora" con las nuevas instituciones, que tendrán el valor que el Tratado establece. Destacó que "el Parlamento Europeo cada vez es más el centro político de la UE".

Relaciones exteriores

En cuanto a las relaciones exteriores, el presidente del Gobierno español recalcó que "vivimos tiempos de cambios", con una agenda de 6 meses determinante. En este semestre se dialogará con América, África, Asia, con todos los continentes a través de una intensa agenda de cumbres internacionales, en colaboración con otras instituciones.

Preguntado posteriormente sobre la situación en Oriente Próximo, Zapatero confió en que los próximos 6 meses se pueda "avanzar en un acuerdo". Dijo que la paz en esta zona es una condición necesaria para otras regiones, donde el terror se ha extendido por el fanatismo religioso. Recalcó que una condición fundamental es el reconocimiento del Estado palestino.

Sobre América Latina, "un continente con gran futuro y con una gran impronta europea", destacó que España "quiere avanzar en acuerdos comerciales".

Agenda social

El presidente recordó la importancia de la "iniciativa legislativa popular" que instaura el Tratado de Lisboa. También hizo hincapié en avanzar en la igualdad entre hombres y mujeres y, concretamente, en poner en marcha una orden europea de protección hacia las mujeres maltratadas, ya que a su juicio este tipo de violencia es "impropia e inasumible en una sociedad como la europea".

Según Zapatero, la cohesión social y la inclusión social frente a la pobreza "son aspectos irrenunciables de la Unión" de cara a la estrategia económica 2020. El presidente español propuso "renovar un gran pacto social en Europa entre empresas y trabajadores". "El diálogo social han hecho fuerte a Europa -señaló- y es una gran palanca para llevar a cabo nuestros objetivos".

En respuesta a una pregunta sobre la inmigración, Zapatero declaró que era "rotundamente falso que sea partidario de una inmigración masiva". "Soy partidario -dijo- de respetar los Derechos Humanos de todas las personas, vengan de donde vengan".

José Luis Rodríguez Zapatero reiteró, por último, el "agradecimiento de España a la UE, sobre todo "a los países que contribuyeron a nuestro desarrollo".Resaltó su compromiso con la Unión, "con una manera de vivir, de pensar y de sentir, de pensar en favor de la democracia, de los Derechos Humanos y de la paz, y de sentir que convivir y unir nuestros pueblos y nuestra historia nos ha permitido vivir en paz con nosotros mismos", concluyó Zapatero.

Te recomendamos