Ley Foral 35/2002, de 20 de diciembre, de Ordenación del Territorio y Urbanismo.