Real Decreto 1205/2011, de 26 de agosto, sobre la seguridad de los juguetes.